lunes, 23 de abril de 2012

Comparte sin robarte ancho de banda

Hace mucho tiempo que quiero decir esto. La cuestión es, ¿van a hacerle caso?

Antes de continuar, digo aquí lo siguiente: te conviene, no te des por vencido antes de tratar de entender lo que se te explica aquí. No es más complicado de lo que ya sabes hacer al escribir un simple mensaje.

Diariamente a todos nos llegan correos que contienen X información. A veces se trata de correos reenviados. Estos presentan defectos en su formato debido a que cada vez que reenvían, los programas reenviadores les agregan algo que los hace más difíciles de leer.

Entonces, estamos enviando algo que está difícil de leer y está ocupando ancho de banda en forma inútil.

También existen personas que envían adjuntos, sobre todo las llamadas Presentaciones de Power Point. Estas contienen fotografías que van cargadas en el correo que le envían a todos sus contactos o a un grupo selecto de ellos. De nuevo, quizás la presentación se vea bien, pero, ¿para qué enviar copias y copias de lo mismo? ¿Para que todos lo vean? ¡Hay mil formas de hacer que todos lo vean! Sigue leyendo…

Quizás lo más absurdo de todo sea enviar archivos de video. Estos son generalmente bien pesados y usarán, en forma totalmente inútil, mucho más ancho de banda de lo que sería necesario para que, incluso más personas, lo lleguen a ver.

De inmediato se oyen las quejas de los que esto leen: “¿Y qué? ¿No puedo enviarles a mis amigos y amigas o contactos cosas que quiero compartir con ellos?” Nadie ha dicho que no lo hagas. Al contrario, si tienes cosas interesantes para compartir con ellos, la Internet es el medio ideal. Nada más que hay formas inteligentes, efectivas y buenas para todo mundo, de hacer lo mismo. Veamos. Por favor, hay que poner atención a esto.

Cuando decimos que “pongas atención”, estamos tratando de hacerte ver que no vas a entender esto si no pones de tu parte para lograrlo.

Empecemos, pues.

Primero que nada, abre tu Blog. Hay muchos servicios de Blogs, pero si ya tienes una cuenta de Gmail, entonces en forma casi automática, ¡ya tienes para crear uno o más Blogs en los que podrás escribir lo que quieras, publicar fotos, presentaciones e incluso vídeos!

Cuando tengas algo que compartir con los demás, en vez de pasarlo como copia a muchos, envía un correo, a todos esos a los que les quieres compartir algo, pero en ese correo solo vas a poner 2 o 3 líneas:

  1. Hola estimable:
  2. Te invito a ver (leer, disfrutar, captar) esto.
  3. La dirección o URL en donde lo podrá ver.

Eso es todo. Nada más sencillo. La dirección o URL, es algo que vas a ver en la página en la que trabajas tu Blog. Cuando lo terminas, allá, arriba, en la barra de direcciones del navegador que usas, vas a seleccionar y copiar —por favor, ten cuidado de seleccionar todito— la dirección de tu nuevo artículo. Lo seleccionas, lo copias y lo pegas en un mensaje. Ese sería el tercer renglón de tu correo.

Entre tus contactos, muchos van a querer ver lo que les enviaste, otros no. Los que no lo quieren ver, pues, la verdad ¡ellos se lo pierden! Pero nosotros, el resto del mundo no perdemos ancho de banda inútilmente, porque solo enviaste 3 renglones, una nadita. En cambio, si hubieses enviado todo el contenido, tendrías molestos a los que sentirían que les has llenado sus buzones con cargas pesadas que no les interesan y que van a estar 1 mes —por lo menos— en su carpeta de basura. De hecho, cuando vean que ahora no envías copias enteras de lo que haces, sino un URL para tu página o Blog, ¡hasta se van a interesar más en ver qué estás haciendo!

Además, no tiene ninguna dificultad hacer clic o tocar el URL y ¡listo! En un momento están viendo tu página abrirse con la nueva comunicación. Es más, si tus contactos usan teléfonos celulares, te diré que los Blogs también pueden presentarse —si así lo configuras— en forma especial para los teléfonos inteligentes. Son súper prácticos: si detectan que estás en un celular, te envían la página especial para leer en esos dispositivos.

Desde luego, cada artículo de tu Blog quedará para siempre —mientras tú quieras— disponible en Internet. E incluso, si dices cosas interesantes que otros están tratando de encontrar, los buscadores ofrecerán tu página. Esto te puede redituar algo, pues Google ofrece cuentas —se llaman AdSense— que te permitirán colocar anuncios y vas a recibir unos centavos por cada lector tuyo que haga clic en ellos.

Las páginas pueden contener vídeos, fotos, audio, en fin, todo lo que tú creas que tus lectores necesiten para captar bien lo que les quieres comunicar.

El ancho de banda se vuelve el mínimo cuando hacemos así las cosas.

Si eres de las personas con la capacidad para hacer presentaciones de esas llamadas de Power Point™ (que es una marca registrada de Microsoft®), Google te ofrece, con sus Google Docs la posibilidad de que publiques tu presentación, con un URL que podrás enviarles a los demás. Una vez teniendo una presentación Google Doc, esta también podrá aparecer pequeña dentro de un artículo del Blog.

Cuando tienes cuenta de Gmail, tienes muchas cuentas de servicios útiles, todos potentes y bien útiles. Por ejemplo, tienes cuenta de Picasa para subir y almacenar tus fotos, cuenta de YouTube, para publicar tus vídeos, y otros muchos instrumentos de la Internet para compartir lo que se te ocurra.

Abre google.com y lee todo lo que tiene para ofrecerte esta empresa, además de las búsquedas más potentes y flexibles de programar.

No hay comentarios: