lunes, 28 de mayo de 2012

¡Errores en las encuestas presidenciales! Debe ganar Vázquez Mota.

México, 2012: todas las elecciones son importantes, pero la que se realizará el 1 de julio de 2012 es importante en sumo grado. ¿Por qué?


El gobierno que se realizó durante el tiempo que el PRI estuvo en el poder, representó una larga cadena de fracasos, uno tras otro. Al finalizar el gobierno de Salinas, en 1994, el país estaba realmente en la ruina total, pero con una careta o disfraz que tapaba toda la porquería. Nada de lo que parecía con Salinas, era verdadero o real; todo estaba simulado.

La crisis que le cayó a Ernesto Zedillo —a él le tocó quitar careta— no tenía parangón con ninguna de las anteriores. Recibió el país totalmente desbaratado. Pero tomó finalmente la decisión que sus antecesores se habían negado a acatar: renunciar al poder de decidir cuándo imprimir dinero y cuánto.

El país no tenía un dólar en la reserva, y sí decenas de vencimientos a corto plazo. Zedillo armó un plan de salvación y se lo expuso a Bill Clinton. Este, ni tardo ni perezoso, acudió al congreso para que el plan de apoyo a México fuera aprobado. Ya no se trataba de un crédito normal, del Fondo Monetario Internacional —por ejemplo—, sino de un préstamo casero: de una familia a otra.

A partir de mediados de 1995 y hasta terminar el sexenio, México se fue recuperando de las mentiras de Salinas. El país se hundió —por los errores del mal gobierno de Salinas y los anteriores— pero finalmente se fue levantando aplicando orden financiero y renuncia al poder de imprimir dinero. Este poder le fue entregado, por Zedillo, al Gobernador del Banco de México.

Por primera vez en la historia de México, el PRI no tendría mayoría en las elecciones federales de 1997. Entró en funciones el IFE: las elecciones serían ciudadanizadas, como supuestamente lo son hasta hoy, 2012. Pedro Ferriz de Con despotricaba en su programa de radio matutino en contra de Zedillo. Este, en forma inesperada, apareció en la cabina de Pedro, para explicar, con toda humildad, lo que estaba tratando de hacer. La actitud del locutor cambió a partir de ese día.

Zedillo tenía el poder total; aún no se había fraccionado. Su partido político, el PRI, era capaz de convertir todas las verdades en mentiras, y todas las mentiras en verdades. En eso, hasta hoy, 2012, continúan siendo expertos —y lo fueron durante los 12 años que el PAN ha estado en el gobierno federal.

Pero Ernesto Zedillo decidió que había llegado el momento de hablarle al país con la verdad, sin simulaciones. Y se propuso hacerlo a partir de ese día. Y probablemente lo logró en muchas cosas.

Es lamentable que los legisladores del PAN le hayan negado a Zedillo la aprobación de la ley que habría modificado la forma de funcionar de la Comisión Federal de Electricidad. Sin embargo, no se opusieron a la aprobación de la ley que creó el llamando FOBAPROA. Era eso o el caos monetario en el país. La gente cree que solo los “ricos” tienen dinero en los bancos. La realidad es que muchos no ricos son la mayoría de los propietarios del dinero que está en los bancos. ¿Qué habría pasado si una mañana los bancos hubiesen saludado a los cuentahabientes con un lo sentimos, pero ya no hay dinero?

El caos total se evitó, pero con una gran deuda para el futuro de México. Esta deuda ha sido pagada de acuerdo al plan, en forma puntual, por los gobiernos del PAN.

Zedillo, con su rompimiento con la mentira, deja el país con una reserva internacional de alrededor de 20 mil millones de dólares. Salinas la había dejado prácticamente vacía, pero haciendo creer que estaba en 16 mil millones.

Vicente Fox entra a gobernar México y se da cuenta de que el gobierno no tiene margen de maniobra. El compromiso del FOBAPROA se lleva todo lo que el gobierno federal necesitaría para invertir y provocar el desarrollo más acelerado de las regiones más pobres del país. Fox analiza, en conjunto con sus especialistas nacionales e internacionales, qué es lo que se podría hacer para contrarrestar el atolladero en que las mentiras de los antecesores de Zedillo habían metido al país.

Es entonces que decide solicitar del congreso, la aprobación de la ley fiscal que gravaría con IVA todos los productos y servicios en el país. Zedillo, para salir de la crisis, había subido el IVA de 10% a 15%. Fox estaba solicitando la ampliación de los productos y servicios que se gravarían con IVA, probablemente con diferentes tazas. El nivel de aprobación de Fox era, en ese momento, de arriba de 86%. Las naciones responsables saben que esos momentos son los que deben aprovecharse cuando es necesario que todos se pongan solidarios y acepten pagar más en impuestos.

Para que esa reforma se hiciera, era necesaria la aprobación del congreso. Se necesitaba de los votos de los diputados del PRI. En ese momento de la historia de México, Dulce Sauri Riancho, ex gobernadora de Yucatán, era la presidenta nacional del partido tricolor. Ella ha explicado en forma detallada cómo en forma “democrática”, decidieron darle en la madre al país, negándole a Fox la reforma constitucional que era necesaria debido a los errores y mentiras priistas de Salinas y todos los anteriores, errores que habían desembocado en el FOBAPROA, la única solución no catastrófica que se le podía dar al problemón creado por los mentirosos y simuladores.

¿Qué le quedaba a Fox y a Calderón? Arrastrar la deuda del FOBAPROA con los recursos del gobierno, en vez de usar esos fondos para que México creciera.

A pesar de esa negativa, Fox termina su sexenio con un modesto crecimiento anual y una reserva de 65 mil millones de dólares. La reserva significa solidez financiera de un país. Un país que no es sólido financieramente, no atrae capital de riesgo. Sin inversionistas que deseen arriesgar en México, el crecimiento económico —la disminución real de la pobreza— no se podrá dar. Al terminar el sexenio de Fox, México había visto que el poder adquisitivo real del salario se había incrementado en más de 4% por primera vez en 25 años.

No había ninguna razón para dudar que el panismo estaba haciendo bien las cosas. Por lo tanto, no había razón alguna para que ningún partido, sino el PAN, continuara gobernando México.

Felipe Calderón Hinojosa, un activo panista, pero un desconocido a nivel nacional, empieza en las encuestas con 16% de intención del voto. Lo hace contracorriente, contra los deseos del presidente en turno —de su mismo partido— y logra subir y subir y subir… Hasta encabronar al Peje, quien ya traía el complejo de que a huevo tenía que ser el próximo presidente. Es este encabronamiento del Peje tabasqueño que hacen que en la elección de 2006, 2.5 millones de votantes se abstengan de acudir a las urnas, al crear la duda contra Calderón con un estúpido, difamatorio y calumniante asunto conocido como Hildebrand: ¡nada qué ver!

Calderón sube al poder con poco poder. Antes de comenzar su negociación para la aprobación de las reformas que el país necesitaba, decide que ha llegado la hora de dejar de simular que se combate a los delincuentes organizados en torno a las actividades de la producción y distribución de sustancias que alteran la mente humana, provocando adicciones e idiotez humana.

Calderón pacta con el Ejército Mexicano y con la Armada, para que se activen y ayuden a México a liberarse de los corruptores que ya habían penetrado hasta los más íntimos rincones de la sociedad mexicana: iglesias, gobiernos de todos los niveles, escuelas, familias, etc.

A partir de comenzar esa lucha, se comienza a oír en México, todos los días, cuántas personas habían muerto por balaceras. Jamás fue este un tema de interés ni de las televisoras ni de los periódicos. Pero había que tergiversar los hechos: el PRI, escondido detrás de los medios estúpidos o vendidos, se dedica a inyectar en el público la idea de que los criminales son quienes combaten a los criminales. “No es la estrategia correcta”, canturrean por todos lados, pero nadie sugiere una diferente. Fox, desde su Blog se dedica a decir, todos los días, que la solución radica en convertir el asunto de los estupefacientes en un negocio que pague impuestos.

Las actitudes de Fox deben representar, para el mexicano, una señal de que el panismo tiene algo que se llama libertad total de expresión. Nadie le debe a nadie ninguna obligación con respecto a lo que sí se puede y a lo que no se puede decir. Esto es muy diferente en el sistema PRI: en este solo puedes hablar si tienes permiso de tus superiores.

A pesar de la negativa que se le da a Calderón en la aprobación de las reformas constitucionales necesarias, es el gobierno de Calderón el que a nivel mundial logra salir triunfante de la peor crisis internacional en la historia del capitalismo (2008-2009). Se burlan cuando anuncian que sería un catarrito (lo dijo Carstens, secretario de Hacienda de Calderón). Pero eso resultó. En tanto otras economías del mundo se caen en pedazos, en México, lo único que cae todos los días, son las estúpidas mentiras del priismo y de medios que no entienden nada de lo que informan, o bien, también buscan que a México le vaya lo más mal que se pueda.

A unos cuantos meses antes de terminar el sexenio de Calderón, la reserva de divisas de México se encuentra en alrededor de 150 mil millones de dólares, dejando atrás, pero muy atrás aquellas cifras ridículas con las que terminaban los gobiernos priistas sus “encargos”.

México necesita, ya, reformas constitucionales para que PEMEX sea más eficiente, para que la CFE no se lleve billones en subsidio, para que el gobierno federal cuente con recursos no inflacionarios —a través de una Reforma Fiscal—; necesitamos una reforma educativa para que los mexicanos jóvenes puedan formarse mejor en sus escuelas, cosa que un sindicato corporativista —creado por el PRI—, demagógico y súper peligroso, impide que suceda.

¿Quién está detrás de todos los males de México? ¡Es obvio que EL PRI! No hay de otra. ¿De dónde salió el PEJE? ¡Del PRI! ¿Entiende el Peje lo que realmente necesita México? ¡No! ¿Quién es la única que podría ser presidente de México para que continuemos avanzando como país? ¡Josefina Vázquez Mota, con el Partido Acción Nacional, PAN, y nadie más!

Tenemos menos de 35 días para hacer que los que están junto a nosotros entiendan esto. ¡No nos apendejemos, porque nos llevar la pejada o la copeteada! (Y quién sabe cuál sea peor).

Lo más triste es que, ¡no hay errores en las encuestas, sino en la mente de los encuestados! ¡No saben nada de nada! ¡Tenemos que auxiliarlos!

jueves, 17 de mayo de 2012

Diálogos en torno a internet, en su día

—Está sucediendo mientras la gente duerme. Me molesta lo que puedo percibir que está a punto de suceder en todo el mundo.

—¿De qué hablas?

—A ver, ¿para qué sirve Internet?


—Pues para que la gente tenga información de lo que necesita, para que se comunique la gente entre sí a un costo muy bajo y de cualquier parte a cualquier parte del mundo.

—Y, a estas alturas, ¿qué sucedería si de pronto prohiben que la gente use Internet?

—Se perdería mucho de lo que ya se ha ganado en información (aunque no es de muy buena calidad siempre, la verdad), y se impediría que mucha gente que ya disfruta una gran calidad de comunicación con parientes y amigos que viven en países muy alejados, se siga dando. Sería un tanto trágico para la humanidad. No quiero ni pensarlo. Digo, si sucede porque se dio una catástrofe que nadie puede impedir, pues ni modo. Pero, si se trata de algo que sucede porque un gobierno lo prohibe, la verdad, eso no sería aceptable.

—¿Qué harías para impedirlo?

—Pues espero que no esté solo.

—Bueno, ¿qué haces si sientes que estás solo en la defensa de lo que está sucediendo? Ya ves que cuando se da algo tan terrible, no toda la gente actúa de inmediato.

—Así es y, además, cuando les quiten a todos la forma tan eficiente de comunicación que permite Internet, las cosas serán aún más difíciles. Habría que salir a las calles, o continuar usando el teléfono, el celular.

—Pero, y ¿qué sucede si además dejan de funcionar los celulares?

—Pues salir a las calles a solicitar que las cosas regresen a la normalidad moderna.

—¿Sabes que algo así puede estar ya sucediendo en Irán y otros países? A la gente se le están cerrando los caminos. Hay gobiernos que van a tratar de encontrar todas las formas que puedan para impedir que la gente trate de botarlos. Son gobiernos que creen que saben todo,creen que saben lo que la gente necesita; por lo tanto, no van a admitir que nadie los increpe.

—Eso suena horrible. Algo debe haber que se pueda hacer para impedir que avance ese desastre.

—No te tienes que ir muy lejos. Diferentes gobiernos tienen diferentes métodos para hacer las cosas. Por ejemplo, en México, “tu México”…

—“Nuestro México”, es tuyo también, ¿o no?

—Claro, “Nuestro México”… ¿ves cómo actúan?

—Que yo sepa no están tirando la Internet…

—No, pero tienen (por ahora) formas más sutiles de ir cerrando las esquinas para que la gente solo pueda recibir la información que les conviene a ellos.

—A ver, dame ejemplos…

—Mira, no tienes que ir muy lejos. ¿Sabes de este semanario de Mérida, Yucatán, llamado Artículo 7?

—¿Tienen página en Internet?

—¡Claro! Además, imprimen cada semana una pequeña parte de todo lo que tienen en Internet.

—Y bien, ¿cuál es el problema con ellos?

—Pues en 2008 y 2009, cuando empezaban, fueron los primeros que comenzaron a destapar todas las cosas sucias que estaba haciendo el gobierno de Yucatán. Entonces, para amedrentarlos, produjeron, con dinero del propio gobierno del estado, un número falso con el mismo nombre e imprimieron una serie de notas muy sucias contra gente inocente. Los lectores que tuvieron un número de estos en sus manos y que no reconocieron la falsedad de su origen, solo se convirtieron en gente que dudaría de la decencia del semanario real. Estamos hablando de que hicieron esto con dinero del gobierno del estado de Yucatán, con Ivonne Ortega a cargo.

—Oye, cabrón, eso suena del carajo. ¿Cómo es posible? Eso debe ser un delito y alguien debe ser castigado por ese delito.

—Y no lo hicieron una vez nada más, lo hicieron después, otra vez, con historias falsas, en el segundo semestre de 2011. En esta ocasión, hay personas que atestiguan haber visto al chofer de Mauricio Sahuí repartiendo el impreso falso en una boda, en el hotel Hyatt de Mérida.

—Pero esos son los locales de Yucatán…

—Y no solo eso hicieron los locales, como les dices. ¿Sabes qué hacían con cada empresa que se anunciaba con nosotros? Por ejemplo, una cadena de comida rápida fue amedrentada con amenazas de que les cerrarían todos los locales… No terminaban la amenaza, no decían nada en concreto. Los empresarios llamaban al semanario y pedían que ya no pongan los anuncios. Entonces, “milagrosamente” cesaban las amenazas.

—Pues sí, son formas “sutiles” de acallar, de provocar que las cosas que se digan solo sean las que a ellos les convienen.

—Mira, ellos crearon el Por Esto! con dinero del gobierno federal cuando este estaba en manos del PRI. Crearon ese diario con el objeto de contrarrestar al Diario de Yucatán. Dime, ¿has oído que un solo estado gobernado por los panistas o que los gobiernos de Fox o de Calderón, ambos panistas, hayan hecho algo semejante? ¡Jamás lo harían! Son tan respetuosos de la libertad de expresión, que incluso ¡respetan lo irrespetable: el Por Esto!!

—Pero eso no está bien. Es decir, yo no veo bien que Fox o Calderón no hayan aplicado la ley sobre el Por Esto!. ¿Por qué no hicieron lo que le deberían haber hecho?

—Yo no lo sé. Pero creo que hay misterio encerrado en este asunto. No puedo entender que no les haya sido posible, a ninguno de ellos, actuar conforme a la ley en contra de este diario, dedicado a difamar con calumnia. Ellos son los que se encargaron de tergiversar y pudrir la imagen de Patricio Patrón Laviada, por ejemplo. De hecho, no sé si tú ya sabes que ni siquiera una institución bancaria pudo contra un difamador calumnioso internacional, ¡perdió el juicio en Estados Unidos!

—A ver si esas mismas fuerzas que actúan con tanta facilidad a favor del mal, también lo harán a favor del bien… digo, llegado el momento.

—Pues ya llegó el momento. Lo que está pasando en Irán es una grosería total, una bofetada contra la humanidad. Están prohibiendo usar cuentas que no sean terminadas en .ir y, ¿sabes por qué? ¡Para que puedan vigilar lo que los ciudadanos están comunicándose entre sí!

—Es que, aunque parece un lugar lejano para nosotros, no está lejano en el tiempo que algo así nos pueda suceder…

—La apertura no fue asunto fácil. Tuvo que caer el muro de Berlín para que Salinas de Gortari, en México, se aliara con Bush (el papá) para una de las pocas buenas que hizo: promover el TLC. Si el muro no caía, es decir, si la Unión Soviética no fuera hoy Rusia, estaríamos escudados en ese balance de poderosos para que en México se continuaran usando los mismos mecanismos que se usan en Cuba en contra de la libertad de expresión.

—Entiendo que en Cuba tal cosa como la “libertad de expresión” está ausente de la vida regular, ¿no es así?

—Puedes hablar lo que quieras, siempre y cuando no te metas con el régimen o con algo que el régimen considere de una forma y tú la estés mencionando en otra forma. Así era el México con el PRI: los medios solo podían decir, lo que el gobierno viera con buenos ojos. Esto fue así, en México, durante muchos años, muchos. De hecho, Salinas trató de imponer pagos fuertes de impuestos sin hacer modificaciones a la política. Aún tengo en la memoria a los diputados panistas con pancartas den el congreso de Salinas diciendo: No hay impuestos sin libertades políticas. Y salinas accedió.

—¿No será que el mismo Salinas dirigió eso?

—Podría ser… valor civil es algo que, por desgracia, es muy escaso entre nuestra sociedad. A veces hay que salir a pelear a las calles, digo, a manifestarse. Pero a veces, no es solo que salgamos a manifestarnos, sino que deberíamos bajar todos los interruptores, cerrar las cortinas de todos los negocios y sentarnos en las calles hasta que renuncien las “autoridades” deshonestas.

—Te tirarían el ejército…

—El Ejército Mexicano no se atrevería, jamás, a atacar a ciudadanos mexicanos manifestándose pacíficamente. Ellos existen con lo que todos pagamos cada día en impuestos, y lo saben. Y la Armada, lo mismo. Creo que si hay algo que se ha dado es que ambos cuerpos han aprendido la diferencia entre un criminal y un ciudadano que se manifiesta para exigir que sus derechos se respeten.

—Ah, claro que sí… Es que hoy estamos más o menos llegando a la definición exacta de lo que es un ciudadano libre, contra lo que es un criminal.

—Los regímenes autoritarios, como los del PRI, convierten a los ciudadanos en criminales cuando estos no les convienen por el tipo de demandas civiles que hacen. De allí que la línea entre criminal y ciudadano, antes, bajo esos regímenes, estaba trazada por la mano del político en turno: de un plumazo convertirían a cualquier ciudadano ejemplar en un criminal cualquiera.

—En un régimen así, ¿qué liberta de expresión puede realmente existir?

—Pues no existe, o si la hay, pende de un delicado hilo. Por ejemplo, tienes el caso de este semanario, Artículo 7 que, recientemente, tuvo la experiencia de cómo los esbirros que cuidan la imagen del candidato Peña Nieto, les hicieron bajar una nota sin decir una sola palabra…

—¿Cómo? No entiendo, explícate…

—Sí, los de Artículo 7 habían subido una nota que narraba el asunto de las declaraciones de un tal Estrada, que acusa a Peña Nieto de conductas, digamos, complicadas. Entonces, lo que hicieron los esbirros informáticos encargados de cuidar la imagen del tal Peña, fue incrustar en el servidor de A7, que está en Estados Unidos, un programa inyectado que se encargaría de atacar otros servidores. Uno de estos, de AT&T recibió un ataque y esta empresa solicitó que el servidor de A7 se botara, se cerrara.

—Ah, pero ¿cómo saben que fueron los cuidan la imagen de Peña?

—Porque después de quitar la nota, ¡se acabaron los ataques!

—Pues la verdad, son unos chingones…

—Efectivamente, son unos chingones para ejercer el mal. Esto, la verdad, ¿no te inyecta temor?

—¡Pánico! ¿Será cosa de guerra civil?

domingo, 13 de mayo de 2012

¿Tenemos tiempo hasta el 1 de julio de 2012?

Después de algunos años, dos amigos, ex estudiantes de la Ibero, se encuentran y sostienen un diálogo. Son Felipe y Julio. Este es médico, aquel se graduó de politólogo. Comienza a comentar las cosas Felipe, el politólogo economista.

—Enrique Peña Nieto no fue bien recibido en la Universidad Iberoamericana. Fue rechazado totalmente.

—¿Cómo va a ser? No te lo creo.

—Mira el video. No es un video, son muchos.

—¿Y cuál es el problema?

—¿Cómo que “cuál” es el problema? Pues ¡todo es un problema! Lo que sucede es que el público de la Universidad Iberoamericana está compuesto por gente que sí cuenta con información de calidad acerca de este país.

—¡Bah! Información, información… Todo lo malo es por falta de información o por exceso de información falsa. Es tu cuento de siempre.

—Bueno, a ver, explícame, ¿cómo puede un elector saber por quién debe votar si no sabe la realidad acerca del partido, la historia y los personajes que se involucran en uno y otro partido?

—Mira, todos los pinches políticos son la misma gata revolcada. Todos son deshonestos, mentirosos, interesados, falsos, manipuladores y con largos colmillos para ver cómo engañan a la gente.

—¿Todos los políticos son iguales, Julio, todos? ¿Estás seguro de lo que estás diciendo?

—Pues no yo lo digo, es lo que dicen las caricaturas y las editoriales. Además, todos se quejan de los políticos.

—Pero no todos son iguales, Julio. Para nada. Pero eso es lo que quieren que tú y yo sepamos, que todos son iguales. Pero eso es falso. Hay personas que están en la política, pero no son políticos, porque no tienen el colmillo que se necesita para serlo en nuestro país.

—¿Colmillo?

—Sí, la malicia, el conocimiento de cómo actúan en general. Por eso les dan la vuelta 10 veces, se los llevan al baile, como quien dice.

—¿De quién hablas?

—Por ejemplo, los políticos panistas. Son gente que se mete a la política creyendo que con solo hablar bonito y decir muchas cosas en sus discursos para combatir la corrupción y el autoritarismo, lo van a lograr.

—¿Me estás diciendo que son “ingenuos” los panistas?

—Sí, terriblemente ingenuos. Tan ingenuos como los que creemos que quienes están acostumbrados a actuar como los hacen los priistas, van a cambiar con solo oír los discursos. Esos no cambian nunca. Siguen siendo los mismos. Se forjan en las universidades públicas como líderes estudiantiles. Desde ese momento aprenden a manipular, a dar “atole con el dedo”, primero a los estudiantes y después a la gente de la sociedad.

—¿Y qué? ¿De dónde salen los políticos panistas?

—Es gente de todos los estratos sociales, de todos los pueblos grandes y pequeños de México, que están hartos de ver cómo se hacen las cosas. Entonces entran a la política y resulta que tienen que tratar con los priistas. Entonces, la verdad, creo que se vuelven locos.

—¿Locos? ¿Así, de plano?

—Te podría mencionar varios ejemplos, tipos que gritaron a garganta abierta y cuando tuvieron que tratar con sus “amigos” priistas, entonces abandonaron el sentido de sus gritos y se dedicaron a transar. Usan el verbo negociar también. Para el caso es lo mismo. Yo pienso que la ley no se puede negociar. La ley es exacta. Te indica lo que debes hacer y lo que no puedes hacer. No tiene lugar para jugar o transar. ¿No crees?

—Entonces, por eso el país está como anclado. No se puede levantar porque en alguna forma el modo de ser del mexicano en general, no se lo permite.

—Mira, un gran ejemplo está entre los diputados. Cuando Fox ganó, el congreso estuvo lleno de diputados panistas. Eran más que los priistas. Pero para hacer ciertas reformas a la Constitución, se requería de la aprobación de los priistas. Y ¿sabes qué? Los ingenuos panistas, acabados de aterrizar por primera vez en una curul nacional, se ofuscaron cuando escucharon la potencia priista, dueña del recinto legislativo y no supieron decir nada, no supieron jamás defender lo que su presidente necesitaba para que el país progresara. Y, ¿sabes qué es lo peor? ¡Que se quedaron calladitos!

—Y ¿qué querías que dijeran?

—Que se dedicaran a informar en sus respectivos estados, todos los días, por todos los medios, lo que estaba pasando. Que pusieran al país de cabeza con la información de lo que los priistas estaban haciendo en el congreso. Ese debió haber sido el momento de pararlos en seco. Pero, la verdad, eran gente muy ingenua. Y de estas personas se formaron dos grupos: los desilusionados, que probablemente optaron por cobrar sus cuotas tristemente y los transadores, que optaron por cobrar pero riendo con sus colegas priistas, por lo menos para no sentirse tan aislados. ¿Y el país? ¡Mal, gracias!

—Coño, eso sí que es triste.

—Pero el priismo extraño no solo está en cada mexicano, sino en cada periodista. Bueno, hay muy honrosas excepciones, pero muy escondidas, es decir, de muy bajo perfil, precisamente porque así es como los tienen que mantener. Por ejemplo, ahora, tienes el caso del abucheo de que fue objeto Peña Nieto al visitar la Ibero. ¿Ya leíste cómo se publicó esa nota en todos los periódicos y revistas del país, con unas cuantas excepciones perdidas en el pozo del agua sucia del periodismo bananero mexicano? ¿Ya lo leíste?

—Supongo que si lo hago, no me va a gustar lo que voy a ver. Digo, ya vi los vídeos y lo que sucedió allá es solo una demostración de que si la gente está bien informada, van a rechazar al político cabrón.

—Peor que eso. Los medios informativos bananeros mexicanos hablan de un triunfo de Peña en la Ibero. Hazme el chingado favor. ¡Un triunfo! Hablan de un boicot en contra del político priista. Es más, Pedro Joaquín Coldwell, el presidente nacional del PRI, ¿sabes qué se atrevió a decir?

—A ver, qué dijo el tipo.

—Dijo que había que investigar a los estudiantes de la Ibero, por su actuación. Es decir, estos priistas están hoy exactamente igual a como estaban en los 70, cuando se creían dueños de México.

—Yo creo que el país no resiste que las cosas sigan igual.

—El problema es que los técnicos que sí entienden lo que debe hacerse son los panistas, pero no tienen la capacidad política para vencer a los priistas. Por otra parte, los perredistas no tienen las hipótesis financieras y económicas correctas. Creen que es posible hacer a todos ricos con solo distribuir la riqueza, cuando para que distribuyas algo, primero que nada, tienes que tenerlo. En el caso de México, el dinero que valen las acciones de los millonarios, no es riqueza, pero esto, estos políticos del amor, sencillamente ¡no lo entienden!

—Oye, cabrón, entonces estamos en un callejón sin salida. La realidad es que la mayor parte de la gente no entiende ni madre de lo que está pasando. Solo se da cuenta de lo que le dicen los medios y estos jamás exaltan lo que sí funciona, sino solo lo que falla.

—Ah, ¡qué bueno que te das cuenta! Así es. A ver, ¿por qué digo que el panismo ha logrado hacer lo que ha podido, mejor que jamás se hizo? Lo digo y me preguntan que cuánto me pagan por decirlo. Eso es lo malo, quizás si yo tuviera que decir cosas a favor del PRI y me pagaran, muchos problemas podría resolver, pero, la cuestión no es esa, sino, ¿cómo puedo hablar a favor de algo que no entiendo? ¿Invento? Entonces habría que hacer un cuento. Pero hasta los cuentos tienen que tener su fondo real, de verdad.

—Y ¿qué carajos podríamos hacer los mexicanos ante esta tragedia?

—Por desgracia, ya no mucho. Cada vez menos. Estamos ya a unos cuantos días (46) del día de la Gran Elección. Nos van a dar en la madre, pero no los políticos, sino el electorado. ¿Ya viste lo que dicen las encuestas?

—Mira, pero, ¿por qué sería tan terrible que ganen unos y pierdan otros?

—Es muy sencillo: el panismo tiene la política de la disciplina fiscal. El priismo tiene la política de la disciplina política, usando el dinero para que políticamente queden bien. El perredismo persigue que la gente perciba que se hace justicia. Entonces, si consideramos cada una de esas tres formas de actuar y las comparamos con lo que sucedería en cada caso, vas a ver que son tres resultados muy diferentes.

—A ver, yo quiero oír eso. ¿Qué pasaría si ganan los del amor?

—Van a necesitar las reformas; sin ellas no van a poder hacer nada. Por eso, mejor te explico los casos considerando en todo momento que las reformas sí se aprobarán. Por ahora, solo piensa que se aprobarán, si tú quieres, de milagro. ¿OK?

—Bien, empieza por los del amor, con reformas aprobadas.

—OK. Veamos. Van a querer subsidiar combustibles, porque es lo que están ofreciendo. Pero eso es regresar al pasado. El PRI, en su época de autoritarismo total, inventó lo de PEMEX como fuente de ingresos para la forma de “Estado Mexicano” que ellos querían formar. Los impuestos serían lo de menos, porque no puedes exigir que te paguen lo que finalmente vas a ver cómo te robas tú o tus amigos. Por lo tanto, lo de los impuestos se dejó allá para controlar: si no hacías lo que ellos querían entonces te caía la guillotina fiscal, que siempre estaba lista, con leyes preparadas para que todos sean culpables al momento de encontrarlos. Se sabe que no puede ningún gobierno vivir de la venta de hidrocarburos; acabamos perdiendo todos. Pero todo indica que los del amor, se concentrarían en hacer lo que se hacía antes de Salinas.

—O sea, devaluaciones e inflación.

—Exacto. Pero además, dicen que van a bajarse sueldos, lo cual es bueno, pero solo significa una pequeña parte del problema. Al subsidiar los combustibles, significa que seguirán, con o sin reforma, utilizando el dinero público para los energéticos del país. Cuando se den cuenta del costo real del sindicato, no van a poder hacer nada, porque sería ir en contra de sus propios principios. Siempre las soluciones populistas son poco o nada realistas. Por eso no sacan a las sociedades de los graves problemas en que se encuentran.

—Entonces, económicamente nos llevarían a un desastre total.

—Bastante total. Vé cómo son las cosas hoy: todos los pagos que deben hacerse se hacen completos y a tiempo. Las obras que se mandan a hacer, se construyen según lo planeado y no según les dé el presupuesto para salir del paso. Cuando una entidad está quebrada y es imposible mantenerla, entonces el gobierno hace lo que se tiene que hacer: se liquida esa entidad, en vez de mantenerla para no pagar los costos políticos.

—Y ¿si entran los priistas?

—En primer lugar, van a querer perpetuarse en el poder. Eso requiere fondos, dinero. Con la excepción de Zedillo, todos los gobernantes priistas han engañado a la nación en lo que han hecho económicamente. Mira, allí tienes el caso de Salinas: llega al fin de su sexenio como si todo estuviera perfecto, nada más que la reserva estaba vacía y solo con lo que requería Telmex para pagar su deuda en el extranjero, la reserva quedó vacía totalmente. Pero para el resto del mundo, Salinas había obrado un milagro. Este, desde luego, cayó estrepitosamente cuando Zedillo se dio cuenta de que era imposible gobernar un país en base a una mentira.

—O sea que, el priista Zedillo, no fue tan malo.

—No, no solo no fue malo, sino que fue excelente. De hecho, a Zedillo se le trató mal y muy injustamente de parte de los de su propio partido. Además, no debemos olvidar que Zedillo no iba a ser el ungido: solo quedó para llenar el lugar que quedó vacío al morir Colosio.

—¿Pues no que a Colosio lo mató el grupo de Salinas?

—¡Nada más falso! Colosio iba a ser el portador de la cara amable y populista, en tanto que Zedillo iba a hacer lo que tenía que hacerse (y que finalmente hizo) pero tras bambalinas. Al morir Colosio, el teatro cayó y fue Zedillo el único que quedó para hacer las cosas. Y las cosas que hizo son las que debieron haberse hecho muchos años antes. Lo más importante de todo fue haber renunciado al poder de emitir dinero. La maquinita impresora de billetes se quedó bajo el poder autónomo del Banco de México. Se acabaron las devaluaciones sorpresivas, al estilo priista del siglo 20.

—¿Y qué papel jugaron Fox y Calderón en todo esto?

—No había mucho que se pudiera hacer, excepto resolver los problemas que no han querido resolver los priistas: la reforma fiscal, la reforma educativa a fondo, la reforma judicial, la más importante, la reforma energética y, desde luego, la reforma laboral sin la cual el país se queda con una pesada ancla que le impide progresar. El papel de Fox y de Calderón fue siempre impedir que el país regresara al populismo engañoso de todos los anteriores, incluyendo a Salinas. Demostraron Fox y Calderón, que con solo cumplir las leyes, era posible mantener al país a flote y en crecimiento moderado (no el que podría ser, por la falta de legislación adecuada). Lo más significativo es haber logrado lo que jamás antes se había podido hacer: elevar la reserva de divisas al nivel de una nación de verdad y no de una estación de Monopolio, pero el juego aquel…

—¿Cómo está eso de las divisas?

—Zedillo entrega el país a Fox con 18 mil millones de dólares en las reservas, y una deuda internacional de 160 mil millones de dólares. Para todo mundo, era algo impagable.

—¿Y qué logró Fox?

—Fox termina su sexenio con una reserva de 63 mil millones de dólares y una deuda de menos de 90 mil millones.

—O sea, Fox baja la deuda a casi la mitad, pero eleva las reservar más de 3 veces… Coño, pues qué chingón, ¿no? No que era muy bruto… ¿Y cómo estamos con Calderón?

—Pues aún sin terminar el sexenio, las reservas ya andan arriba de 150 mil millones de dólares, con una deuda internacional de menos 80 mil millones; pero además, con una línea de crédito en el FMI (Fondo Monetario Internacional) de más 150 mil millones. De hecho, hay fondos de México, hoy, que le sirven de respaldo a otras naciones endeudadas.

—Entonces, el chaparrón calvín ha hecho bien las cosas. ¿Por qué lo joden tanto?

—Porque así es la política.

—Pero, coño, ¿por qué eso no lo sabe todo mundo? ¿Por qué la prensa no habla de los verdaderos logros y solo habla de lo que no se ha podido conseguir que, a todas luces, ni es culpa de los que están gobernando? Sabes qué, ¡me estás encabronando!

—Pues así es la vida política de nuestro México, Julio. Para que te enteres.

—Pero, coño, no entiendo por qué los priistas, y la verdad, ¡también los perredistas! No entiendo por qué, se negaron a aprobar las reformas. ¿Qué? ¿Solo les interesa el triunfo político de sus partidos? ¡Qué poca!

—Pues le estás dando el nombre que se les debe dar a las cosas. La política puede llegar a ser tan sucia que le negaron la aprobación de las reformas a los panistas para impedir, a toda costa, que el país se levantara y progresara bajo los regímenes no priistas. Eso, ¡no lo podía permitir! ¿Te das cuenta?

—¿Y cómo nos iría si el PRI llega a ganar? Que mira que con solo saber que ellos han impedido que México crezca más, ya nadie debería darles su voto, nadie. ¡Si son unos verdaderos traidores a la patria! ¡Coño, cómo es posible que este país reaccione así! ¡No me chingues!

—Los del PRI, van a basarse en las reservas y probablemente lo que harán es imprimir billetes, rompiendo así con el FMI, que hoy tiene a México como un ejemplo mundial de cómo sí deben hacerse las cosas. Van a aparentar, al entrar, que todo es abundancia. Así van a lograr una gran inflación que eventualmente se convertirá en una fuga de divisas tremenda y la devaluación que le corresponde. Ellos requieren grandes cantidades de dinero para mantener contentos sus cuadros de compromisos electorales. Y eso solo se logra con repartición de chambas. Vamos a ver un gobierno gordo, ineficiente, inútil. La reserva de divisas, en vez de crecer, se irá para abajo progresivamente o crecerá muy lentamente. No es atractivo un país en el cual hay inflación o inseguridad fiscal y financiera.

—O sea, devaluaciones…

—Exacto. Si la producción que tienes circulante es menor que el dinero que estás emitiendo, entonces vas a provocar eso, inflación y devaluaciones.

—¿Y en la cuestión educativa?

—La cuestión educativa es un grave problema para todos, porque está en manos de un sindicato. Esto significa poder distribuido a todo lo largo y ancho del país. O hacen lo que el sindicato pide, o se atienen a consecuencias muy peligrosas para todo el país. No veo grandes posibilidades.

—Y ¿qué pasa si el PAN gobierno con reformas?

—Todo México cambia para siempre. Con las reformas, la reserva de divisas (que es lo que hace a un país atractivo para la inversión directa extranjera) crecerá exponencialmente. En unos 4 o 5 años contará México con más de 450 mil millones de dólares, al mismo nivel de China. La reforma laboral lo hará atractivo para crear empresas con flexibilidad de contratación, cosa que hoy no existe. Las leyes fiscales harán que el gobierno disponga de más fondos para inyectarles a las zonas paupérrimas, convirtiéndolas en sujetos de consumo. La disciplina fiscal mantendrá el valor del peso mexicano frente a las demás monedas, siempre fuerte, pero equilibrado; es decir, adecuado para el consumidor y atractivo para las exportaciones.

—Pero, tú lo has dicho, con reformas.

—Así es. Es lo que tenemos que considerar en serio. ¿Cómo podemos hacerle ver al electorado que tiene que escoger una opción que garantice la aprobación de las reformas y un gobierno que garantice disciplina fiscal y gasto orientado al crecimiento sin inflación? Es decir, si el panismo ha logrado mantener a México a flote, y por encima de otros países que se han caído en crecimiento y en estructura fiscal, con todo y las crisis que han pegado aquí, ¿te imaginas lo que lograría con reformas constitucionales aprobadas?

—¿Y el asunto de los grupos criminales?

—Yo no quisiera ver que se pacte y se les facilite la distribución por las escuelas, para que en forma más fácil ganen consumidores, esclavos. Yo pienso que es necesario combatirlos hasta que entiendan que si son empresarios, deben buscar otra empresa, pero si ya cometieron crímenes, serán juzgados y deberán pagar con el castigo judicial que se les imponga. Pero ¿transar? Por favor, solo oírlo en este entorno me causa graves estragos mentales y fisiológicos.

—Pues no veo nada bien el panorama…

—¡Bienvenido a la realidad! ¿No es desesperante?

viernes, 11 de mayo de 2012

48 días para curar la enfermedad

En 48 días tendremos ese día —único en 3 años— para contribuir con un voto a decidir, colectivamente, quiénes van a tener el privilegio de gobernar nuestra nación, estado y municipio, además de quiénes nos representarán en los procesos para hacer leyes nuevas o modificar las existentes, tanto nacionales como estatales.


Cada día hay más gente que no cree en lo que se ha dado por llamar La Clase Política. La pérdida de fe en el político mexicano tiene su origen en la nefasta percepción generalizada en torno a la situación del país.

Al perder esa “fe”, se antoja inútil la erogación monetaria que hacemos para decidir colectivamente a quiénes vamos a colocar, en esta nueva ocasión en los encargos correspondientes. Si hemos perdido confianza en la clase política, ¿para qué tanto esfuerzo en elegirlos?

Una importante parte del problema radica en la poca capacidad que existe entre la población mexicana de entender y pensar en función de las proporciones. Tendemos a generalizar características de unos políticos y achacárselas a todos. Al hacer esto perdemos el sentido de la proporción y omitimos un simple análisis de la realidad.

Las encuestas electorales nacionales no concuerdan con lo que un observador externo concluiría que se esperaría del elector mexicano. A nivel del estado de Yucatán, esa discordancia de lo que se esperaría es aún peor. La falta de análisis no tiene pretexto aceptable: la información está allá, sobre todo en Internet (ver http://a7.com.mx y otros cientos de portales similares.) Es cierto, no es fácil distinguir entre información veraz e información de pacotilla.

La carencia de sentido de la proporción es un asunto muy grave. En forma perversa se ha promovido la falsa idea de que todos los políticos son iguales: cínicos, carentes de ética, ladrones, mentirosos, manipuladores, deshonestos, y otros adjetivos semejantes.

Por ejemplo, en Yucatán, una simple comparación entre el sexenio 2001-2007 (Patrón) con el sexenio 2007-2012 (Ortega), daría al traste con cualquier posibilidad de que el electorado escoja a los políticos del grupo del 2007-2012 (Ortega) por encima de los del grupo 2001-2007 (Patrón). Los resultados en obra, nivel de endeudamiento, cumplimiento de obligaciones y avance en general entre uno y otro sexenio son absolutamente diferentes.

¿Por qué eso no se refleja en las intenciones de voto? La respuesta es muy sencilla: en su gran mayoría, el electorado no entiende lo que realmente nos conviene como sociedad, una “enfermedad” que solo puede curarse con información de calidad. ¿Hay tiempo de “curarnos” en 48 días?

martes, 8 de mayo de 2012

Debate presidencial México 2012, un análisis

El Debate

Según los que debatieron, todos los grandes problemas de México se habrían resuelto de haberse aprobado las reformas constitucionales pendientes: laboral, energéticos, política, judicial, educativa y fiscal.


El priista dijo que “él impulsará las reformas necesarias…” La panista le dijo que no sea cínico, dado que fue su “bancada” —o sea, los diputados de su partido— los que se negaron a aprobarla. Para López Obrador, todos los problemas son consecuencia de que hay un grupo muy pequeño de hombres muy ricos que dominan todo en el país. El candidato Quadri hizo una serie de observaciones, todas las cuales se reducen a que se tiene que seguir con la política económica que se ha seguido en México desde hace 24 años, pero con las reformas constitucionales aprobadas.

El priista se atrevió a tratar de culpar a los presidentes y a la candidata del PAN —fue jefa de bancada— de no haber sido capaces de lograr los acuerdos a tiempo.

Para demostrar que eso fue una gran mentira, la panista le recordó al priista que cuando los del PRI presentaron una reforma laboral, los panistas, después de un breve vistazo, ofrecieron aprobarla “tal cual”. Lo increíble es que los priistas, ante este ofrecimiento, se retractaron. O sea que, ¡no estaban ellos mismos de acuerdo con lo que proponían! Solo lo llevaron para… ¿ver qué pasaba?

Y hubo mucha información durante ese tiempo en el sentido de que fue el mismo Peña Nieto quien dio la instrucción —desde su posición de “candidato seguro del priismo”— de que no se aprobara la reforma.

Energéticos

En varias ocasiones se refirieron a los problemas del país en materia de energéticos. Se usó muchas veces el argumento de que si el gobierno invirtiera en el combate a la pobreza lo que se tiene que erogar por refinar el petróleo en el extranjero —necesario por no haberse aprobado que la iniciativa privada participara en refinación— ya se habría logrado mucho más en la disminución de la pobreza extrema.

Probablemente les faltó mencionar el hecho de que lo que el país, como nación, eroga en el transporte con pipas por carretera, en vez de hacerlo por tubería —cosa en la cual no se le permite invertir al sector privado— sería posible incrementar las fuentes de trabajo en renglones más productivos y de beneficio fiscal, laboral y de crecimiento.

La conclusión racional del debate, para cualquier mexicano que entienda lo que realmente está pasando, es que, la que dice ser diferente es quien debe continuar con el gobierno que hay hoy, dado que todo lo que se ha estado haciendo, ha sido lo correcto, en tanto que lo que ha faltado es aquello que los otros partidos no han querido aprobar. Por cierto, doña Josefina Vázquez Mota dio una larga serie de razones, bastante razonables, de por qué ella y su partido son diferentes.

Lo anterior, desde luego, entendiendo que el país es mucho más que un grupito influyente que “lo controla todo”. (De ser tal cosa cierta, Slim estaría feliz… en cambio, está muy disgustado porque ese supuesto “estado cómplice” ¡le ha negado sistemáticamente el permiso para transmitir TV por cable!)

El combate al crimen organizado

Durante todo el sexenio de Calderón, el priismo se ha encargado de decir todos los días que hay que sacar al ejército de las calles. Pero en este debate, por ningún momento mencionó eso ninguno de los participantes.

En todos los casos se dijo que el ejército y la armada deberían continuar sirviendo a los mexicanos combatiendo a cuerpos armados criminales que solo pueden ser combatidos con el tipo de armas de los cuerpos armados máximos de la nación.

Se esperaría que después de varios años de críticas diarias, alguien dijera algo de fondo. Pero no fue así. Ni el más opuesto de los opositores se atrevió a decir que retiraría al ejército y armada de las calles.

Entonces, ¿por qué la alharaca constante de todos los medios, abanicados por los opositores? ¿Por qué la publicidad negativa en contra de una acción que el país a todas luces necesitaba? Cuando se trata de ir a buscar votos, entonces todos, después de echarle un vistazo a las estadísticas, ¡niegan lo que afirmaron durante años!

La candidata panista tuvo una deferencia, al enviarle gratitud y respeto a las Fuerzas Armadas del país por el “excelente trabajo” que han hecho. Los otros dos hablaron de sustituir esas Fuerzas Armadas con nuevos cuerpos de seguridad: en un caso, una policía estatal única. La panista habló de una policía con disciplina militar para auxiliar a los mexicanos allá en donde sus gobernadores no tuviesen interés en hacerlo.

El IFE y la edecán

Es lamentable que el IFE pida “disculpas” por haber permitido la vestimenta de la edecán. Es una falta de respeto a la edecán, el hacerle las críticas que ahora se le han lanzado.

Ella es una mujer que estaba haciendo su trabajo. Es totalmente seguro que, antes de presentar con esa vestimenta, pasó por los ojos de quienes la aprobaron. Fue contratada por su belleza y atractivo de género; fue contratada porque representa un “patrón de belleza” casi universalmente compartido hoy. ¿Es correcto que ese patrón sea el compartido? Eso estaría sujeto a discusión y es tema aparte. Hoy por hoy, lo correcto, es no meterse con la persona de la edecán, porque ella hizo su trabajo así como fue contratada para hacerlo.

¿Impropio? ¿Según quién y por qué? ¿Porque mostró la sugerencia de las protuberancias del cuerpo femenino que tienen la funcionalidad de amamantar críos? ¿Porque se acercó mucho el “escote” a las partes que los recién nacidos chuparían para alimentarse? Por favor, sociedad, gente, ¡ya baste de tanta hipocresía y majadería! Déjenle eso a las sociedades que pretenden disfrazarse de “pulcras”, teniendo la industria de la pornografía como una de las más prolíficas en la nueva tecnología. Los mexicanos, los latinos, los hispano parlantes, debemos superar eso.

Usen mejor la palabra “recato” para referirse a las actuaciones no corruptas que se espera de hombres y mujeres de negocios, burócratas, maestros y políticos. ¡Basta de hipocresías!

El IFE no debió haber mencionado el hecho, jamás. El IFE le faltó al respeto, públicamente, a una mujer desempeñando la función para la que fue contratada. Eso estuvo muy mal.

sábado, 5 de mayo de 2012

Informar, eso es lo importante

Aceptémoslo: las condiciones de la vida humana han cambiado. Hoy somos más responsables con el planeta.

Un humano consciente se abstiene de hacer cosas que atentan contra la ecología, sobre todo cuando esas cosas no son necesarias en absoluto. Cuando algo puede hacerse en varias formas, vamos a evitar hacerlo en esas formas que no son amigables para el planeta. Eso debería ser obvio.


En la actualidad —mayo de 2012— es posible informar por medio de la palabra escrita sin usar tinta, papel y transporte para distribuirlo. Esto lo estás leyendo porque esa afirmación es un hecho incontrovertible.

Las ventajas de esa forma de comunicación son tantas, que se antoja irracional el uso del papel, la tinta y la energía para distribuirlos. Cuando te llega un impreso, solo puedes verlo si el tamaño de letra y tus ojos o lentes te lo permiten. En cambio, si lees en la pantalla de tu celular, de tu tableta o de tu computadora —o de la computadora del cyber, de tu escuela o de tu amigo— vas a poder amplificar la letra al tamaño que te acomode, vas a poder ver las fotos en detalle y vas a poder comentar, dar tu opinión e intercambiar ideas con otros.

Además, las notas te van a llegar mucho más rápido y allí te vas a encontrar con mucha información relacionada con lo que hoy acaba de “subirse” y ponerse a disposición de los lectores.

Toda información que te llega —tanto en un impreso como en una pantalla— se genera porque alguien está pagando el costo. ¿Qué sucede cuando hay que pagar los altos costos del papel, tinta y distribución? Que es muy posible que la calidad del contenido baje, dado que mucho de los costos tendrá que irse al pago de esos elementos materiales.

El favor que te pedimos

Si tú estás leyendo esto ahora, te vamos a pedir un favor: ¡ayúdanos a que otras personas, probablemente de más edad que tú, lo puedan hacer también! Interésalos en la cultura de la “pantalla” para que superen la “cultura del papel”. En esa forma tú estarás cooperando en forma activa al proceso para elevar la calidad de la información.

Te necesita el mundo a ti como promotor(a) activo(a) y apasionado(a) por el cambio hacia la eficiencia informativa.

El libro electrónico semanal de A7

Cada semana, desde hace varios meses, generamos y entregamos, completamente gratis, un libro electrónico, con fotos, gráficas y URL (direcciones) para vídeos. El libro contiene el total de las notas de 7 días. Pesa de 13 a 18 megabytes.

El formato de nuestro e-book semanal, puede ser leído en dispositivos con programas para ePub y Mobi. ePub es el formato que usa el lector de Apple en el iPad y el iPhone o iPod Touch o el Nook, lector de Barnes & Noble, o el Reader de Sony. El formato Mobi es el que usa Amazon.com para libros electrónicos que se leerán también en el dispositivo de venta mundial llamado Kindle, o en las aplicaciones de tabletas, Windows® o Linux para ese fin.

Este e-book semanal es un elemento de transición para los lectores que tienen su “día semanal de lectura”. Y, aunque el contenido de nuestra publicación electrónica semanal es bastante amplio, es obvio que el lector podrá escoger, del índice, la lectura de aquello que más le interese.

El hábito de la lectura: cultura, información y diversión

Leer es una actividad que por lo menos puede divertirte. Pero, además, puede ampliar tus conocimientos —tu capacidad académica, tu “cultura personal”. Y, lo más importante hoy: la lectura te puede hacer una persona mejor informada. Está de sobra que tratemos de hacerte ver lo obvio: una persona con buena información, sobre todo, información real y verdadera, es una persona que podrá contribuir con mayor calidad personal para la vida suya personal, la de sus allegados, sus compañeros de escuela o de trabajo, sus hijos, padres y amigos.

La tragedia más grave que se cierne sobre México hoy, es la mala calidad en la información. En esto ni el mejor vehículo para transmitir la información nos puede servir, si lo que ese vehículo transporta es de baja calidad —entre otras cosas, porque es, de plano, falso.

Entonces, ¿cómo puede funcionar la democracia en un país con mala calidad informativa? La respuesta es: MAL; solo así “funcionará”. Es obvio que quien acude a una urna a votar, rompe el equilibrio de lo conveniente para un país —y para el mismo elector— cuando lo hace “al azar”, por rumores o por alguna propaganda atractiva, pero no como resultado de un proceso de análisis cuidadoso de lo que ha pasado en su país, de lo que le ha resultado conveniente, contrastado con lo que no le ha funcionado.

Con solo ese objetivo a la vista, ¿no crees que vale la pena hacer el esfuerzo?

viernes, 4 de mayo de 2012

¿A quién sirve la fuerza pública?

Es solo cuestión de una simple comparación: ¿recuerda alguien algún incidente que haya sido perpetrado por la policía estatal o municipal, durante los años que estos cuerpos armados estuvieron bajo el mando de políticos emanados del PAN en Yucatán?

Yo sí: recuerdo que se armó gran alharaca cuando un hermano de Patricio Patrón Laviada pretendió que no se le detuviera por ser quien era, con el resultado de que su propio hermano —el gobernador— dio la instrucción de que se actuara como se haría con cualquier otro ciudadano. La prensa lo trató de manejar de tal manera que no se le diera importancia al hecho de que el gobernador hizo lo que se debería hacer, sino que se recalcó por todos lados el titular de que “un hermano de Patrón Laviada exige se le respeten sus influencias”. Si uno lee ese titular, ¡no es falso! Pero no fue ese, realmente, el sentido del evento.

Pero, ¿cuántas veces se le detuvo a alguien por su postura política o por sus actividades políticas? Nosotros podemos recordar, no en orden, pero sí, por su importancia, por lo menos estos hechos:

Diputados y senadores del PAN son detenidos en un retén.- Esto sucede en plena campaña federal, para la renovación del congreso. No había una sola razón para detenerlos un solo minuto: fueron más de cuarenta. No se les dio razón alguna. Se les aplicó un “juego de autoridad”.

Repartidores de A7 son detenidos en Tizimín.- Durante esa misma campaña, la policía municipal de Tizimín, detiene y mete presos a varios menores de edad que repartían los impresos del periódico Artículo 7, a todas luces violando todos los derechos relacionados con la libertad de imprenta y de expresión consagrados en nuestra constitución.

Vendedores de camisetas.- En forma arbitraria y tramposa, vendedores de camisetas con la leyenda “Yo chiflé a Ivonne” son acusados falsamente de hacer circular billetes falsos por una persona que acababa de hacer como que compraba una camiseta. El billete falso siempre lo tuvo el acusador, persona que hasta la fecha actual se encuentra no identificado.

Judiciales le rompen el brazo a Ismael Peraza.- Se trata de un “disidente” del régimen emanado del PRI, al cual se le persigue, se le acosa y finalmente, se le agrede, rompiéndole el hueso de un brazo. A7 publica la radiografía del hueso roto.

Ex policías de Javier Medina, detenidos 3 días.- En forma por demás arbitraria y sucia, se les detiene a dos ex policías del régimen de Patrón Laviada —que se negaron a continuar como miembros del equipo de Saidén Ojeda— en un retén, se les lleva a los separos, amarrados en la cama de una pickup y se les deja allí por varias horas, bajo la lluvia. Luego se les lleva a un anfiteatro para que sean fotografiados por reporteros del Por Esto!, ordenándoles “confesar” que llevaban un arma que allí mismo se les “siembra”.

El vehículo de Javier Medina se llena de micrófonos.- Sin que se le informe al ex director de Seguridad de Yucatán, MVZ Javier Medina, durante una revisión de rutina del vehículo a su servicio, se llena el vehículo de dispositivos de espionaje, mismos que son descubiertos por el mismo Sr. Medina. El caso fue reportado en detalle en Artículo 7.

Asesinato de Oswaldo Cervera Peraza.- Es un asunto que se ha quedado en el típico “silencio” infundido por el temor de la familia del constructor. La versión elaborada en forma oficial es que se le persiguió por 50 kilómetros al no detenerse en un retén. La versión extra oficial, es que el Sr. Cervera conducía una camioneta del mismo color y marca que otra que era conducida por alguien que los gendarmes andaban persiguiendo por algo. La realidad: no se sabe, porque hay muchas mentiras en torno a este tema y a otros muchos.

Policía ignora agresión a ciudadanos.- El 4 de julio de 2011, algunos ciudadanos se manifiestan en contra del comienzo de la obra del ayuntamiento de Angélica Araujo Lara. Las fuerzas del orden se encontraban concentrada a unos cuantos metros del lugar. Personas plenamente identificadas como empleados del ayuntamiento y el partido político del que emanó la Arq. Araujo, atacan a los manifestantes a golpes, incluso con intento de asesinato. Se dice que la gente fue enviada por un incrustado en el ayuntamiento de la Arq. Araujo, al servicio de quien es hoy “pareja” de la Arq. Araujo en la campaña para el senado. De hecho, A7 descubre que este señor, a las 8 AM de esa misma mañana, advierte en su Facebook que pronto, ese mismo día, sucedería algo importante.

Acoso a la familia del candidato del PAN al gobierno.- Y el más reciente, pero no el último —hay muchos más que se nos escapan a la memoria por el momento— fue el acoso a la esposa e hijos del candidato del PAN al gobierno de Yucatán, Joaquín Díaz Mena; este acudió a un llamado de su esposa y encontró, apostados próximos a su domicilio, a un par de gendarmes. Estos se taparon la cara cuando vieron que estaban siendo filmados a la 1:20 AM del día 4 de mayo de 2012. El acoso se había dado durante todo el día: los gendarmes seguían a la esposa e hijos del candidato del PAN a cuanto lugar entraron en una plaza comercial con cines.

Tú eres un ciudadano cualquiera. Las leyes electorales están hechas de tal manera que tú no te enteres de qué partido político emanaron las personas que les daban órdenes a los policías que perpetraron acciones ilegales en contra de ciudadanos inocentes. Pero es imposible que tú no sepas que las policía actúa con gran arbitrariedad —cuenta los casos tu mismo— cuando sus jefes emanan de un partido político —Ivonne Ortega, Felipe Saidén— y no de otro —Patricio Patrón, Javier Medina. ¿Es justo que existan leyes que en alguna forma busquen que tú, ciudadano, no te enteres de actos que podrían hacerte razonar tu voto?