jueves, 26 de enero de 2017

La pesadilla Trump (1-...)

Realmente sucedió algo que no era esperado por muchos de nosotros. La elección de noviembre de 2016 resultó el principio de una pesadilla que no nos imaginábamos que el mundo volvería a vivir.

El 20 fue la gran fiesta. Hoy, 25, ya firmó la orden ejecutiva para que se construya el muro en la frontera de EE.UU. con México. Esta no es una idea nueva, pero fue una promesa de campaña. Dada la orden ejecutiva, prosigue el proyecto, que deberá tomar en cuenta adaptaciones según el terreno, etc.

Pero la maquinaria ya comenzó a funcionar.

Ya confirmó la prohibición del flujo de dinero hacia entidades de otros países que en alguna forma ayuden a las mujeres a abortar.

Ordenó que se baje todo lo que tenía que ver con cambio climático del sitio de la presidencia.

Hoy, día 25, podemos asegurar que va demasiado rápido.

Ya habló ayer de la orden ejecutiva para impedir el paso de personas que provienen de países supuestamente productores de terroristas. También ya está en camino la prohibición de que entren a los EE.UU. personas de afiliación a la religión musulmana.

Cada una de las cosas que prometió en campaña —que muchos pensamos que solo fueron para ganar ciertos votos— ¡las está cumpliendo con órdenes ejecutivas!

Y tiene el poder que le otorgan los patriotas; son personas que creen que los EE.UU., para ser grandes, deben ser explotadores de otros pueblos cuyas condiciones de debilidad lo permitan. Es el mismo criterio que se usó cuando la esclavitud fue un negocio.

El camino que habían seguido los Estados Unidos, aprendiendo un poco de las experiencias europeas, fue de respetar y de abstenerse de explotar sin escrúpulos —vaya, evitar tratar a los de países no poderosos como esclavos— a las poblaciones desamparadas.

El departamento de migración tiene la capacidad de hacerse al desentendido cuando el sujeto de persecución pertenece étnicamente a grupos humanos con cierto tinte en la piel, cierto tipo de ojos o color de pelo. Si los rasgos corporales del individuo son parecidos a los que descienden de los pueblos autóctonos de América —como aztecas, mayas, olmecas, tehotihuacanos, incas, quechúas, etc.— entonces el empleado del servicio de inmigración y naturalización pondrá más atención.

Todos sabemos que muchos empleos solo se llenan por personas con esos rasgos corporales que sí causan la atención del empleado del INS (siglas en inglés del “Servicio de Inmigración y Naturalización”).

Trump se ha referido a los rasgos regordetes de algunas mujeres latinas en forma despectiva. Fue todo un tema durante la campaña; uno de los temas que fueron ignorados por esos que contribuyeron a los votos electorales que le dieron la presidencia, o sea, un punto claro en el que podemos deducir fácilmente que es gente que necesitaba un líder para hacer sonar válidas sus actitudes llenas de prejuicios por los rasgos corporales de las personas.

Ellos quisieran ver el territorio de EE.UU., sus ciudades, sus escuelas, poblados solo por personas con rasgos corporales que en secreto son los únicos que realmente aceptan y desean. Se trataría de personas que cantarían ese sistema de valores que rompen (los valores) todos los días: monogamia, familia, religión, amor a la patria.

Los de rasgos corporales diferentes sirven como chivos expiatorios para liberar de culpas a los de los rasgos preferidos cuando es alguno de ellos el que comete un delito grave (o no tanto, da igual). Si un jurando ha de escoger como culpable a alguien, le es mucho más fácil hacerlo si la persona exhibe rasgos progresivamente más lejanos a lo que los electores de Trump conciben como deseables: altos, complexión media, tez blanca, pelo claro, ojos claros, teístas, amantes de las armas de fuego, promotores de banderas americanas a las puertas de sus casas, muy carnistas, etc.

Entre los colonizadores del territorio de los EEUU, vemos 2 tendencias:

  1. Los Aceptantes. Son los que progresivamente vieron con buenos ojos la proliferación de poblaciones de rasgos corporales variados; los consideraron a todos seres humanos potencialmente valiosos; concibieron que el sistema educativo es en el que todos tendrían las mismas oportunidades. La gente de este grupo es más tolerante con los católicos y los judíos.
  2. Los Intolerantes. Claro, guardaron su actitud intolerante muy en secreto; tanto como las capuchas que el KKK usó. Son personas que habían estado viendo con malos ojos el aumento progresivo de gente que no tenía los rasgos corporales que ellos veían como los únicos realmente aceptables para ese país. Todos ellos gozan del prejuicio contra los rasgos corporales tales como oscuridad de la piel, del pelo, regular a baja estatura, peso corporal, color oscuro de los ojos, tendencia de la piel a soltar grasa. Juzgan que si tienen esos rasgos, van a ser menos capaces de entender las cosas académicas. En el fondo odian a los católicos y a los judíos.

A las 14:22, hora del centro de los EEUU, CNN ha anunciado que Trump ha firmado la Orden Ejecutiva Presidencial para dé comienzo el levantamiento del muro fronterizo con México.

Realmente, sí, han sido millones los que han cruzado la frontera en forma clandestina y piensan que ese muro va a impedir que más lo hagan.

Sin embargo, al mismo tiempo que orden el levantamiento del muro, invita a los que invierten en fábricas en México —creando empleos— que dejen de hacerlo y que inviertan dentro de EEUU o, de lo contrarios, los productos fabricados fuera de EEUU que intenten importar a ese país, serán gravados con altos aranceles (de más de 30%).

Quita una posibilidad de creación de empleos que convenía a todos —algunos mexicanos tendrían empleo y muchos norteamericanos podrían comprar los vehículos a precios más competitivos— y aumenta la necesidad de mexicanos de buscar la manera de encontrar empleo.

Vemos claramente que el individuo tiene un claro mensaje:

  1. Yo produzco
  2. Tú compras
  3. Yo no te compro
  4. Yo te aplasto lo más que pueda
  5. Yo te destruyo militarmente si te alborotas
  6. Tú no me importas, no tienes mis rasgos corporales deseables
  7. Yo haré lo posible por provocar tu desaparición

Esas son las frases que realmente se encuentran detrás de las acciones de Trump.

El TLC fue algo que hizo crecer a las dos naciones:

  1. Creó empleos en EEUU
  2. Creó empleos en México
  3. Creó consumidores en México
  4. Bajó precios para consumidores en ambos lados
  5. Promovió que se exporten los productos que mejor hacen

Pero todo eso, por razones que solo pueden tener que ver con desprecio a rasgos corporales, a Trump no le parece y quiere destruirlo.

Trump ve, en los caminos de solución que se han dado en el mundo, como caminos contra los EEUU. Esperemos que los países del mundo, todos ellos, tengan la capacidad de unirse para combatir la pesadilla Trump, que apenas está comenzando.

No hay comentarios: