lunes, 30 de noviembre de 2015

Tú puedes ayudar a disminuir el calentamiento global

Los cambios desde la sociedad

Los activistas de buena voluntad ahora hablan de que los cambios no vendrán de los gobiernos, sino de la sociedad.

Hay mucha sociedad en la historia tras las acciones para detener el cambio climático. Los republicanos en los Estados Unidos, bajo el gobierno de Bush Jr., insistieron hasta la saciedad para tratar de convencer a sus seguidores de que tal cosa como el calentamiento global realmente no existía. Que se trataba de inventos de gente que querían hacerse los importantes con ese tipo de lenguaje.

Concluyeron que era más importante sostener las ganancias de los negocios, que, dijeron, a fin de cuentas son los que sustentan los empleos; si a los negocios les va mal, la gente no tendrá empleo y el sentimiento general será que las cosas empeorarán.


La amenaza es real

Hoy nadie puede discutir la realidad del calentamiento global. Se está dando y son las acciones que los humanos hemos desencadenado en el planeta lo que las está provocando.

No es momento para especular si es capricho de científicos o es oportunidad de políticos. El calentamiento global galopa; se está dando; es un hecho indiscutible; negarlo es dehonesto, además de estúpido.

Pero, ¿qué se puede hacer?


Lo que cada uno puede hacer

Lo más importante es que la gente sepa qué es lo que está provocando el cambio climático y el calentamiento global.

Si la gente solo vive en confusión total, la gente estará muy desorientada y no sabrá qué es lo que realmente debe hacer para que las cosas mejoren.

Y es que es un hecho: hay acciones, decisiones, que cada uno de los individuos, en forma independiente pueden tomar. Veamos.

Para empezar, debemos conocer cuáles son las causas reales del calentamiento global.

¿Qué pasa si dejamos todos de manejar carros, aviones, barcos, camiones? Es decir, los estacionamos todos y los dejamos de usar. ¿Qué habremos logrado?

Sin vehículos, habremos logrado bajar 13% del calentamiento global

¿Sólo 13%? Sí, esa es la realidad.

Pero, y si reciclamos bien la basura, y usamos menos agua en los baños…

Entonces vamos a lograr bajar 3% el calentamiento global

Eso es muy poco… ¿verdad?

Ah, entonces, vamos a detener todas las industrias del planeta; vamos a cerrar todas las fábricas, todas; que no quede una sola. Silenciarlas.

Ah, perfecto. ¿Qué logramos?

Cerrando fábricas, logramos bajar 38% del calentamiento global.

O sea que, sin vehículos, sin fábricas, usando menos agua para bañarnos, ya logramos 13+3+32 = 48%.

Pero, ¿qué pasa? Aún queda algo muy grande, enorme, que es lo que está causando más estragos. ¿Qué es? Ya no hay aviones, no hay fábricas; se apagaron todos los aires acondiciones. Claro, dejamos solo lo necesario para que la humanidad se siga alimentando.


51% ¿qué lo provoca?

Esa es la gran pregunta que nadie quiere poner sobre la mesa de la discusión, porque la respuesta es terrible:

51% del calentamiento global está siendo causado por todas las acciones que se realizan para que la gente puede tener en su plato pollo, pescado, cerdo, res, leche o queso.

Solo 25% de la humanidad consume esos alimentos. 75% los consume muy poco o no los consume para nada.

Entonces, ¿en dónde está la parte más grave del problema?

En que los humanos nos estamos alimentando de algo que no necesitamos; además, es algo que nos causa enfermedades que nos llevan a la muerte a través de la vía de grandes gastos médicos y de compras de medicamentos.


La tierra: 45% para uso de animales para carne

La superficie de la tierra disponible para la vida está, hoy, 45% ocupada para que la producción de proteína animal sea posible.

Estamos tumbando grandes cantidades de selva tropical y destruyendo biodiversidad para que los animales que se engordarán para comer tengan en dónde estar y crecer, y para que se puedan sembrar las grandes cantidades de granos, como maíz, soya, sorgo, etc., para darles de comer a esos animales que servirán para que los platos de proteína animal lleguen a la mesa de los que aún creen que necesitan ese tipo de comida; son los que no saben que, no solo les hará mal —los enfermará a la larga— sino que, además, provocará que el planeta se enferme también más y más gravemente cada segundo que pasa.


Está claro: hay que empezar por cada uno

Ahora sí, con esa información, el que no entienda que lo primero que debe hacer para provocar que vaya bajando ese 51% de calentamiento global, es dejar de comer proteína animal, es un terco de capacidad cerebral disminuida.

Lo siento, es así de sencillo.

51% del calentamiento global puede bajar si durante los próximo 3 años toda la humanidad refina su manera de comer y se concentra en vegetales, granos, verduras, frutas, etc. La cuestión es que no es un asunto libre, para que unos escojan y otros ignoren. No, para nada: se trata de una obligación generalizada que todos estamos obligados a adoptar.

No hacerlo es… Allí se lo dejo al lector.

Es tu responsabilidad personal informarte qué te conviene comer, con qué frecuencia. Es tu responsabilidad personal aprender que mucho de lo que te han “enseñado” en tu cultura y sociedad con respecto a lo que conviene comer, es falso. Sí, debes reaprender lo que fuiste enseñado a creer en forma totalmente equivocada.

El humano no tiene un organismo adecuado para procesar, sin consecuencias graves para su salud a largo o corto plazo, cualquier forma de proteína que no sea vegetal.

Infórmate y cambia hoy mismo. Ya sabes que una simple decisión te puede convertir en parte de la solución y dejar de ser un constante factor generador del problema.

No hay comentarios: