lunes, 8 de julio de 2013

Virtudes humanas básicas

Encontré por allá, en español y tal cual las copio, 24 virtudes humanas que parecen contener, en sus definiciones, formas de actuar, de hacer las cosas, que me parecen llenan en forma perfecta los principios de la Simple Ética: Abstenerse de hacerles a los demás lo que no quisiéramos que nos hagan a nosotros.

Dentro de todo el panorama existe, desde luego, el concepto intrínseco de aceptar las responsabilidades de las decisiones que se toman, cuidando —con todo derecho, pero con respeto— a que los involucrados hagan también la parte que les correspondió.


  1. Amistad.- Es lo que se llega a tener con algunas personas, que ya se conocen previamente por intereses comunes de tipo profesional o de tiempo libre, diversos contactos periódicos personales a causa de una simpatía mutua, interesándose, ambos, por la persona del otro y por su mejora.
  2. Audacia.- Es emprender y realizar distintas acciones que parecen poco prudentes, convencido, a partir de la consideración serena de la realidad con sus posibilidades y con sus riesgos, de que puede alcanzar un auténtico bien.
  3. Comprensión.- Reconocer los distintos factores que influyen en los sentimientos o en el comportamiento de una persona y profundiza en el significado de cada factor y en su interpelación —ayudando a los demás a hacer lo mismo— y adecua su actuación a esa realidad.
  4. Flexibilidad.- Adaptar el comportamiento con agilidad a las circunstancias de cada persona o situación sin abandonar por ello criterios de actuación personal.
  5. Fortaleza.- En situaciones ambientales perjudiciales a una mejora personal, resistir las influencias nocivas, soportar las molestias y entregarse con valentía en caso de poder influir positivamente para vencer las dificultades y para acometer empresas grandes.
  6. Generosidad.- Actuar en favor de otras personas desinteresadamente y con alegría, teniendo en cuenta la utilidad y la necesidad de la aportación para esas personas, aunque le cueste un esfuerzo.
  7. Humildad.- Reconocer las propias insuficiencias, cualidades y capacidades y aprovecharlas para obrar el bien sin llamar la atención ni requerir el aplauso ajeno.
  8. Justicia.- Esforzarse continuamente para dar a los demás lo que le es debido, de acuerdo con el cumplimiento de sus deberes y de acuerdo con sus derechos —como personas, como padres, como ciudadanos, como profesionales, como gobernantes, etc.— y a la vez, intentar que los demás hagan lo mismo.
  9. Laboriosidad.- Cumplir diligentemente las actividades necesarias para alcanzar progresivamente la propia madurez natural y sobrenatural, y ayudar a los demás a hacer lo mismo, en el trabajo y en el cumplimiento de los demás deberes.
  10. Lealtad.- Aceptar los vínculos implícitos en su adhesión a otros —amigos, jefes, familiares, patria, instituciones, etc.— de tal modo que refuerce y proteja, a lo largo del tiempo, el conjunto de valores que representa.
  11. Obediencia.- Aceptar, asumiendo como decisiones propias, las de quien tiene y ejerce la autoridad, con tal de que no se opongan a la justicia, y realizar con prontitud lo decidido, actuando con empeño para interpretar fielmente la voluntad del que manda.
  12. Optimismo.- Confiar razonablemente, en las propias posibilidades, y en la ayuda que le pueden prestar los demás y confiar en las posibilidades de los demás, de tal modo que, en cualquier situación, distinga, en primer lugar, lo que es positivo en sí y las posibilidades de mejorar que existen y, a continuación, las dificultades que se oponen a esa mejora, y los obstáculos, aprovechando lo que se puede y afrontando lo demás con deportividad y alegría.
  13. Orden.- Comportarse de acuerdo con normas lógicas, necesarias para el logro de algún objetivo deseado y previsto, en la organización de las cosas, en la distribución del tiempo y en la realización de las actividades, con iniciativa propia sin que sea necesario que alguien se lo recuerde.
  14. Paciencia.- Una vez conocida o presentida una dificultad a superar o algún bien deseado que tarda en llegar, soportar las molestias presentes con serenidad.
  15. Solidaridad Social.- Reconocer lo que la sociedad le ha dado y le da. Ofrecer el honor y servicio debidos, reforzando y defendiendo el conjunto de valores que representa, teniendo, a su vez, por suyos los afanes nobles de todo su país y de los países.
  16. Perseverancia.- Una vez tomada una decisión, llevar a cabo, las actividades necesarias para alcanzar lo decidido, aunque surjan dificultades internas o externas o pese a que disminuya la motivación personal a través del tiempo transcurrido.
  17. Prudencia.- En su trabajo y en las relaciones con los demás, recoger una información que enjuicia de acuerdo con criterios rectos y verdaderos, pondera las consecuencias favorables y desfavorables para él y para los demás antes de tomar una decisión, y luego actuar o dejar de actuar de acuerdo con lo decidido.
  18. Pudor.- Reconocer el valor de la intimidad y respetar la de los demás. Mantener la intimidad a cubierta de extraños, rechazando lo que puede dañarla y descubriéndola únicamente en circunstancias que sirvan para la mejoría propia o ajena.
  19. Respeto.- Actuar o deja de actuar, procurando no perjudicar ni dejar de beneficiarse a sí mismo ni a los demás, de acuerdo con sus derechos, con su condición y con sus circunstancias.
  20. Responsabilidad.- Asumir las consecuencias de los actos intencionados, resultado de las decisiones que tome o acepte, y también de los actos intencionados, de tal modo que los demás queden beneficiados, lo más posible o, por lo menos, no perjudicados preocupándose a la vez de que las otras personas en quienes puede influir hagan lo mismo.
  21. Sencillez.- Cuidar que su comportamiento habitual en el hablar, en el vestir, en el actuar, esté en concordancia con intenciones íntimas, de tal modo que los demás lo puedan conocer claramente, tal como es.
  22. Sinceridad.- Manifestar, si es conveniente, a la persona idónea y en el momento adecuado, lo que ha hecho, lo que ha visto, lo que piensa, lo que siente, etc., con claridad, respeto a su situación personal o a la de los demás.
  23. Sobriedad.- Distinguir entre lo que es razonable y lo que es inmoderado y utilizar razonablemente sus cinco sentidos, su dinero, sus esfuerzos, etcétera, de acuerdo con criterios rectos y verdaderos.
  24. Sociabilidad.- Aprovechar y crear los cauces adecuados para relacionase con distintas personas y grupos, consiguiendo comunicar con ellas a partir del interés y preocupación que muestra por lo que son, por lo que dicen, por lo que hacen, por lo que piensan y por lo que sienten.

Espero no te moleste que te haya enviado esta Lista de Virtudes Humanas Básicas. Por si acaso las encuentras útiles y/o válidas, pásaselas a tus amistades y a aquellas personas que pienses que les vendría bien ordenar sus pensamientos y manera de ver la vida y, quizás, también de tratar a los demás.

Yo, Franz J Fortuny, no soy autor de esas definiciones. Las encontré aquí: Definidas en este lugar (es la página de la que se tomó la información). Fueron emitidas por esta persona, o bien, esa persona las tomó de algún otro sitio. Puedes tratar de encontrarlas en Internet.