viernes, 7 de octubre de 2011

Octubre 6: paso deprimido, Julio 4, ciudadanía deprimida

El 6 de octubre de 2011 la nota le dio la vuelta a todos los medios de México: Angélica Araujo Lara, alcaldesa de Mérida, había declarado que sí estaba aspirando a convertirse en la próxima gobernadora de Yucatán y que lo merecía "pues los políticos que hacen bien su trabajo, merecen continuar..."

Así dijo Araujo Lara, así lo publicaron los medios. La nota no acarreó mención alguna del 4 de julio de 2011. Tiene suerte la Araujo. De tratarse de algún personaje de otro partido, cada nota vería acomodado un párrafo para recordar algún dato inventado o verdadero pero totalmente negativo en contra del político.

Los del partido de la Araujo tienen suerte... (¿$uerte?) Lo saben hacer bien. Saben dejar contentos a todos. Aquel ilustre panista, Castillo Peraza, cometió el mismo pecado que ahora ha cometido Sicilia —el poeta que pide la paz evitando combatir a los criminales—: quedó mal con la prensa. Seguramente le preguntaron algo que no tenía nada qué ver con la realidad, pero que se venía mencionando como si fuera un hecho. Eso ¡no le pasa a los Araujos! ¿Cómo le hacen?

En Artículo 7 hemos aprendido muchas lecciones. Todos los días vamos "a clase" de vida periodística en Yucatán y en México. Nuestro periodismo ha tratado, por todos los medios, de limitarse a mencionar lo que es un hecho consumado. Claro, también hay espacios para editoriales. Esto que lees, por ejemplo, es la opinión que probablemente compartimos todos los que hacemos el trabajo en A7. Y digo probablemente, porque ni aquí hay obligación para todos de estar de acuerdo.

Pero tú, que estás leyendo esto, sabes perfectamente bien que hay lugares en los que las personas deben olvidar cualquier átomo de libertad de expresión. Deben expresar, no lo que piensan, sino lo que les indican que está permitido. Lo demás se lo deben guardar, tan resguardado que hasta ellos mismos olviden que lo piensan.

El paso a desnivel será inaugurado y abierto al uso de los ciudadanos el sábado 8 de octubre de 2011. Quedó bien, muy bien. Habría que felicitar a los profesionales de la construcción que tuvieron bajo su responsabilidad la obra. La fisonomía del lugar es otra, es diferente: a algunos no les gusta, a otros sí. A este servidor, en lo personal, le gustan los cambios. Probablemente ayude al flujo del tráfico: eso lo veremos si notamos mayor facilidad al transitar por la zona y usar el paso.

Lo que nadie debe olvidar o perdonar, es el evento del 4 de julio de 2011.

No hay comentarios: