lunes, 22 de octubre de 2012

Grave incapacidad de entender proporciones

Y continúa la insistencia en erradicar el sistema de representación proporcional en las cámaras. Los que lo dicen, ¿ya se pusieron a analizar lo que sucedería?

El sistema de representación proporcional tiene un objetivo muy concreto: que la proporción de gente que en el país entero votó por un partido, se vea representada por igual número de personas de ese partido en las cámaras.

Si solo existieran diputados por mayoría, tendríamos algo terrible en cuanto a calidad de representación. Si el partido X recibe 40% de la votación, y el partido Y recibe 43% de la votación, pero sucede que en los distritos el partido Y se lleva casi todos por mayoría, vamos a tener que 80% o más de distritos van a tener un diputado del partido Y, pero habrá 40% de personas que votaron por el partido X y ¡no tendrá un solo representante!

Lo que sucede en una situación así —es lo que sucedió con el PRI y el PAN durante muchas décadas del siglo 20 a nivel nacional— es que la calidad de representación deja todo a desear.

El sistema de representación proporcional permite que, en nuestro ejemplo, 40% de los diputados sean, efectivamente, la misma proporción de 40% que votó el electorado a nivel nacional por un partido X.

Esto, francamente, no debería ser tan difícil de entender por parte de la gente en general. Pero, por parte de quienes escriben a nivel público, ¡por favor! Es ridículo que sean incapaces de entender proporciones. ¿No fueron a tercero de primaria? Es en ese nivel que algunos aprendimos la regla de tres.

Con aires de grandeza escriben a diestra y siniestra, blogs y editoriales de pésima calidad, tratando de llamar la atención del muy mal entendido ahorro en el número de diputados y senadores.

¿Quieren realmente llamar la atención en forma fundada? Entonces busquen las causas del problema en donde estas realmente se encuentran. Puede haber 1000 o 5000 o 100 diputados: es igual el número que exista si uno solo de ello es realmente representante. La gente en general no participa, no opina, no emite opiniones válidas —cuando lo hace— porque no cuenta con información adecuada.

Algunos estamos convencidos de que lo único que se puede hacer con el sistema de gobierno y legislación mexicano es erradicar todo lo existente a fondo. ¿Por qué? No es que las cosas no funcionen. Lo que sucede es que la gente cree que nada funciona. La gente en general no percibe que el país avanza un poco adelante que avanzan los demás países del mundo.

Sin representación proporcional, los diputados que deben estar allí presentes para hacer oír el criterio de los que votan por ese partido que tiene pocas victorias por mayoría, pero muchos votos a nivel nacional, serían tan pocos, que se les haría aún menos caso del que se les ha hecho tradicionalmente.

Cuando solicitan acabar con la representación proporcional, la verdad, tal parece que no tienen ni la más remota idea de lo que están hablando.

No hay comentarios: