martes, 29 de noviembre de 2011

Devaluación del peso en 2011... ¿en qué se parece a las de "antes"?

Muchos en la oposición se deben estar frotando las manos cuando los medios masivos de comunicación en México cantan a los 4 vientos que "el peso se está devaluando". Y el valor de cada dólar hoy, en el mercado libre, es de 14 (hoy, martes, se recuperó el peso marginalmente y quedó el dólar ya debajo de los 14 x 1).

Algunos tenemos la opinión de que el Banco de México no debería entrarle al mercado de divisas. ¿Quiénes son los que están demandando dólares? Los que son ignorantes con respecto a la diferencia entre México, hoy, México, ayer, y las llamadas "economías emergentes". Por ignorantes, ¡déjenlos perder!

¿Qué pasaba antes? Un estornudo de asuntos financieros en los Estados Unidos provocaba una enfermedad casi terminal en la economía mexicana. Muchos se burlaron del voluminoso Carstens cuando este declaró que lo que estaba pasando a nivel mundial "le provocaría a México 'un catarrito'". Ah, ¡cómo se burlaron de él! Pero en realidad ¡eso fue lo que sucedió!

¿Por qué los inversionistas de la bolsa de valores mexicana ahora venden las acciones, cobran pesos (perdiendo) y se van corriendo a comprar dólares? ¿Qué sentido tiene hacer esto en México? ¡Ninguno! Cumplir con "la profecía que se cumple a sí misma" y, nada más. Los intermediarios en las bolsas siempre ganan cuando hay ventas o compras. Una racha de ventas les deja grandes utilidades. Invariablemente, un tiempo después, viene otra racha de utilidades, cuando los inversionistas regresan a refugiar sus ahorros en acciones bursátiles.

El asunto es que la crisis mundial no tiene mucho qué ver con las acciones bursátiles de las empresas mexicanas. Sucede que México tiene una reserva en divisas que se acerca a US$140 mil millones. Pero, además, no tiene compromisos en divisas —ni próximos a vencer ni lejanos en su vencimiento— que no pueda cubrir con su flujo normal: con los Estados Unidos tiene un intercambio —gracias al TLC— de US$300 mil millones anuales. ¿Estamos en jauja? No, pero muy lejos de estar en crisis, por lo menos del tipo que otros países tienen —como, por ejemplo, Grecia, España, Italia. Son economías importantes, algunas mayores que la de México, pero deben más que sus reservas en divisas y tienen vencimientos próximos.

En 1994-95 ingenuamente escribí un artículo creyendo que la crisis era —con Salinas y al tomar posesión Zedillo— semejante a la de ahora. Estaba yo terriblemente equivocado. Tenía la imagen del país de mentiritas que se había encargado de vendernos a muchos, incluso a bolseros e inversionistas. ¡No había nada! ¡México estaba en ruinas! Lo reconoció Zedillo y... ¡pudimos salir adelante! Es obvio que Fox y Calderón solo han hecho exactamente lo que siempre debió haberse hecho: por eso hoy la reserva en divisas, con los 11 años de panismo, es la más alta en todas las proporciones de la historia de México.

Si hay algo que el inversionista bursátil debería entender es eso: que aquí no está el problema. ¿Tiene esto que ver con que, para los norteamericanos, tristemente, solo existen los Estados Unidos y lo "internacional"? "Hay crisis internacional, vendan, vendan acciones". En 1998, Zedillo habló personalmente con Clinton para que este les recordara a los bolseros de Chicago y Nueva York que México no era Moscú. Estaba pasando algo semejante, pero el país mexicano ya se encontraba en la línea del orden financiero. Y Zedillo logró que Clinton les diera a los bolseros una lección de geografía de segundo año de primaria. Y eso que, en ese año de 1998, las reservas de México eran menos de una catorceava parte de lo que tiene hoy —además, con una deuda enorme y difícil de pagar.

Esos tiempos quedaron atrás. Lo que pasa es que la percepción de mexicano de su propio país es fatal y fatalista, porque esa es la novela que les conviene a muchos medios vender todos los días. Y no digamos a la oposición, ellos ¡se frotan las manos en tanto por lo menos parezca que las cosas están mal!

Realmente, es triste que el mexicano no pueda disfrutar que su país está hoy, ante el mundo, como cuando gana un partido de fútbol difícil, goleando al adversario. Es una lástima que el producto comercial "Calderón" tenga que venderse como si fuera una goleada contra México, dejando el marcador en cero. Es triste, pero así están las cosas. ¿Qué tiene que suceder para que la percepción cambie? ¿Que el PRI nos lleve nuevamente a la ruina y entonces podamos comparar?

El inversionista que vende acciones bursátiles pierde: 1) al venderlas, porque invariablemente, cuando todos venden, todas las acciones bajan, 2) pierde cuando compra dólares muy por arriba de como se los pagaron cuando los compró para invertir en la BMV y 3) pierde porque cancela una fuente de crecimiento de su inversión al provocar una baja del mercado bursátil mexicano por una acción inútil, puramente especulativa. Entonces, pues, ¡qué les dejen comprar los dólares caros! Los importadores saben que pierden el mercado si elevan sus precios. Por lo tanto, ellos tiene que "aguantar vara", sabiendo que el mercado, finalmente, regresará al nivel de la verdadera oferta y demanda.

Elección de 2006: la investigación omitida erróneamente

Me es difícil entender por qué esta investigación jamás se hizo. La debió haber ordenado el PRD, el PAN, el IFE mismo. Es el estudio aleatorio que podría demostrar la veracidad de los totales de la elección de 2006.

El objetivo del estudio sería comprobar que los datos asentados en las actas —esas firmadas por los representantes de todos los partidos, los mismos que estuvieron en las casillas mientras se hicieron los primeros recuentos— coincidan con los datos que se apuntaron en el sistema del IFE, es decir, en la base de datos.

El video en cuestión se puede ver acá.

Si los datos asentados y firmados por todos los representantes de los partidos coinciden con los datos asentados en los sistemas del IFE, entonces podemos descartar cualquier forma de fraude al hacer el traspaso de las actas a los sistemas.

Son 1 millón 250 mil personas que participan en las casillas. ¿Qué pasaría si los representantes de las casillas, al llegar a su casa y abrir su computadora, vieran que los totales que acaban de firmar, no son los asentados en el sistema del IFE? ¿Lo dejarían así, nada más? ¿No acudirían al IFE a levantar una protesta? ¿No acudirían a los medios a protestar si nadie les hace caso?

Por lo tanto, la investigación que se haría solo corroboraría que los que estuvieron trabajando físicamente en las casillas no protestaron porque no encontraron diferencia alguna entre lo que firmaron y lo que apareció publicado en el sitio de Internet del IFE. Esto, la verdad, es ¡tan elemental!

Los representantes de los partidos políticos llevaron a los cuarteles generales de sus partidos las actas firmadas por todos los demás representantes y por el presidente, el escrutador y el secretario de cada casilla. Es decir, no es solo un acta la que se maneja, sino que cada parte interesada recibe una copia al carbón del acta que se envía para que se asiente en el PREP del IFE.

Pero, además, las fotografías de las actas están expuestas en el sitio de Internet del IFE, con las firmas de las personas que hicieron el recuento en compañía de todos los demás que estaban en las casillas. Si las personas que estuvieron en las casilla hubiesen visto alguna diferencia entre las actas que ellos vieron y firmaron y las actas que se colocaron a la vista en el sitio de Internet del IFE, ¿no es lógico pensar que ya hubieran hablado del tema?

La investigación que sugiero nos daría un porcentaje de concordancia que, según podemos anticipar, estaría muy cerca de 100. Se trataría de tomar al azar unas 1500 casillas. Examinar, por cada una de esas casillas, qué totales se asentaron manualmente en las actas (allá están las fotos de las actas visibles para todo mundo en el portal del IFE). Finalmente, anotar la concordancia entre las actas y lo asentado en el sistema del IFE. Así estaríamos midiendo la concordancia.

¿Qué nos quedaría? Utilizar los datos de la base de datos de esas concordancias para correr nuevamente las sumas con sentencias SQL (Structured Query Language) y observar los totales. Veríamos que son los mismos totales que los jueces determinaron que deberían contar para la elección.

Cuando todo el sistema se vigila y se descubre que las cosas estuvieron hechas en forma correcta, entonces a los que protestan solo les queda acusar a Vicente Fox por haber hablado de más o a los empresarios por haber emitido cortos publicitarios recordándole a la gente lo que es un gobierno irresponsable con las finanzas públicas.

Muchas leyes fueron modificadas a causa de esa elección. López Obrador supo levantar las sospechas, supo inyectarle al pueblo mexicano una gran duda. Si estuvo equivocado en su apreciación, el Sr. López es culpable de un grave deterioro —un verdadero retroceso— en el pueblo de México en su camino hacia una democracia en proceso de perfeccionamiento. No es posible protestar contra los que hablen y mencionen hechos contundentes que estarían en contra —con sustento pleno— de alguna política fundamental de algún candidato.

En YouTube este servidor tiene un video con una sarta de increíblemente groseros y vacíos de algún contenido inteligente, de jovenazos que, por demás, no tienen un solo argumento de valor, pero sí una gran cantidad de insultos contra mi persona por desarrollar el tema. Por desgracia, soy muy terco y si los números me indican una cosa, voy a tener que estar de acuerdo con lo que los números muestren. Lo más que puedo hacer es sugerir que se verifique si el proceso para llegar a los números es realmente factible de quedar validado. Una investigación estadística aclararía la gran duda. ¿Por qué no se ha hecho?

Lo triste es que todos ellos creen que yo digo —asunto que solo tiene que ver con mis propias conclusiones sobre el tema— según ellos, debe ser porque "alguien me paga por decirlo". Es tan triste que no podamos ni siquiera confiar en que la gente pueda genuinamente tomar posturas delicadas cuando tiene números sólidos que sostienen sus dichos. Continuamos siendo un país cuyos habitantes se basan en el rumor, en la calumnia mediática y en la mentira demagógica para fijar sus criterios. Yo quiero hacer una revolución para mejorar las cosas pero... ¿esa sería la calidad de los que podría ser que nos sigan?

Quizás esa revolución esté aún muy lejos... ¡Educación! ¡Qué falta le hace a este país!

Hart, Cain, Clinton y otros

Víctimas sociales de sus libidos, todos ellos son políticos que podrían haber perdido todo o lo perdieron todo por sus intensas persecuciones de momentos eróticos para satisfacer sus libidos.

Hoy está sucediendo con Cain, aspirante republicano a la candidatura de ese partido. Quiere ser presidente pero, en menos de un mes, ha sido acusado de ... ¡tener una libido intensa y buscar con demasiada frecuencia erotismo con mujeres!

¿Qué? ¿No es eso, erotismo, lo que buscan quienes se deslizan a escondidas con mujeres que no son sus parejas "legales"? Las reglas de la cultura monogámica occidental son estrictas y en los Estados Unidos, el público y los medios disfrutan a cual más el destape de esas debilidades de la carne de hombres que pretenden ser importantes líderes de algo, lo que sea.

La lógica interna conlleva un razonamiento de acuerdo al cual mentir en lo privado —es decir, abstenerse de anunciar a qué le dedicará, en forma secreta algunas horas de su vida privada— puede ser indicativo de mentir en lo público. Y esto de mentir en lo público, la verdad, ¡da risa insana!

¿Habrá algo más mentiroso que un político? Son todos ellos personajes que están, casi en todo momento simulando algo: simulan que no hay problemas, cuando la economía se cae en pedazos; simulan que la marihuana es lo que la gente cree que es —mala—, en vez de divulgar estudios que encuentran lo contrario; simulan que la invasión será para evitar que maten mujeres en los estadios, cuando en realidad, se trata de perseguir a los que pueden ser obstáculo para asegurar "derechos" sobre petróleo.

Los políticos que no han simulado acaban traicionados, porque otros políticos requieren simular para hacerle creer al público que todo lo que el "otro político" —el que no simuló— hizo, "está mal". Así, a unos los matan quitándoles la vida y a otros los matan destruyéndolos mediáticamente todos los días.

Si alguien cree que la política es un asco, tristemente tiene muchos elementos que sostienen su adjetivo. Por ello es tan grave que los no políticos nos mantengamos lejos de la política. Es necesario impedir que la política sea asunto exclusivo de los políticos, porque nos concierne a los que no es lo que se simula lo que nos afecta, sino lo que se deja de hacer por jugar a la simulación.

La historia parece indicar que el público francés está una orden de magnitud, por lo menos, arriba de la hipocresía del pueblo norteamericano con respecto al comportamiento privado de cualquier persona —hombre o mujer. El asunto es que la importancia de la influencia de los Estados Unidos sobre la vida de todos los terrícolas, es demasiado fuerte como para quedarnos cruzados de brazos y dejarlos actuar "libremente" con esos juegos de simulaciones. Si la influencia de esa nación no nos afectara en alguna forma a todos, sería factible dejarlos "en paz" con su moralismo altamente hipócrita, destructivo y disfuncional en el juicio de personas de valor con deslices compatibles con la biología humana elemental.

Dos minutos para las 12: ¡Blogsy, el mejor!

Después de mucho tiempo llega, finalmente, una aplicación que parece estar completa para componer texto rico en formato con el iPad y el iPhone. Al llegar a la versión iOS5, las cosas han cambiado. Ya era hora. Muchos lo estuvimos esperando por mucho tiempo. Es imposible que se atrasara por más tiempo. ¡Qué bueno que ha llegado!

Está un tanto... Iba a decir incómodo el lugar para marcar énfasis pero, retiro lo que iba a decir. Resulta que ahora sí se puede escribir de tal forma que se va formando el párrafo normal. Exactamente igual que sucedería si uno estuviera componiendo en un sitio de Internet del tipo Joomla! ¡Perfecto!

La verdad, Blogsy ahora sí merece una efusiva felicitación de nuestra parte. Solo falta que permitan que el tamaño del texto se vea mayor, pero creo que para eso vamos a tener que esperar más tiempo. Aunque, la realidad es que no sabemos. Podríamos encontrarnos con la agradable sorpresa de un momento a otro.

La otra maravilla del tema es que tiene la capacidad, finalmente, de darle formato rico al texto dentro de la misma página en que uno está escribiendo. Repito, sí está incómodo el lugar a donde uno debe llevar los dedos para marcar bold o italics o subrayado. Pero finalmente, todo se puede hacer con bastante facilidad. Creo que están bien ubicados los controles, pues no me equivoqué una sola vez. Lo acababa de decir y resulta que ahora sí, me equivoqué por primera vez. No se quitó la cursiva a la primera.

Me he dado cuenta de algo muy importante: todo lo que escriba aquí, podrá pasar a la parte de edición con toda facilidad, pues hace el formato de HTML exacto. Es decir, exactamente el que necesito. Ni más ni menos. Esto es realmente una muy buena noticia. Se debe hacer todo con mucho cuidado. Pero no hay problema: uno siempre tiene a su disposición todo lo que tiene que ver con los formatos. Veamos:

  • El formato se puede hacer automático
  • Los párrafos se forman de manera estándar.
  • La ortografía se corrige y marca en forma perfecta.
  • La respuesta es bien rápida, mucho más que con Pages

Ahora continuamos con el párrafo normal. Estamos con la esperanza de que no será necesario volver a determinarlo en tanto uno escribe. Lo que estamos tratando de conseguir es que sea un número mínimo de veces que uno tenga que recurrir a corregir las cosas. Se puede, pero no siempre saben que así es.

Blogsy es, a partir de este momento, declarado el mejor programa para iPad —entendemos que aún no hay versión para iPhone— para escribir y producir formato HTML para Blogs o para lo que uno desee redactar con seguridad.

¡Buen trabajo, Blogsy!

sábado, 26 de noviembre de 2011

Impuestos automáticos para México

Es obvio que la tecnología informática que hoy existe permite que las contribuciones del ciudadano se conviertan en un asunto automatizado y no en un "juego" a ver quién logra ser más "vivo". Siempre se han llamado "impuestos" porque son pagos que se imponen sin alternativa para el ciudadano.

No tiene mucha lógica que un pago impuesto tenga la posibilidad de ser del monto acorde con lo que el ciudadano declare. Se convierte en una especie de juego. Con voluntad e imaginación, se puede resolver casi de inmediato. México tiene ya los elementos para atender este problema.

La iniciativa quizás debió ya haber surgido de los representantes populares —diputados. Pero el asunto, ¡no se ha dado! Parece ser que la imaginación de los que han llegado a las cámaras —esos 500 que tanto son criticados por no ser tan útiles que se diga— no es muy amplia en este sentido.

El sistema fiscal mexicano debe prescindir, por ley, del concepto de declaración. Este concepto se presta a una especie de juego en que una parte reta a la otra. Contribuir no debe estar sujeto a un juego, "a ver quién es más capaz de burlarse". Contribuir debe ser un asunto serio, acordado por todos y totalmente automático. Las computadoras unidas entre sí por La Red deben ocuparse de aplicar leyes basadas solo en sencillos cálculos aritméticos.

El "cómo" está fuera del alcance de este espacio. Podemos comenzar sugiriendo que todos los ciudadanos mexicanos, sin excepción, habrían de estar sujetos a una prohibición de operaciones en efectivo mayores de cierto monto. Hoy, son muchos más los negocios —comercios o centros de servicio— sujetos a funcionar en ambientes dotados de conectividad, que los que no. Sí, es obvio, habrá excepciones. Habrá que reglamentarlas.

Nadie puede ser obligado a contribuir con lo que no tiene. El sistema aplicaría los principios de la Constitución: contribuciones equilibradas, justas, de acuerdo con las legítimas posibilidades del contribuyente. Quien más gana y más eroga en forma de gasto, contribuirá con más. El asunto central, el cambio principal, radicará en la automatización de los ingresos al estado: estos se tomarían según la estructura de los movimientos en las cuentas. La entidad productiva que pague según ingrese; la entidad final, que pague según erogue.

Cuando hay voluntad, abunda la imaginación. ¡Abramos la mente y liberémonos de ataduras que nos impidan progresar!

domingo, 20 de noviembre de 2011

La revolución de 1910 y 2011, en comparación

Lo común en los escenarios

Sería indecente no tener la capacidad de reconocer que el crecimiento de la economía mexicana durante la era de Porfirio Díaz fue adecuado. El problema es la distribución de los bienes y servicios. A muchos les molesta o desagrada ver pobres en las calles. Escribir estas líneas para mí es peligroso porque corro el riesgo de ser tachado de "maldito" fundamentalista de derecha y cosas de ese tipo.

Sé que los que hablarían en ese sentido, lo estarían haciendo como el que critica a la naturaleza porque esta tiene la increíble actitud de total "injusticia" con 249 millones 999 mil 999 espermatozoides que jamás llegarán al óvulo, en tanto que uno de ellos sí lo hará. ¡Injusticia para las grandes masas de espermatozoides! "Nosotros no somos espermatozoides, somos seres humanos." Esa respuesta es automática y la lanzan en tono pontifical, como si se tratara de una verdad absoluta sobre la cual continuarán una serie de argumentos, todos ellos increíblemente faltos de realismo y demostrativos de un profundo, triste e inmisericorde desconocimiento de la historia humana.

La especie humana solo tuvo un brillante momento —por cierto, bastante largo en relación a su tiempo de existir— de igualdad grupal en toda su existencia como homo sapiens sapiens: cuando no se habían dedicado a la agricultura. En tanto los individuos humanos cazaron y recolectaron frutos y raíces, jamás midieron la aportación de cada individuo, así como tampoco tuvieron interés alguno en saber cuál era el crío engendrado por cuál varón. La promiscuidad total fue de la mano con la igualdad entre los individuos. Efectivamente se aplicó la visión aquella de Marx: Que cada quien aporte según su capacidad, y que cada quien reciba según su necesidad y —le agrego yo— lo que el grupo como grupo tuviera en un momento dado.

Madero ayer, el panismo hoy

El movimiento es algo que empieza Francisco I. Madero, un ingenuo que, al igual que Fox —no que Calderón— pensó que México estaba poblado por demócratas, hambrientos por respetar las leyes y los derechos de los demás. Porfirio Díaz no fue perseguido y fusilado: se le expulsó del país, con todo y su piano. Tranquila, la cosa.

Pero Madero sí fue traicionado cruelmente por un clásico de la —discúlpenme, pero esa es la realidad— mexicanidad política. La única forma de acabar con el proceso hacia un país con habitantes que no existían, era matando a Madero. "¡Imposible soportar al pobre idiota ese que quiere que creamos en elecciones, democracia y respeto a la ley! ¡Gran cantidad de pendejadas!", habrán declarado los asesinos intelectuales y materiales de Madero. No hace mucho, cuando en San Luis Potosí un señor de apellido Nava levantó un movimiento pro democracia, Emilio Gamboa Patrón —un clásico priista— pronunció estas palabras en una reunión: "Es un pobre pendejo haciendo pendejadas". Entre Madero, fusilado, y el priismo de finales de siglo y del tercer milenio ¿notamos alguna diferencia?

El narrador académico de la historia de Zapata —los campesinos que no querían cambiar— reconoce en forma tácita y explícita esa tendencia nacional a tener una forma de gobierno con turnos favorables para los aledaños a los que ascienden. "Ahora me toca a mí." ¿Qué "te toca"?

¿Cómo podemos erradicar esa actitud en México? ¿Necesitamos una revolución cultural? ¿Podrá esta ser tranquila, pacífica o necesitará ser autoritaria como la que se llevó a cabo en China?

Eso que he llamado el panismo de hoy es, a fin de cuentas, tan "priista" cuál más en una gran cantidad de mexicanos que dicen ayer te tocó a ti, ahora me toca a mí. ¿De verdad eso creen? Hay excepciones democráticas como Patricio Patrón Laviada, cuyos "amigos" lo tildan de ingenuo pero bueno, y cuyos enemigos le inventan la más prolongada sarta de estupideces, amén de acusarlo de retrasado mental, exactamente lo mismo que se dice de Vicente Fox —quizás por prestarse con tanta frecuencia a emitir opiniones sin integrarlas a un contexto completo.

El esfuerzo por priisar conceptos

Calderón llega a la presidencia debilitado por lo apretado de su victoria electoral. Pero es nombrado legalmente presidente porque los indicadores más importantes indicaban que eso era lo correcto. Hoy, plumas que creen echarse gases olorosos, insisten en continuar inyectando totalmente a lo pendejo, la duda de si fue o no electo, a final de cuenta, Calderón. Idiotas, les diría yo: ¡analicen las encuestas! ¡Analicen con pruebas aleatorias estadísticamente confiables la concordancia de actas y cantidades asentadas!

Restarle poder a Calderón es disminuir la calidad de nación, no por tratarse de Calderón, sino de México. Un presidente ilegal es una bofetada nacional. ¿Por qué tanta insistencia en perpetrar esa bofetada? ¡No, coño, Calderón ganó con un escaso margen, pero ganó! ¿Por qué esto ha sido tan difícil de entender?

¿Quién se benefició del relajo? ¡El PRI que electoralmente había quedado atrás! Rápidamente las condiciones se revirtieron de tal manera que el partido con menos votos se convirtió en el partido con más poder. El perredismo, dolido por una situación realmente fortuita y desagradable —perder por menos de .56%— se olvidó de cualquier elegancia democrática y se comportó como las turbas alcoholizadas previo a un linchamiento de pueblo pequeño.

Probablemente el primer costo fue entregarles Yucatán. Xavier lloró porque no podía creer que su partido, habiendo comenzado con 25% arriba, ¡había perdido con 6%! ¡Imposible! Decía en sus reuniones privadas. Pero lo habían hecho. 15% de las casillas mostraron totales atípicos, totalmente divorciados del resto. 85% tenían un nivel de participación del padrón de 55 a 60%, pero 15% ¡más de 100%! Fue una elección negociada. Fue el costo de "ayudar" a que la ley se cumpliera en México, como si actuar a favor de la ley sea "un favor" y no un deber absoluto. "Me la debes, cabrón: sin mí no podías tomar posesión". Así, se fue Yucatán. Asco histórico.

Una a una, reformas de burla

Las han llamado "las reformas de lo posible". Fue lo que permitieron los otros partidos. Era imposible hacer más. Así, todas las reformas: fiscal, energética, laboral, educativa, jurídica, política, etc., se han convertido en porquerías incompletas o, de plano, han sido detenidas, impedidas.

Obvio: cada uno tiene "su" pretexto para no haber permitido que las reformas pasen.

Pero, a final de cuentas, lo que se hizo contra Calderón es un "asesinato histórico", exactamente igual al que se perpetró sobre Madero: no fueron balas que penetraron en un cuerpo para hacerlo caer, fueron negativas legislativas que penetraron en la nación mexicana completa para impedir que sea con Calderón en el ejecutivo que el país saltara a un nuevo orden de magnitud en su desarrollo.

El crecimiento de México no se dio al ritmo que pudo haberse dado —y eso es lo más triste y encabronante— porque los pseudo legisladores de la oposición a Calderón impidieron, a toda costa, la aprobación de leyes que habrían resultado en un desarrollo más acorde con las posibilidades geográficas e históricas.

En medio de un mundo en crisis total, México ha sufrido, aunque les duela, un catarrito. Eso ¡los encabrona tanto! Quisieran ver al país hundido para aparecer con jeta de "salvadores". ¡Asesinos de Madero! ¿Qué festejan el 20 de noviembre? Hoy México no tiene una sola cosa para festejar. ¿La democracia electorera? Eso es mecánica y aún eso pudrieron en 2006.

De revolucionarios a narcos

Los "inconformes" que se arman se han fusionado a la sociedad civil, pero algunos se convirtieron en nihilistas de la existencia y promotores de la violencia para defender su posibilidad de empujar la venta de sustancias que convierten a las personas en adictas. Ellos buscan esclavos regulares.

Cuando compro una pizza de marca internacional o local y esta tiene un buen sabor, ¡se puede convertir en algo adictivo! Pero solo al sabor. Si uno permite que la adicción se apodere de la personalidad, entonces el abuso de las deliciosas pizzas puede convertir a la persona en un obeso monstruoso(a) que vivirá eternamente amargado, buscando maneras de solucionar su problema. ¿Es este al razonamiento de los productores y empujadores de droga? Buscan matar en vida a la persona, para que durante esos últimos años, les "produzcan" dinero al convertirse, ellos también, en empujadores para pagar su propia idiotez. Este círculo hay que detenerlo a como dé lugar.

En Michoacán los empujadores saben que hay algunos tipos de políticos que son más fáciles de "conquistar" para que hagan las cosas como a ellos les conviene. En 2011, la elección de noviembre, demostró cuál fue la mano que meció la cuna. A ver, personas, ¡no se hagan tontos! ¿Puede compararse la calidad moral de la Cocoa —hermana del presidente, pero no por eso— con la de los otros candidatos? ¡Obvio: queda arriba en varios puntos! Entonces, ¿por qué chingados pierde? ¿Hay tanta idiotez en México?

Fluye el dinero sucio y con este se compran consciencias baratas, disponibles para el mejor postor. Falso: hay muchos ricos que saben cómo continuar siéndolo o hacerse aún más, a costa de comprar privilegios groseros con políticos corruptos que solo llegan al poder como un "negocio" del cual deben sacar réditos. ¡Podredumbre!

Tú tienes que actuar si quieres que cambien las cosas

Ya, basta de pendejadas y de inseguridades. Si no actuamos con inteligencia, con objetividad, con visión clara de lo que realmente sucede, estaremos condenados a continuar como un país mediocre con todo para dejar de serlo.

viernes, 18 de noviembre de 2011

El Plan C del priismo yucateco 2011

Lo encabeza Ivonne Ortega Pacheco. Está claro: había 3 posibles intentos de sucesión a lo que cree que es "su trono" y que puede legar en "herencia" a sus amigos, allegados o simplemente, gente capaz de transar su futuro al terminar estos cinco años de franco retroceso en Yucatán.

Angélica Araujo le cae bien. Fue una oportunidad de gran amiga. La hizo diputada relámpago —solo se trataba de ganar la elección— y de inmediato la lanzó al estrellato de la presidencia municipal de Mérida. Engaño 1 al electorado.

Pero no la dejó sola. No, tampoco la dejó acompañada, sino todo lo contrario (sic). La dejó bien observada con un plan muy claro, nítido, transparente. visible desde cualquier ángulo, pero solo si te colocas la escafandra para bucear entre el lodo.

Le incrustó a una persona. Se la clavó en el corazón de ese pseudo gobierno municipal angelicálico. Engaño 2 al electorado: no votaron por Quintal, sino por Araujo. Y desde adentro, el incrustado se encargó de muchas, pero muchas cositas; pero hubo "cosota": fue la "mano que mece la cuna", el veneno destruyendo el estómago de ese cuerpo —el futuro político de "Angie". ¿Hay alguna otra forma para entender la estupidez del 4 de julio de 2011? Estupidez triple: 1) obra sin consenso, 2) ataque a los inconformes con saña, maldad, coraje e ira —resultando en sangre inocente— y 3) obra que solo agravó los problemas de tránsito en los pasos conflictivos aledaños y secuenciales.

Y así quedaría abierto el camino para el "Plan C" (C de Cervera): el primo a la grande en 2012. Estamos hablando del mismo que en redes sociales anticipó los sucesos del 4 de julio de 2011, orquestados por su personero (QP) en el corazón del pseudo gobierno nada angelical de Araujo Lara.

Es deuda de sinceridad confesarlo: no creímos, jamás, que al regresar al poder los que tienen ese fuerte "corazón tricolor" —con 3 letras, pero sin el escudo nacional— harían lo que hemos visto desfilar ante nuestra mirada atónita. La alternancia habría sido para ellos —pensamos— la gran oportunidad de aprovechar pequeños errores, reales o inventados de sus antecesores —convertidos en "monstruos" a través de las lupas de la prensa mercenaria y mentirosa. Creíamos que regresarían al poder con imaginación, legalidad, democracia, honestidad, transparencia y apertura; exactamente lo que siempre tuvieron los equipos que los antecedieron, 19.5 años en Mérida y 6 años en Yucatán.

Pero ahora sabemos que la cultura de estos grupos es de franco desdén al ciudadano, de intolerancia absoluta al adversario político y de apego malsano —enfermizo, patológico— al poder total: jueces, diputados, cámaras, maestros, alcaldes. Son politiqueros que entienden nada de democracia o de derechos humanos fundamentales. ¿Excepciones? ¡Debe haberlas! Pero, ¿cómo pueden garantizarnos que pudieron evitar el contagio del virus maligno de la política rastrera?

Los ciudadanos de Yucatán que han estado atentos y han observado con sagacidad, inteligencia y objetividad, ya saben hoy que la situación vivida a partir del relajo que comienza en 2007, no puede continuar en nuestro estado.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Alternativas con PAN, PRI y PRD en 2012

Ebrard se lanzó un discurso de calidad A+: respeta el trato que hizo, quedó abajo en la encuesta, renuncia a la candidatura. No habrá elecciones internas en el PRD. Tampoco con los partidos aledaños (PT y demás). La fórmula de la izquierda mexicana está lista para lanzar su oferta electoral.

En el PAN las cosas están más complicadas. Hay 3 personas que están ahora mismo (noviembre de 2011) en su lucha para convertirse en quien abandere al PAN en la contienda. En muchas ocasiones han recurrido al método de las encuestas de la población abierta. Lo que resulta es que el público en general sabe poco de la gente del PAN, Son escasos los sectores en la sociedad mexicana que conocen a Cordero, Vázquez Mota y Creel Miranda.

En el PRI todo está definido, al parecer, desde hace ya casi 6 años. Cuando asumió el gobierno del Estado de México, Peña Nieto comenzó a ser colocado en todos los medios importantes a nivel nacional, como "el bueno" para 2012. Las encuestas lo tuvieron casi todo el tiempo bien alto. Ha bajado, sobre todo a partir del momento que entregó el gobierno de Edomex. Pero sigue siendo el más alto de los 3 partidos.

Con la excepción del PAN, ya sabemos qué nombres vamos a ver en la boleta electoral de julio de 2012. En algunos estados, como Yucatán, será un día de elecciones totales: Presidente, senadores, diputados (federales), gobernador, diputados locales y presidencia municipal. El votante tendrá que tomar 6 decisiones al verse frente a esa boleta. Algunos lo harán en base a colores: no les interesará conocer los nombres. Otros solo buscarán los nombres de sus allegados y votarán por ellos, no importa en qué partido se encuentren.

Tomar 6 decisiones en un minuto suena bastante complicado. A menos que el ciudadano haya hecho ya "su tarea" —saber por quiénes sí votará y por qué— el asunto se va a prestar a frivolidad estadística de grandes proporciones.

La política es asunto de todos. Por desgracia en nuestro país, aún hoy en día, mucha gente dice que no le gusta participar en política. El problema es que a la política sí le "gusta" participar en ellos, a su favor o en su perjuicio. Nadie debe dejar solos a los que tienen en su poder la posibilidad de alterar leyes en perjuicio de todos sin que sepan que eso sucederá.

Entre los nombres que aparecerán en la boleta, habrá, siempre, unos más confiables que los otros. Parte de la tarea que todos los electores deben cumplir, es asegurarse de saber, no solo cuál es mejor, sino también, cuál es el menos malo. Sobre todo, cuál es el partido político que puede ser más abierto, más flexible, más proclive a escuchar a los "no políticos". Porque no es posible que los 3 partidos tengan la misma actitud. Es obvio que uno de los 3 partidos debe ser el más abierto a escuchar al ciudadano. Sería bastante difícil que los 2 tengan exactamente el mismo nivel de perjudicados.

Pero, ¿cómo se puede hacer la tarea? ¿Qué podemos hacer para realmente entender las diferencias y las propuestas? ¿Qué nos dice la historia? ¿Cuáles son los indicadores que debemos observar para tomar la decisión correcta? Es obvio que entre 3 propuestas, una debe ser, a fuerzas, mejor que las otras 2. ¿Cómo podemos detectar cuál es la que más nos conviene como nación a todos los niveles de gobierno?

La tarea no es difícil para algunos, aunque sí lo es para una gran mayoría. Entre esa mayoría probablemente se den algunas posturas:


  1. Falta de interés total. No entiende por qué es importante conocer bien las alternativas.

  2. Sesgo de intereses personales. No importa qué tan bueno o mala sea la opción, la escogerá porque siente que es la que le conviene en lo personal.

  3. Solo sabe, porque así le han dicho quienes lo o la rodean, que "esa" opción es la buena, la de siempre.

  4. Intención de estudiar y entender. Este grupo es de muy pocos. A este grupo les debemos llegar en forma directa para, por lo menos, darles nuestros elementos de juicio. Ellos se convertirían también en gente que ayudaría a los otros 3 grupos a tomar una decisión más conveniente para el país.

Solo nos queda una solución y es que los que creamos entender la conveniencia objetiva a favor de cada uno de los partidos, se la hagamos llegar a los que tengamos cerca, a los que confíen en nosotros.

La elección de 2012 es determinante para el futuro de México. Está en peligro de no ser lo que debería ser, es decir, si tuviéramos la suerte de que todos entendieran exactamente qué es lo que nos conviene, en vez de que las discusiones se vayan por líneas de posturas que más tienen que ver con los "egos" de cada persona y no con los datos duros acerca de los resultados que los gobiernos de unos y otros partidos han tenido.

A veces lo que parece no es lo que realmente es. "Las apariencias engañan", dice un dicho muy antiguo. Y en el caso de lo que vivimos en México, ¡cuidado que las apariencias son terriblemente engañosas! Casi nada es como en forma global se transmite. Todos estamos sujetos a recibir piezas informativas sobre realidades. Por desgracia, una gran cantidad de esas "piezas informativas" son, realmente, "piezas anti informativas": en vez de ayudar a que las cosas se aclaren, inyectan en la conciencia de los que escuchan más elementos de confusión. En medio de esta es muy difícil descubrir la realidad única. ¡Esa es precisamente la tarea más delicada que tenemos! Debemos descubrir, entender, desglosar y comentar la realidad única, esa que, si no conocemos o entendemos, se revertirá sobre nosotros y pasaremos a ser víctimas de la falta de comprensión de nosotros mismos hacia la realidad.

martes, 15 de noviembre de 2011

La razón de ser de los legisladores se ha agotado

Los legisladores aparecen en el sistema democrático para representar a la población en la creación de las leyes. Hoy en día la población se puede representar a sí misma a través de lo que la tecnología informática permite. Los legisladores se han convertido en entes obsoletos. Los sueldos y los costos relacionados con el poder legislativo han dejado de tener razón de ser. La sociedad debe optar lo más pronto posible por la desaparición de ese llamada "Poder Legislativo".

La mecánica es tan sencilla, que un niño de 10 años con acceso a Internet podría diseñar la aplicación para aglomerar y manejar en forma totalmente automática todo lo que el país necesitaría para que sean los ciudadanos interesados en hacerlo quienes en forma directa vayan creando nuevas leyes, modificando las existentes o cancelando las que sean obsoletas.

Por otra parte, el poder ejecutivo también debe modificarse y convertirse en un coordinador que se cambie cada año solo para supervisar a nombre de los ciudadanos, pero en estrecha relación con ellos, a los profesionales de la administración y las finanzas públicas. Por otra parte, todos los que sean empleados de entidades de gobierno deberán estar en todo tiempo sujetos a pruebas al azar y a pruebas periódicas para detectar su nivel real de capacidad y desempeño en el trabajo.

Fin del Poder Legislativo


Lo que sí en forma definitiva debe terminarse, es el poder legislativo. Este ya no tiene una sola razón para existir como tal. El costo es insultante y el dinero que se usa en este poder viene a ser algo completamente inútil. Es hora de acabar con este "nivel" de políticos. De hecho, la reforma o revolución civil debe comprender el cambio de todos los niveles de gobierno, empezando por el poder legislativo.

Procedimiento sugerido


Este solo es uno de miles de procedimientos que podrían aplicarse. Como afirmé arriba, un niño de inteligencia mediana podría hoy diseñar cómo funcionaría un sistema para capturar los intereses de los ciudadanos en cualquier tema legislativo.

Empecemos con una reforma educativa. Todo, como siempre debió haber sido, empieza con la propuesta de un ciudadano. En este caso, nuestro ciudadano X cuenta con credencial de elector o cédula de identidad oficial. Además, sus huellas digitales han sido tomadas. Este ciudadano está ya, capacitado para ingresar una propuesta legislativa. Nadie que no pueda quedar plena y formalmente identificado podrá comenzar o participar en forma alguna en una propuesta ciudadana legislativa.

¿Cómo debe proceder? Obvio, define su propuesta legislativa, la pule, la comenta con sus allegados físicos o con sus allegados virtuales, hasta perfeccionar la definición. A continuación, exponemos un ejemplo de propuesta legislativa:

(1) La educación en México solo podrá ser dada en escuelas cuyo presupuesto provenga de un impuesto al consumo específicamente creado para la educación. Las escuelas comenzadas por personal privado deberán solicitar fondos del gobierno para levantar las escuelas y sí se podrá invertir capital de la comunidad, pero por el solo hecho de abrir la escuela, deberán admitir a cualquier mexicano que solicite entrada, previa aprobación de un examen homologado a nivel nacional, obligatorio, para todos, sin distinción de raza, credo, condición social, género o cualquier otra diferencia.

(2) Se creará un impuesto nacional al consumo, de un porcentaje X sobre lo que sea que se adquiera, sin distinción de bienes o servicios de cualquier tipo. Esto hará que la contribución a la educación sea proporcional al comportamiento como consumidor que tenga la persona. Quienes más consumen productos y servicios más caros, mayores contribuciones harán al sistema educativo. La proporción deberá ser calculada —en caso de tener posibilidad de ser aprobada esta propuesta— por técnicos financieros que conozcan de la necesidad del país para homologar la educación al más alto nivel posible de calidad, y que en forma más adecuada pueda ser soportado por la totalidad de los ciudadanos, según sus hábitos de consumo.

(3) Queda estrictamente prohibida la sindicalización de los maestros de cualquier nivel. Los salarios de los maestros se marcarán de acuerdo a los niveles reales de capacidad y profesionalismo, además de la calificación que recibirán de los alumnos sin que estos tengan en forma consciente que lo que estarán haciendo es calificar la calidad de sus maestras y maestros. Ninguna persona podrá ser maestro a ningún nivel sin antes haber sido evaluado en sus aptitudes y disposiciones psicológicas para hacer el trabajo. Por separado serán, además, los candidatos a maestros, evaluados en sus conocimientos relativos a las materias que pretendan impartir.

Esos 3 puntos serían colocados en una página de sugerencias ciudadanas y, a partir de ese momento, todos los sitios de Internet en el país tendrían un link frecuente invitando a la gente a participar en el primer nivel de la sugerencia.

Este primer nivel es solo para que se mida el interés general en el tema. Aquí solo vamos a pedir un sí o un no como respuesta. Al cabo de cierto tiempo, se cierra la primera etapa y si tienen más sí's que no's, entonces se da por aceptable e interesante la propuesta.

Las personas que opinen sobre la propuesta deberán entender que decir 'no' solo es válido cuando definitivamente la propuesta jamás la aceptarían, no importa cuántas modificaciones le hagan. Un 'sí' como calificación significaría que puede ser que le hagan sugerencias a la propuesta.

La misma página tendría la posibilidad de que se le vayan agregando artículos o se modifique la redacción de los existentes.

El resultado final sería una legislación lista para exponer a la consideración de todos. Los tiempos para hacerle modificaciones se habrán terminado y habrá un tiempo para que se perfeccione la redacción y se cancelen ambigüedades.

Todos los detalles de la ley fundamental que se crearía como base de la propuesta serviría de pilar para la reglamentación concreta, misma que podría ser diferente para lugares diferentes.

La calidad de las aportaciones seria la que se daría a sí misma un lugar u otro para quienes solo tendrían como participación ir votando por cada paso propuesto. La votación general para la aceptación o rechazo de la ley propuesta sería durante un periodo de tiempo relativamente cerrado, durante el cual se usarían recursos públicos para anunciar la necesidad de votar durante un periodo determinado de tiempo.

De hecho, los anuncios a cargo del erario nacional se comenzarían a dar desde que el proceso para crear la nueva ley haya llegado a cierto nivel de interés de ciudadanos identificados.

Como los anuncios se harían a través de medios de comunicación existentes, parte de la legislación general sería la obligación de estos medios de transmitir los mensajes que por encargo, la sociedad requiera hacer públicos en forma masiva en un corto tiempo.

Definitivamente ese proceso sería mucho menos costoso que lo que ahora nos cuestan los diputados y senadores (más todos los que los rodean).

Aquí está la primera propuesta ciudadana, aunque aún no existe el sistema. Pero vamos a encontrar un sistema adecuado para comenzar a hacer pruebas de interés. Por el momento sería bueno cualquier comentario en el sentido de la propuesta general y, de paso, de la propuesta de reforma educativa como ejemplo de lo primero que podría lanzarse.

Está llegando la hora de la verdad para México

Súbitamente los mexicanos vamos a regresar al pasado reciente. Y vamos a hacerlo porque en una gran mayoría no entendemos nada de lo que realmente ha pasado durante los últimos 11 años. Y no es totalmente nuestra culpa. ¿Culpa de quién es?

Fácil: ¿quiénes son los que simulan que nos informan todos los días? Simulan porque lo hacen en forma tendenciosa y cobarde. Se esconden detrás de una careta de fingida "objetividad", cuando lo único que están haciendo es empujarnos, sin cesar, un tono de "todo está mal".

La realidad es otra. No solo es falso eso de que "todo está mal" sino que las cosas son completamente al revés de lo que los mentirosos, hipócritas y cobardes —coludidos en forma inexplicable, sabiéndolo o no— con la peor cloaca histórica de México, lanzan todos los días expresiones que siembran duda. Lo hacen con el afán de salir como los "héroes de la objetividad".

Pero no han sido objetivos sino todo lo contrario: han sido perversamente sesgados, porque se han escondido tras un velo de "objetividad" que ha hecho que sus expresiones de siembra de duda calen hasta lo más hondo de la opinión pública del pueblo mexicano.

Solo un pueblo enfermo de falsedad en su mente puede optar hoy por regresar a ese pasado que quebró al país una y otra vez. Puntualmente, cada 6 años el país se refundaba. Entre la polémica de la recalcitrante izquierda, —trasnochada e incapaz de entender que solo puede haber distribución cuando hay producción— y la hipocresía de los sabuesos de la difamación, maledicencia y calumnia —amén de distribuidores con licencia para matar la capacidad de pensar de los mexicanos— somos hoy un pueblo sin porvenir.

Entre unos y otros, el país está hecho una porquería. Ayer ganó nuevamente el regreso al pasado reciente en Michoacán. ¿Cómo podría un pueblo en su sano juicio escoger esa opción? Es que no está en su sano juicio, sino fuera de él. ¿Darle el poder a gente de un partido que en forma sistemática cancela de facto todo lo que tiene que ver con derechos humanos y respeto al poder judicial? ¡Solo un pueblo enfermo o idiota puede hacerlo!

Y México no es ni idiota ni enfermo, sino un pueblo engañado por la mentira sistemática y la falta de valor de los informadores de mostrar a sus auditorios lo que realmente ha estado pasando durante estos 11 años.

Aquí en este tema los mexicanos hemos tenido una suerte de perros. Durante los 71 años de PRI puro, a todos los niveles, los medios de información estuvieron secuestrados por el poder absolutista del priismo. Todo era para "la patria", incluyendo los que llamaron "fraudes patrióticos" en épocas de presidentes inútiles, poquitos, incapaces de tomar decisiones como las que el país realmente necesitaba, con todo y que tenían a los inútiles diputados y senadores cobardemente a su servicio.

Entonces, cuando ahora tocan presidentes que en forma honesta, sin intereses ocultos, buscan el bienestar de la sociedad mexicana, surge la "prensa libre" y se dedica a despotricar contra los único que realmente la han respetado como la ley lo manda. Y en vez de entregar a sus audiencias información clara, concisa, que le permitiera no equivocarse como está sucediendo, se dedicaron a hacer el otro extremo de los 71 años del absolutismo priista: mintieron en contra de gobiernos buenos.

Al principio se decía que lo hacían porque estaban en deuda con el régimen anterior. Después ya no se decía nada, sino que se comenzó a comprar la crítica como si tuviera sentido. Se ignoraron los datos importantes y se recalcaron los datos mínimos de lo que aún faltaría. Lo logrado no era lo importante, sino mencionar lo que faltaba para que el vaso se llenara. La idea era siempre mostrar el vaso medio vacío, haciendo creer que la culpa era de los "gobernantes del cambio".

No era importante recalcar la honestidad, franqueza y bonhomía de los personajes que demostraron ser verdaderos adalides de la democracia y de la decencia política, sino rebuscar cualquier elemento que pudiera señalar que se trataba de gente igual a los anteriores, para sentenciar, tristemente y en forma totalmente falsa que todos eran iguales.

El resultado está a la vista: la politiquería de lo indecente comienza a ponerse a la cabeza. Usted, lector, juzgue con inteligencia, por favor. Analice los números. Observe quiénes son los que impidieron que las reformas clave del país se dieran. Pregúntese, ¿por qué lo habrán hecho?

Se trata de mexicanos que no están por México, sino por sus intereses políticos de partido, y su partido tampoco está por México, sino por controlar para ejercer el poder en forma eterna, sin alguien que se les pueda poner en frente. Nuevamente tomarían el poder total nacional a partir de julio de 2012 si la gente en este país no reacciona.

Queda muy poco tiempo. Estamos en la parte final de un proceso que fue planeado día a día, minuto a minuto. Un proceso que finalmente está llegando al punto al que se dirigieron las baterías. Todas las acciones aparentemente inexplicables de los representantes del viejo régimen, ahora son claramente explicables. Está claro lo que buscaban, a qué le apostaban: al castigo generalizado por el pecado de haber votado por lo que ellos siempre llamaron "la reacción". Era la expresión de moda, cuando todo el mundo creía que lo "políticamente correcto" era bailar al son de la izquierda.

Pero esta solo produjo hambre, del real, del que se siente porque no había nada para comer. Ese que hoy, realmente, solo no se dan cuenta que ya no existe los ciegos porque no quieren ver. El sistema estricto en la moneda genera riqueza, grandes cantidades de alimento. Hoy México es autosuficiente en alimento, como jamás antes lo fue.

Se esconden los números, las cifras duras, las que demuestran que el camino tiene que ser así: lento, para que sea seguro. Cuando se crece a una velocidad vertiginosa, se corre el riesgo de que el cuerpo se caiga de pronto en pedazos por "huesos mal formados". Todos los que vivimos las décadas de los 70 y los 80 sabemos de qué se trata esto: cifras altas de crecimiento, pero bajonazos bruscos y destructivos al final de los sexenios, con ridículamente altos niveles de inflación y endeudamiento —azotes de los pobres.

Todo eso puede volver a suceder si los que nos demos cuenta de la debacle que se nos viene encima, la pérdida en democracia, derechos humanos, legalidad, responsabilidad administrativa y financiera, no hacemos lo que debemos hacer al respecto.

Nadie en su sano juicio puede aceptar ese regreso. Por ello debemos todos ayudar a los demás a darse cuenta de lo que ha estado sucediendo y alejarlos de la comisión del error histórico más grave que la nación en su conjunto podría cometer: regresar al autoritarismo frívolo e irresponsable, además de deshonesto y falso, al poder.

Eso, lector ciudadano responsable, no lo podemos permitir.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Violencia y violar tienen raíces comunes


La ley no es sino un pacto que todos aceptamos cumplir. Cuando la ley se viola, se está ejerciendo violencia. Muera o no alguien, es irrelevante: romper la ley es ejercer violencia. Y cuando los que solo conciben moverse por la vida violando leyes no lo dejan de hacer, los demás que sí obedecen el pacto, tienen derecho a que los que no obedecen el pacto sean detenidos.

Pero para lograr que sean detenidos es necesario que ellos estén de acuerdo en que se les detenga. Parte del pacto incluye el castigo para quienes lo han violado. La acción que la sociedad autoriza para los que violan la ley —los que ejercen violencia— será tan pacífica o tan beligerante como la resistencia que ofrezcan los que han violado la ley, cuando se les arresta.

El sistema judicial existe para que los que sienten que han sido detenidos injustamente, se defiendan. Cuando las fuerzas armadas llegan, en nombre de la sociedad entera, a avisar que deberán dejarse llevar para ser juzgados los que son sospechosos de haber violado leyes, un combate solo se dará cuando los sospechosos traten de resistir su arresto. De lo contrario, no habrá combate. La violencia no puede ser comenzada del lado de los que representan los intereses de la sociedad. Las fuerzas de la sociedad solo aplican métodos coercitivos cuando los sospechosos se resisten.

Los métodos coercitivos de las fuerzas que actúan por mandato de la sociedad, del Estado y a favor de la ley, jamás pueden ser llamados violencia, sino ejercicio de la fuerza pública. Cuando un gobierno decide ejercer métodos coercitivos contra grupos de sospechosos de haber violado leyes, no se trata de una guerra, sino de la aplicación o ejercicio de la fuerza autorizada por las leyes de la sociedad para hacer que los sospechosos de delinquir puedan ser llevados a juicio.

El asunto es que, si las fuerzas de la sociedad son atacadas con violencia por los sospechosos, el pacto social o la ley, permite y obliga a las fuerzas que representan los intereses de la justicia en la sociedad, a perseguir y, en forma coercitiva, hacer que los sospechosos sean llevados ante el sistema judicial. La respuesta de las fuerzas armadas solo se dará si los sospechosos se resisten al arresto.

No importa qué términos usemos, el asunto siempre queda igual: la violencia de los sospechosos de crímenes solo puede combatirse o detenerse por medio de métodos coercitivos que solo se aplican después de solicitar verbalmente de los sospechosos que estos se entreguen. Los sospechosos lo son de violencia, esto es, de violación del pacto acordado por todos.

Es obligación legal —bajo pena de violación de leyes— que el gobierno ordene combatir por los métodos coercitivos a los sospechosos de haber perpetrado acciones que violaron leyes. No se puede llamar jamás “guerra”, sino simplemente la aplicación de los métodos aprobados por la sociedad a través del sistema legislativo para combatir a quienes son sospechosos de haber violado leyes.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Los peligros de la inteligencia

(Ironizando por la tarde... )

La gente inteligente es un peligro para la sociedad. Muchas veces las personas con mayor capacidad de pensar, de analizar y de descubrir lo que hay detrás de las estructuras, son personas que corren graves riesgos de finalmente acabar como gente incapaz de adaptarse a la vida normal social.

Los que no se adaptan debido a que no quieren aceptar la necesidad de obedecer las leyes, respetando la propiedad de los demás, van a la cárcel cuando cometen delitos y se les descubre.

Entre esos, todos ellos gente que no está bien adaptada, unos son guardados en las cárceles porque, dejarlos afuera, es hacer que todos los demás corran el riesgo de caer víctimas de los delitos que intentarán cometer en cuanto sientan que tienen una oportunidad.

Los otros, los "inteligentes" tienen el grave peligro de destruir las estructuras de la sociedad, lo cual es mucho más grave. Para que eso no suceda, el sistema trata de mantenerlos contentos, sumidos en sus elucubraciones y los pone a todos ellos a parlotear entre sí en eventos que llaman debates.

¿Qué es un debate? Digamos que es un evento al cual invitan a participar, como debatientes a personas que gustan de hablar en público, escribir artículos, novelas, películas o documentales en los que ponen en entredicho la validez de la organización social.

Estos argumentos sustentan la tesis de que el malestar de la sociedad tiene su origen en obligar a los seres humanos a vivir de acuerdo a normas que no están de acuerdo con los fundamentos biológicos del ser humano.

Últimamente han salido varios libros, con bastante sustento científico y apoyo de muchos hombres y mujeres de ciencia, que respaldan la tesis de que las estructuras sociales creadas no están de acuerdo con los requerimientos biológicos fundamentales de los seres humanos.

El argumento sustenta que los seres humanos son capaces de adaptarse a cualquier forma de vida, porque tienen un cerebro grande, complejo, capaz de racionalizar la forma en que viven como la deseable o la que conviene vivir, a pesar de que estando dentro de esa forma, ellos mismos se sientan en malestar constante.

Las personas con menor capacidad intelectual aceptan los cánones sociales como si estos fueran inamovibles, como si se tratara de normas creadas por alguna deidad o inteligencia superior que "sabía" lo que estaba haciendo y por eso los humanos, simples mortales, no tienen "derecho" a cuestionar lo que ha sido dado a ellos como una instrucción "divina".

Son dos posturas radicalmente diferentes y muy difíciles de conciliar. Entonces se ha dado ahora la proliferación de una actitud de "respeto" a lo que cada quien desee pensar. No es importante que lo que piensas sea una barrabasada, lo importante es que tienes derecho a pensarla porque te asiste la "libertad de pensamiento".

Ante dos posturas tan radicales, se opta por la del "respeto absoluto". Todos tienen derecho a tratar de de que algunos se convenzan de las visiones que tienen de la sociedad. La primera persona habla siempre de sus experiencias personales y de su sentimiento personal con respecto a lo que cree. Los demás, los que no lo creen idéntico, es porque, se dice, "no han tenido la esperiencia". Por más difíciles de probar que parezcan esas posturas disparatadas, todos debemos "respetarlas" porque todos tienen derecho a disfrutar de "libertad de expresión y de pensamiento".

Pero, en este ambiente, ¿cómo se puede crear un diálogo para establecer el punto más cercano a la realidad que podamos? Es obvio que tantas posturas nos están indicando que la realidad en este tema está difícil de ser captada. Como se trata de cuestiones que atañen a todos, nadie tiene que ser un experto en el tema para opinar, cosa que no sucede con la investigación científica y matemática, que requiere preparación y mucha profunidad para comprender el sentido de los problemas definidos.

Es obvio que la cuestión solo está empezando ahora. Quedan miles de horas-hombre de conversaciones hasta llegar a encontrar algo que pueda ser atractivo para todos.

domingo, 6 de noviembre de 2011

Política rupestre en el interior del PAN de Yucatán

Si no conoces la historia, te puede pasar encima, yucateco

La proporción mayor de gente que entra al PAN es afecta a la democracia, a la transparencia, al gobierno que respeta las leyes, a la libre competencia con equidad para las empresas, a la educación de calidad para el ser humano, a la salud para todos, a los concursos limpios y honestos para contratar obra pública y a una actitud que premia los méritos y la capacidad real de los individuos, castigando la ineptitud, la irresponsabilidad, la ineficacia y la deshonestidad.

Eso deseaban en 1990 en Mérida las personas que salieron a las calles a votar por los candidatos del PAN. Y así eran los políticos que tratan de trabajar en el PAN. Eran tiempos en que los votos solo podían contarse si los ciudadanos salían y se quedaban en las puertas de las casillas esperando que el conteo se diera. Desde allí, afuera, estaban vigilando que sus votos se contaran.

Eran tiempos difíciles porque los gobiernos de todos los niveles eran prepotentes, autoritarios y solo reaccionaban cuando salíamos los ciudadanos a las calles a exigir que las leyes se respetaran. Pero eran leyes hechas por los mismos que después sabrían los subterfugios perfectos para no obedecerlas. Eso de los trucos en las leyes no ha cambiado: aún son mayoría en el congreso los herederos de los sistemas autoritarios. Hoy existen modificaciones a la Constitución que son una vergüenza y vivimos en silencio, como si no existieran esas aberraciones, sencillamente porque no sentimos que nos estén afectando en forma directa. Pero lo están: nos afecta como ciudadanos, como país y en alguna forma se convierte en obstáculo para el progreso del país.

Dentro del PRI también han militado personas que han abogado por métodos democrácticos para hacer las cosas. Muchos de ellos se han salido y han formado el PRD y otros se han ido al PAN. En el interior del PRI puede haber gente que con buenas intenciones cree que la idiosincracia mexicana es inamovible y que, por lo tanto, lo mejor que podemos hacer es vivir con esa convicción y solo hacer las cosas para que más o menos podamos convivir en paz.

Estas personas parecen tener razón a la luz de lo que está sucediendo dentro del PAN. Los amantes de los valores descritos en el primer párrafo de este artículo —repásalos si es que ya no los tienes frescos en tu memoria— parecen ser más escasos cada día. Por lo menos eso han demostrado personas que se han negado rotundamente a aceptar los métodos democráticos para llegar a ver "quién es el mejor", aplicando aquello de que vox populi, vox dei, o democracia simple.

Ana Rosa Payán Cervera es una persona que se ha convertido en una leyenda en nuestro medio. Ya ha sido presidenta municipal de Mérida en dos ocasiones, además de haber sido diputada y senadora, tanto local como federal. En la primera ocasión en la presidencia municipal de Mérida, ganó la elección de 1990 cuando era gobernador de Yucatán Víctor Manzanilla Schaffer. Cervera Pacheco se encontraba muy ocupado como Secretario de Reforma Agraria. Pero tenía un gran poder en Yucatán. Manzanilla Schaffer se caracterizó por ser un intelectual enamorado de la democracia. Él quería —entre trago y trago— ver a un México democrático. La victoria de la oposición y el respeto de esta dentro de su gobierno, fueron factores que le dieron al señor Manzanilla un gran gusto. Recordemos cómo acudió, orgulloso, a la toma de posesión de Ana Rosa. Dulce Sauri manifestó un descontento mayúsculo cuando estas cosas estaban sucediendo. Ella fue la que lidereó la protesta contra el Diario de Yucatán, quemando ejemplares en la Plaza Grande, en una tarima.

También fueron esas las épocas en que se estaba gestando el monstruo de la formación del Por Esto! para evitar que en Yucatán la sociedad pudiera vivir con una prensa libre e independiente. Había que colocarle en las narices a los yucatecos, a un mercenario de la palabra escrita para comenzar el proceso de la tergiversación de los hechos. Este proceso ha tenido grandes "éxitos", entre los cuales está incluida la destrucción progresiva de la imagen real de Patricio Patrón Laviada.

Patrón Laviada es el representante exacto del panista ideal. Contiene todos y cada uno de los elementos que he descrito en el primer párrafo. Es un convencido de cada uno de esos valores. Era absolutamente necesario, por lo tanto, destruir, a como diera lugar, la imagen de una persona que tenía las características exactas —y la congruencia— del panista. Era imposible dejarlo "vivo".

La destrucción de Patrón Laviada, además, ha permeado entre otros personajes de dentro y fuera del panismo. Tenemos el caso —según Patrón Laviada lo ha declarado a los medios— del hijo del prócer histórico del panismo yucateco, Víctor Manuel Correa Rachó, segundo o tercer presidente municipal panista en todo México. Luis Correa Mena acudió, cuando Patricio era gobernador y estaban próximas las elecciones internas del PAN, a solicitarle algo muy especial al gobernador: que ordenara, con el poder de gobernador que tenía, que él y solo él fuera el candidato del PAN a gobernador de Yucatán 2007-2012. Correa le pedía que le evitara el trabajo de la campaña interna. Patricio le ha de haber suplicado que se hiciera campaña. ¿Por qué? ¿Quería Patricio imponer a alguien? En todo caso, el candidato de Patricio era precisamente Correa Mena. Incluso dentro del gobierno se había creado un puesto especial para Luis Correa. Esto lo ha afirmado públicamente Patrón Laviada y no lo ha negado Corre Mena.

No puedo criticar jamás a Patricio Patrón porque este haya tenido un "favorito". Y solo puedo reconocer como un acto democrático la actitud de Patricio al pedirle a Correa que se ciñera a los mecanismos democráticos del PAN y buscara la elección interna por los medios definidos para tales objetivos dentro del partido mismo.

Encuestas y elecciones internas en el PAN Yucateco en 2006

Hoy sabemos ya muchos, porque Patricio nos lo ha venido recordando, que el PAN yucateco pagó una encuesta a la empresa Gea-Isa —una de las encuestadoras nacionales más profesionales en sus resultados y en su historial— para medir el nivel en que se encontraban Correa Mena, Abreu Sierra y Payán Cervera. Esa encuesta, la más objetivamente aplicada de todas las que se hicieron, demostró que los 3 estaban posicionados de tal manera que quien más apoyo tenía, estaba 1 punto porcentual arriba del más bajo. Estaban, prácticamente, empatados.

El acuerdo fue que solo si uno de los candidatos tenía 10 puntos porcentuales arriba de los otros dos se le consideraría el candidato y se ahorraría el PAN la elección interna. Por desgracia ese no fue el caso. Es lógico el resultado: la marca PAN medida por otras encuestas aparecía muy arriba. La ciudadanía no estaba interesada tanto en cuál sería el candidato, sino en que el PAN ganara las elecciones. Los humanos dentro del sistema de competencia, por desgracia, no escogieron el camino de la magnanimidad estoica, aceptando una rifa entre los 3 o, incluso, una renuncia de dos de ellos para dejarle al tercero o tercera la responsabilidad. Fue entonces que debió hacerse una campaña interna.

La gente iba y pedía línea: saben, todos ellos, los que fueron a pedir "línea", que Patricio siempre respondió que eso no era posible, que cada cual es libre de votar por quien le parezca.

En este tipo de contiendas resulta ganador el candidato que más labor de convencimiento hace. Todo parece indicar que quien más labor hizo fue Xavier Abreu. Quizás Ana Rosa Payán se confió de su popularidad en algunas encuestas externas, creyendo que entre los 12,000 miembros del PAN tendría las mismas proporciones. Pero no fue así.

Denuncias en 2006 al Comité Ejecutivo Nacional del PAN

Después de efectuarse la elección interna, el conteo de los votos arrojó que Xavier Abreu sería el ganador. Esto provocó que la gente de Ana Rosa se activara para encontrar la manera de denunciar algo —lo que fuere— con tal de tratar de anular la elección. Espino envió del centro gente para observar y analizar la situación. Esta gente llevó al CEN del PAN los datos que recogió. En una junta que se prolongó por más de 2.5 horas, Patricio Patrón y los candidatos, se sentaron a escuchar el veredicto de los que Espino había enviado para hacer el estudio. Uno por uno los casos —ninguno contra el gobierno del estado— fueron leídos. No hubo uno solo que tuviera posibilidades de probarse. Todas las acusaciones fueron consideradas infundadas.

El equipo de Espino terminó de leer, en 2.5 horas, el veredicto de sus investigaciones. El ganador era Xavier Abreu Sierra y no existía razón alguna para que la elección se cancelara.

Espino solicita que se vote por la anulación

Ya, a sabiendas de que los resultados de la investigación sostenían la validez de la elección, Espino, de todas maneras, procedió a solicitar del Comité la votación para ver si se anulaba la elección con todo y el hecho de que las investigación indicaban que la elección debería considerarse válida.

Se hizo la votación del Comité Central. El resultado fue contundente una vez más: la elección debería considerarse como válida.

Lo que sucedió después solo fue en detrimento del Partido Acción Nacional, y en forma bastante directa, en detrimento de la ciudadanía yucateca en general. Una marca con más de 30 puntos arriba de las otras marcas políticas en Yucatán, fue progresivamente destruida desde dentro y desde fuera. De hecho, los bombardeos desde fuera solo tenían que extender hacia el exterior lo que se estaba dando en el interior y amplificarlos. Así, en unos 7 meses, un partido político con 30 puntos porcentuales por encima del más alto, perdió la elección.

Actitud democrática que faltó

¿Cuál habría sido la historia de Yucatán y de Mérida en caso de que Ana Rosa Payán Cervera aceptara los resultados que todo mundo en su partido había investigado y concluido que eran correctos? La respuesta a esa pregunta la tienen todos ustedes, lectores y ciudadanos. La historia sigue hoy, se vuelve a contar el relato nuevamente, porque no está claro para la mayor parte de la ciudadanía. Se trata de ciudadanos que desean un gobierno con las cualidades que hemos descrito en el primer párrafo de este artículo. Saben que no abundan entre los grupos que se desenvuelven en la política. Pero saben que Mérida los ha disfrutado, lo mismo que Yucatán durante el periodo de Patrón Laviada.

La victoria de Ana Rosa Payán en 1990 le costó el gobierno de Yucatán a Víctor Manzanilla Schaffer. Fue "cesado" por su jefe político de facto, Víctor Cervera Pacheco. En su informe de gobierno, Manzanilla había acusado a Cervera de hacer "política rupestre" en Yucatán, en su contra. La derrota electoral interna de Ana Rosa Payán en 2006, le costó a Yucatán el regreso a una política rupestre pero generalizada, en contra de la ciudadanía yucateca y meridana.

Hoy las mismas voces de 2006 están pidiendo que el PAN se convierta en un partido de unidad, exactamente igual a como lo es el PRI, que amalgama gente de las más variadas posturas ideológicas y las "une" en una forma de "disciplina de partido" que solo soportó la cosa hasta 1988, cuando Cuauhtémoc Cárdenas y otros "tronaron" y se separaron de esa "unidad", para formar el Partido de la Revolución Democrática o PRD. Dulce Sauri tiene el mérito de haber mencionado varias veces a lo largo de sus inteligentes participaciones públicas en la vida de México, el hecho de que el PRI presenta la estructura más apegada a la idiosincracia del mexicano; por lo tanto, la opción que más paz duradera ofrece.

La paz a base de disciplina ideológica, de límites en la libertad de expresión, de "turnos" para acceder al gobierno —en vez de procesos democráticos— quizás sea lo que México necesitaría. Pero algunos de nosotros somos testarudos y queremos ver a más mexicanos, cada día, más anhelantes del valor de un país democrático, transparente e incluyente con respecto a las minorías ideológicas.

Por desgracia, México no se está convirtiendo en un país democrático cada día, sino todo lo contrario: en México, la última encuesta que mide la actitud de los ciudadanos hacia la democracia arrojó que solo 40% de los mexicanos quieren, desean y consideran conveniente que el país sea democrático. 60% estaría por otras formas de gobierno, no democráticas, llegando 17% a desear una dictadura absolutista.

La democracia en México está identificada con el concepto de "elecciones limpias". Este concepto, a su vez, está identificado con que "gana el PAN en 2000". Y allí viene la desgracia histórica: que gane el PAN en 2000 significa la entrada de México a una situación de caos político —pero de orden financiero y administrativo impecables— porque los suspirantes a puestos políticos quieren tener "su turno"; no les interesa competir. Quieren, como Correa Mena, que su "amigo", el gobernador, el presidente, el diputado o el senador, los "coloque" en sus puestos. En esa forma, a final de cuentas, estando ya en el puesto, lo último que les puede importar es el electorado, dado que este no reciben sino el voto personal, en tanto que el puesto se lo deben al "manager político" que les haya tocado.

Situación triste y con poco futuro

¿Han sido los años de gobierno panista malos? Los números no indican eso. Sí indican crecimiento lento, pero también indican aumento de reservas, aumento de casas a favor de mexicanos, aumento de seguridad social. Faltan reformas: fiscal, política, laboral, energética, educativa. Y estas no se han dado porque el PRI las ha negado. Las ha negado para que el caos que ahora estamos viendo, se pueda achacar a la "ineficiencia" del PAN. Entonces la propaganda del PRI dice ahora que ellos "sí saben gobernar". Y los que no vivieron o ya han olvidado los quiebres financieros totales de México cada 6 años desde 1970 —a manos de gobiernos priistas— se compran la píldora que les entrega el PRI.

Cuando el PRI gobernadaba, los errores e irresponsabilidades de los gobiernos priistas no se conocían sino cuando México quebraba al final de cada sexenio, dándose una estruendosa devaluación. Durante todo el tiempo que duraban en el poder, los medios masivos de comunicación se dedicaban a ensalzar, con mentiras fehacientes, la "labor" que supuestamente estaban desempeñando los políticos.

Desde 2000 hasta hoy, jamás se ha vuelto a dar una crisis que se le pueda adjudicar al gobierno federal. Las cosas, efectivamente, cambiaron para bien del país. Pero eso no es lo que se percibe. Se percibe todo lo contrario: que el país va mal. La realidad es que solo no va mejor por las reformas legales que el PRI les ha negado a los mexicanos con tal de que la mejoría del país no pueda ser identificada como labor del gobierno en el poder, o sea, del panismo.

Los más profundamente responsables de la catástrofe informativa de México son los medios masivos de comunicación. Con el afán de sonar que son bravos y valientes, se la pasan todos los días criticando la labor de políticos panistas que no conocen el embute o chayote, como se le llamó en el priismo al pago de periodistas para que ellos hablen siempre a favor de los políticos. Los que no lo hacían, de todas maneras, corrían serios riesgos de desaparecer de la escena informativa o de la vida, para acabar pronto.

¿Hay tiempo? Lo hay solo si los que saben la realidad, salen a predicarla para tratar de evitar que la estupidez mediática continúe haciendo la devastación histórica que está provocando en México. "No tengo tiempo" es una excusa válida, pero te puede costar más, a la larga, no invertir bien organizadamente algo de tu tiempo ahora en promover la verdad política de México, en vez de hacer nada y esperar a que caiga encima de ti y de los tuyos el asteroide fulminante de gobiernos autocráticos.