miércoles, 16 de noviembre de 2011

Alternativas con PAN, PRI y PRD en 2012

Ebrard se lanzó un discurso de calidad A+: respeta el trato que hizo, quedó abajo en la encuesta, renuncia a la candidatura. No habrá elecciones internas en el PRD. Tampoco con los partidos aledaños (PT y demás). La fórmula de la izquierda mexicana está lista para lanzar su oferta electoral.

En el PAN las cosas están más complicadas. Hay 3 personas que están ahora mismo (noviembre de 2011) en su lucha para convertirse en quien abandere al PAN en la contienda. En muchas ocasiones han recurrido al método de las encuestas de la población abierta. Lo que resulta es que el público en general sabe poco de la gente del PAN, Son escasos los sectores en la sociedad mexicana que conocen a Cordero, Vázquez Mota y Creel Miranda.

En el PRI todo está definido, al parecer, desde hace ya casi 6 años. Cuando asumió el gobierno del Estado de México, Peña Nieto comenzó a ser colocado en todos los medios importantes a nivel nacional, como "el bueno" para 2012. Las encuestas lo tuvieron casi todo el tiempo bien alto. Ha bajado, sobre todo a partir del momento que entregó el gobierno de Edomex. Pero sigue siendo el más alto de los 3 partidos.

Con la excepción del PAN, ya sabemos qué nombres vamos a ver en la boleta electoral de julio de 2012. En algunos estados, como Yucatán, será un día de elecciones totales: Presidente, senadores, diputados (federales), gobernador, diputados locales y presidencia municipal. El votante tendrá que tomar 6 decisiones al verse frente a esa boleta. Algunos lo harán en base a colores: no les interesará conocer los nombres. Otros solo buscarán los nombres de sus allegados y votarán por ellos, no importa en qué partido se encuentren.

Tomar 6 decisiones en un minuto suena bastante complicado. A menos que el ciudadano haya hecho ya "su tarea" —saber por quiénes sí votará y por qué— el asunto se va a prestar a frivolidad estadística de grandes proporciones.

La política es asunto de todos. Por desgracia en nuestro país, aún hoy en día, mucha gente dice que no le gusta participar en política. El problema es que a la política sí le "gusta" participar en ellos, a su favor o en su perjuicio. Nadie debe dejar solos a los que tienen en su poder la posibilidad de alterar leyes en perjuicio de todos sin que sepan que eso sucederá.

Entre los nombres que aparecerán en la boleta, habrá, siempre, unos más confiables que los otros. Parte de la tarea que todos los electores deben cumplir, es asegurarse de saber, no solo cuál es mejor, sino también, cuál es el menos malo. Sobre todo, cuál es el partido político que puede ser más abierto, más flexible, más proclive a escuchar a los "no políticos". Porque no es posible que los 3 partidos tengan la misma actitud. Es obvio que uno de los 3 partidos debe ser el más abierto a escuchar al ciudadano. Sería bastante difícil que los 2 tengan exactamente el mismo nivel de perjudicados.

Pero, ¿cómo se puede hacer la tarea? ¿Qué podemos hacer para realmente entender las diferencias y las propuestas? ¿Qué nos dice la historia? ¿Cuáles son los indicadores que debemos observar para tomar la decisión correcta? Es obvio que entre 3 propuestas, una debe ser, a fuerzas, mejor que las otras 2. ¿Cómo podemos detectar cuál es la que más nos conviene como nación a todos los niveles de gobierno?

La tarea no es difícil para algunos, aunque sí lo es para una gran mayoría. Entre esa mayoría probablemente se den algunas posturas:


  1. Falta de interés total. No entiende por qué es importante conocer bien las alternativas.

  2. Sesgo de intereses personales. No importa qué tan bueno o mala sea la opción, la escogerá porque siente que es la que le conviene en lo personal.

  3. Solo sabe, porque así le han dicho quienes lo o la rodean, que "esa" opción es la buena, la de siempre.

  4. Intención de estudiar y entender. Este grupo es de muy pocos. A este grupo les debemos llegar en forma directa para, por lo menos, darles nuestros elementos de juicio. Ellos se convertirían también en gente que ayudaría a los otros 3 grupos a tomar una decisión más conveniente para el país.

Solo nos queda una solución y es que los que creamos entender la conveniencia objetiva a favor de cada uno de los partidos, se la hagamos llegar a los que tengamos cerca, a los que confíen en nosotros.

La elección de 2012 es determinante para el futuro de México. Está en peligro de no ser lo que debería ser, es decir, si tuviéramos la suerte de que todos entendieran exactamente qué es lo que nos conviene, en vez de que las discusiones se vayan por líneas de posturas que más tienen que ver con los "egos" de cada persona y no con los datos duros acerca de los resultados que los gobiernos de unos y otros partidos han tenido.

A veces lo que parece no es lo que realmente es. "Las apariencias engañan", dice un dicho muy antiguo. Y en el caso de lo que vivimos en México, ¡cuidado que las apariencias son terriblemente engañosas! Casi nada es como en forma global se transmite. Todos estamos sujetos a recibir piezas informativas sobre realidades. Por desgracia, una gran cantidad de esas "piezas informativas" son, realmente, "piezas anti informativas": en vez de ayudar a que las cosas se aclaren, inyectan en la conciencia de los que escuchan más elementos de confusión. En medio de esta es muy difícil descubrir la realidad única. ¡Esa es precisamente la tarea más delicada que tenemos! Debemos descubrir, entender, desglosar y comentar la realidad única, esa que, si no conocemos o entendemos, se revertirá sobre nosotros y pasaremos a ser víctimas de la falta de comprensión de nosotros mismos hacia la realidad.

No hay comentarios: