sábado, 29 de octubre de 2011

Que México es líder en facturación electrónica

El comunicado de prensa 178/2011 del SAT, de fecha 27 de octubre, afirma que el país es ahora “líder mundial en facturación electrónica”. Es interesante conocer que se han facturado 2300 millones de operaciones de venta en esta modalidad.

La semana pasada decíamos que los mexicanos “somos expertos en echar a perder las cosas”. Afirmábamos que habíamos analizado la trayectoria de la facturación electrónica desde 2005 hasta 2010. Fue en la última parte de 2010 que el SAT anunció que quienes no facturaran electrónicamente durante ese año, ya no tendrían derecho a hacerlo a partir de 2011; deberían hacer uso de los PAC: Proveedor Autorizado de Certificación. Es algo así como una entidad en la que el SAT confía. Y esta confianza se vende: los PAC cobran por ella.

En el boletín que nos llegó, el SAT afirma que todos los PAC tienen una “modalidad sin costo”. Los PAC con los que hemos tenido contacto no han ofrecido, hasta ahora, una sola modalidad sin costo. Tienen escalas para cobrar sus servicios. La realidad es que no sería correcto que alguien sea obligado a dar un servicio sin cobrar por él.

Lo que no vemos correcto es que la modalidad CFDI exista cuando la única que debería existir es la modalidad CFD. El boletín habla de la certeza en la validez del CFD —los 2300 millones de facturas electrónicas hechas, fueron CFD mayoritariamente— lo cual es cierto: al recibir un CFD, el receptor lo somete a prueba en el portal del SAT y obtiene respuesta inmediata. Así valida el sello digital que el emisor del CFD colocó. El sello, para ser válido, toma en cuenta todos los datos del CFD. Por lo tanto es imposible utilizar un CFD con un sello falso a nombre de un receptor inválido.

En realidad lo que sucedió es que los emisores de facturas de México —en su gran mayoría, mini empresas— no estaban aún capacitados —en sus sistemas informáticos— para emitir CFDs. Sucedió también que los peces gordos se pusieron a exigir detalles sin valor productivo en la representación impresa del CFD a los peces pequeños. “O me haces la factura como te la pido o no te la acepto”, es el sentido de la instrucción dada.

El boletín confirma lo que sostenemos: los mexicanos echamos a perder las cosas. El SAT propuso un método práctico que hoy ya no es el general. Ahora hay que recurrir a un PAC, un intermediario. En el boletín hablan de 34 PACs y de 350 mil empresas que ya facturan electrónicamente. El asunto es que todas las emisoras mexicanas de facturas —¿1.5 millones?— deberán pagar a un PAC por algo que no debería costar un centavo.

sábado, 22 de octubre de 2011

Es que, tal parece que todos son priistas, papá

"Me dice ese muchacho que Patricio Patrón fue un gran ladrón. Que es de los que más han robado en todos los sexenios. Pero yo veo que este señor da la cara en Facebook, abiertamente. No creo que lo haría si fuera un delincuente. Pero no tengo datos para combatir lo que me están diciendo." Así me decía mi hija, alumna de la escuela de leyes de la Universidad Marista. "Todos son priistas, papá". 

¿De verdad eso creen? Si lo creen, ¿por qué será? Me hago esta pregunta una y otra vez. Pero la respuesta es muy fácil. No es necesario rebuscarle por todos lados. La respuesta es muy sencilla: por alguna razón, el priismo controla los medios o estos han hecho todo lo posible para que en tanto el panismo ha gobernado el país, los mexicanos oigan todos los días que las cosas están mal.

Nada más falso. Los números duros del tiempo que los gobiernos panistas han estado a cargo de la federación —presidentes Fox y Calderón— hablan muy sólidamente: son los 11 años en que el país ha logrado la máxima consolidación financiera en toda su historia. México, antes de estos 11 años, era el país de la tragedia sexenal. Puntualmente, conforme se acercaba el final de cada sexenio, la economía de México se caía en pedazos. Eran crisis seguidas de crisis. El crecimiento tan cacareado resultaba que se convertía en retroceso al final de cada sexenio.

Pero todas esas crisis sexenales parecen haberse borrado de la memoria de muchos mexicanos que las vivieron. Es falta de sensibilidad y de comprensión de la realidad. Yo les diría: solo comparen lo que sucedía al final de cada sexenio con la solidez de la economía nacional el día de hoy. Cada vez que una crisis internacional provocaba que los inversionistas bursátiles vendieran sus acciones mexicanas, se daba una brusca devaluación de la moneda: no habían dentro del sistema monetario mexicano suficientes dólares para cubrir la demanda de una crisis.

Esa situación es completamente diferente el día de hoy. Las peores crisis bursátiles internacionales se han  dado entre 2000 y 2011. El precio del peso mexicano se desliza —como para que los que demandan dólares los tengan que pagar a un precio muy elevado— y luego regresa a sus niveles "reales", o sea, los basados en la simple ley de la oferta y la demanda. Solo la mercancía 100% hecha en el exterior —como el software— se ajusta al precio del peso nuevo. Todo lo demás se mantiene y sufre, con el tiempo, los efectos de la inflación internacional —como 4% anual— en vez de esas galopantes inflaciones que antes se generaban.

Los políticos populistas estaban felices en la era en que el gobierno mexicano —cuando el PRI fue gobierno— imprimía billetiza que, básicamente ¡era dinero falso! Entonces la inflación era "galopante". Avanzaba a galope: llegó a ser de 160% anual. Para no caer, el gobierno sencillamente imprimía más y más dinero. El resultado era la escasez de bienes. Hoy el panorama es totalmente diferente. El gobierno no controla la cantidad de dinero que debe imprimirse, sino el nivel de producción efectiva de todo el país. Circula más dinero si la economía ha crecido. Si la economía decrece, disminuye el circulante. Esto provoca que los precios se mantengan y la producción sea en todo momento favorable al consumidor: esto se puede comprobar fácilmente por la cantidad de "ofertas" comerciales especiales  activas la mayor parte del tiempo.

Las reservas internacionales de México estaban en alrededor de US$20,000 millones cuando Fox recibió el encargo en 2000. Al terminar ese encargo, Fox dejó una reserva de US$63,000 millones. Entre 2006 y hoy —octubre de 2011— el régimen de Calderón —con todo y las crisis internacionales, los problemas de seguridad y la baja en el turismo— ha visto que esas reservas han llegado a US$135,000 millones a un año de terminar su mandato. Durante el tiempo que el PRI gobernó México jamás las reservas fueron suficientes. Todos los sexenios —con excepción del de Zedillo "el priista más odiado"— terminaban con la reserva internacional vacía.

Y si así son las cifras con las reservas, ¿cómo está la deuda internacional de México? Porque de nada serviría una gran reserva si el nivel de endeudamiento creció. Pero sucedió todo lo contrario: el nivel de endeudamiento disminuyó radicalmente. Esto es lo que ha hecho que el "poco" crecimiento anual del PIB sea sólido, sostenido, basado estrictamente en el aumento de la producción  y el intercambio comercial. La impresión de billete sin control que se practicaba en los regímenes priistas provocaba un crecimiento artificial de la economía, sostenido en una burbuja inflacionaria que caía estrepitosamente cada final de sexenio.

¿Por qué no ha crecido a mayor ritmo México durante los últimos 11 años? Sencillo: hay una serie de reformas estructurales básicas que los legisladores de oposición les han negado a los mexicanos, es decir, los legisladores del PRI y del PRD  y demás partidos satélite. Calderón y los panistas, en un tono bastante "poquito", "bajito", con temor a sonar como lo que los mexicanos deberían aplaudir —y sin ayuda alguna de los medios masivos de comunicación— lo han denunciado muchas veces, pero no con el suficiente nivel de volumen como para que todos los mexicanos lo entiendan.

Las reformas estructurales que no se han dado son: la energética —PEMEX y CFE—, la educativa —SNTE—, la judicial —"Presunto culpable"—, la fiscal —mejor distribución de la contribución y basar esta en el consumo, más que en el ingreso—, la laboral —combate al corporativismo político. Si estas reformas se hubiesen aprobado, la tasa de crecimiento anual de México habría sido definitivamente, por lo menos, del doble. Eso significaría disminución del ancla de la pobreza. Los demagogos de la política andan pregonando por todos lados la necesidad de la disminución de la pobreza, pero jamás sugieren que esta solo puede disminuir cuando aumenta la producción, o sea, la riqueza real de la economía. El dinero acumulado, contabilizado en acciones y valores de los grandes billonarios modernos no significa riqueza real, sino potencial. Solo se convierte en riqueza real cuando se coloca en operaciones que incrementen la productividad, que es la única que puede aumentar los empleos reales.

¿Por qué invertirían en operaciones de elevación de la productividad en México si este no cuenta con una legislación favorable al incremento de la productividad sino solo favorable al elemento demagógico de la economía? En tanto la ley laboral —combinada con la energética y la fiscal— no favorezca el crecimiento de la producción, esta solo aumentará al ritmo lento que hemos visto durante los años en que China creció a casi el triple que México. De hecho, el crecimiento de México es una demostración de que, a pesar de leyes demagógicas, su ubicación en el contexto mundial lo hace un punto estratégico para la colocación de negocios, aún a pesar de un ambiente legal incierto y poco confiable.

La realidad es que las administraciones federales panistas han hecho maravillas a nivel nacional. La decisión de Calderón de combatir el crimen organizado de todos los tipos —narco, extorsión, secuestro, robo organizado, corrupción oficial— es histórica. La actitud en el pasado fue de "negociación", lo cual significa, realmente, "dejar que el crimen crezca"... ¿Hasta cuándo? ¿Hasta que el crimen ya se haya adueñado de toda la sociedad, a todos los niveles? Esta decisión, que debería haber sido recibida por los mexicanos con aprobación contundente —y lo fue en un principio— fue poco a poco disminuyendo conforme la insistencia mediática cantó a diario las muertes en vez del detenimiento —tiene que ser mejor, dado que se combate— que efectivamente se ha estado dando.

En Yucatán, el gobierno 2001-2007 de Patricio Patrón Laviada, no solo concluyó y pagó deuda contratada por Cevera Pacheco —en obras con las que se "adornó", sin pagarlas— sino que dejó fondos billonarios para que se concluyeran obras: hospitales, carreteras, terrenos.  Hasta hoy sabemos, en Yucatán, que hay dos hospitales en los cuales, oficialmente se ha "gastado" ya todo lo que dejó Patricio Patrón y un tanto más, ¡y estos no presentan avance real! Los pasos a desnivel de la carretera Mérida-Progreso tardaron 2 años en concluirse, cuando el plan presupuestal dejado por la administración de Patricio Patrón eran para concluirse el mismo año que Ortega Pacheco tomó posesión.

El régimen de la Ortega Pacheco no solo ha dejado de hacer obra, sino que ha endeudado al estado en por lo menos $5 mil millones más, ¡sin obra! Se descubrieron movimientos de pagos efectuados a empresas "fantasma". "Todo está en orden", dicen. Probablemente en el papel, para los contadores de escritorio. Pero si salen a examinar con cuidado en dónde se ubican las "empresas" que en el papel recibieron los pagos, ¡entonces se descubrirá el desorden verdadero! De hecho ya se han realizado estas investigaciones: existen fotografías de los locales de las "empresas fantasma".

¿Por qué han hecho esto los gobiernos priistas? Porque no se trata solo de Yucatán: allí está el caso de Coahuila: de $360 millones de deuda al principio del período de Moreira, al final el nivel es de $35 mil millones. ¿Qué hacen con este dinero? La tendencia nos obliga a deducir que se trata de "ahorros" hechos con miras a recuperar el poder federal en 2012. "El Partido" se ha convertido en el elemento más importante, por encima de "El País" llamado México. Es más importante que pierda el partido panista en imagen y que los ciudadanos vivan engañados, que que el país crezca y se beneficien todos. Para ellos solo vale el beneficio de "su" partido, "El Partido", el PRI. Esto se parece mucho a lo que sucedió en la Alemania nazi o en la Rusia soviética. El autoritarismo chino tiene una diferencia a favor del pueblo chino: es un autoritarismo dirigido a elevar la productividad y disminuir la pobreza aumentando la riqueza, en vez de distribuyendo la pobreza.

Ojalá que algunos jóvenes de la Universidad Marista —y de otras universidades con jóvenes en una profunda confusión existencial— se enteren de los datos duros, de los números reales, los que verdaderamente describen los resultados, en vez de basar sus opiniones y criterios en rumores y chismes generados por políticos demagogos que solo buscan el beneficio de "su" partido político.

A muchos mexicanos nos gustaría ver en la competencia democrática, partidos políticos que, como el panismo —es una realidad comprobable estadísticamente— buscan el beneficio sustentado del país y no solo victorias electorales para tomar el poder y servirse de él, en vez de servir a la ciudadanía.

Factura electrónica: Mexicanos al grito de ¡echar a perder!

Una vez más, la estamos regando como nación. Encontramos la manera de pudrir, de echar a perder, de convertir en un problema y elevar nuestros costos con algo que debió haber servido para todo lo contrario.

Cuando el SAT lanzó la invitación para que las empresas adoptaran la facturación electrónica, la respuesta fue lenta, engorrosa, perezosa. Todos dejaron todo para el último momento. El SAT puso su regla: Si facturas electrónicamente en 2010, puedes continuar haciéndolo en 2011. Muchos fueron los llamados, pero muy pocos los que acudieron.

Hoy la oferta se fue del lado de los típicos oportunistas. Gente que sabe hacer “negocios” cuando se presenta una oportunidad como esta.

La facturación electrónica contenía el elemento necesario para disminuir costos de operación de las empresas, no para aumentar esos costos. Con la facturación electrónica el emisor del documento fiscal solo tenía que enviar un correo con un archivo de texto tipo XML. Con este XML, tanto el emisor como el receptor estarían en la posibilidad —y lo están— de ver en sus pantallas (por favor, ¡no imprimir!) esa factura que ahora no tendría por qué imprimirse.

Pero todo eso se echó a perder, se “pudrió”, se mexicanizó —qué triste. El SAT, al notar la baja adopción de la facturación electrónica o CFD —Comprobante Fiscal Digital— lanzó el CFDI —Comprobante Fiscal Digital por Internet. La diferencia entre uno y otro es abismal: el CFD era factible de ser producido por la misma empresa; el CFDI requiere a fuerzas de un agente externo, con un costo extra innecesario.

México, como nación, estaba a punto de disminuir costos: del papel, la tinta y sobre todo el movimiento de esos comprobantes impresos. Pero ¡no, qué va! ¡Somos expertos en echar las cosas a perder! Se introdujo el concepto del CFDI para cubrir ese vacío —esa falta de atención— del empresario de cualquier tamaño en adoptar el CFD a tiempo. Se dieron 4 años para irse preparando. Una vez más, los mexicanos actuaron tarde, dejaron todo “a la última hora”.

¿Quiénes fallaron? Para hoy no debería existir un solo negocio que no esté demandando un sistema informático integral para su administración y contabilidad. En estos sistema informáticos integrales —se les llama ERPs— la operación genera la contabilidad y, por ende, cuando se factura, se contabilizan todas las cuentas afectadas.

Fallaron los empresarios que no exigieron a sus contadores eficiencia en la operación. El costo-país, nuevamente, ¡se va para arriba!

viernes, 21 de octubre de 2011

Desperdicio, costosa e irresponsable actitud de vida

Lo estamos haciendo todos los días, así vivimos y creemos que está bien. Pero no está bien para nada: estamos viviendo en el desperdicio.

El agua

Nos hemos acostumbrado a desperdiciar todo. El agua encabeza la lista. La desperdiciamos en las instalaciones de nuestros baños. Dejamos que los inodoros fallen y no exigimos piezas adecuadas para impedir esa pérdida constante. Nos bañamos y dejamos que el agua corra mucho más tiempo y en mayor cantidad que la necesaria, en vez del proceso correcto: mojarnos el cuerpo, enjabonarnos, dejarnos el jabón unos minutos —para que la gravedad haga su trabajo de despegarnos lo que podría ser "mugre" adherida— y finalmente, nos enjuagamos el cuerpo justo lo necesario para quitarnos cualquier residuo de jabón. Además, desperdiciamos jabón al usarlo mientras está cayendo el agua sobre nosotros.

Desperdiciamos agua cuando regamos calle, jardines y lavamos automóviles como si movilizar el agua para que nos llegue fuera un asunto sencillo y sin costo.

Incluso el agua potable, tratada para nuestra ingestión, la dejamos en los vasos y luego la tiramos. Incluso lo hacemos con los hielos.

El gas

Una gran cantidad de la comida que preparamos es terriblemente ineficiente en el consumo de la energía. Un ejemplo mexicano grave es la tortilla. Usamos litros de gas con una eficiencia menor de 2o% para mantener esa pieza de alimento que heredamos de los ancestros mexicanos, incluso antes de que los europeos llegaran a tierras de América.

Un grave desperdicio de gas provocamos cuando nos bañamos. Los calentadores están graduados para que el agua esté mucho más caliente de lo que necesitamos. Entonces la mezclamos con agua fría hasta lograr la "temperatura ideal". ¿Qué deberíamos hacer? Es un simple dictado de la lógica más elemental: calentar el agua al nivel que usaremos, ni más ni menos. Hoy los calentadores de paso existen de 2 tipos: los que calientan más o menos según la cantidad de agua que pase —o sea que están usando la misma cantidad de gas, para diferentes temperaturas— o los que gradúan la flama del gas para que la temperatura sea de un nivel fijo especificado. En ambos casos la idea es que con la cantidad adecuada de agua fluyendo, la cantidad de gas que se use sea la exacta para que el baño se pueda disfrutar y además sea eficiente.

La electricidad

Para generarla se necesita de todo: agua corriente, gas, fisión nuclear, combustibles renovables, combustibles no renovables como diesel y gasolina y los renovables, aire y/o sol.

Es incuestionable el hecho de que solo la energía eléctrica que se genera por medios no destructivos —sol, aire y agua corriente— es la que deberíamos estar usando. Todas las otras formas de producir energía eléctrica resultan , a la larga, más costosas que lo que generan.

Y a pesar de saber esto en detalle, no tenemos el mínimo recato en cuidar el consumo. En México, el costo de producción y distribución de la energía eléctrica es inmensamente grande debido a la gran cantidad de familias que debe vivir de su comercialización. Pero el costo es aquí un factor con ingredientes políticos. Quitando ese ingrediente, quedamos nosotros, los consumidores, con la grave responsabilidad de hacer un uso racional, cuidadoso, responsable, de la energía eléctrica.

  1. Debemos cuidar en todo momento que los aparatos que consumen energía eléctrica, no estén encendidos cuando no los estemos usando. El televisor, por ejemplo, no es para dormir, sino para ver cuando uno está despierto.
  2. Los aires acondicionados solo deben usarse para refrescar las habitaciones y luego mantener el aire natural circulando con abanicos, que son mucho más eficientes para generar bienestar en un clima caluroso.
  3. Cuando el clima en el interior de una casa u oficina debe mantenerse a ciertos niveles, es necesario cuidar, en todo momento, que el interior esté debidamente aislado del exterior. En esta forma el proceso para acondicionar el ambiente será mucho menos costoso, es decir, más eficiente en cuanto a consumo de energía.

Gasolina de automóviles

El automóvil ha cambiado la vida de millones de personas. Pero el uso de este medio de movimiento ha sido objeto de una gran cantidad de combusitble no renovable, quemado para siempre con una muy baja eficiencia en el beneficio obtenido para la humanidad como grupo.

Los automóviles están diseñados para transportar muchas más personas de las que normalmente conducen. Pero además de ese bajo uso, los automóviles deben transportar su propio peso para el cual también se está quemando combustible.

Son vehículos diseñados para transitar a velocidades a las cuales el aire representa una resistencia que, para vencer, es necesario quemar aún más combustible. La mayor eficiencia del combustible se da cuando el automóvil es usado por tantos pasajeros como le caben y a una velocidad en la que la resistencia del aire es balanceada. El mejor nivel depende de 3 factores: velocidad del aire en contra de la dirección del vehículo, forma aerodinámica del vehículo y velocidad a la que se mueve.

Aviones

Es cierto que transportan grandes cantidades de personas en muy poco tiempo desde puntos muy alejados del planeta. Aparentemente son de una gran eficiencia. Sin embargo, la cantidad de combustible no renovable que queman es tal, que cada día el costo de usarlos es mayor.

Conforme la cantidad de gente descontenta —con la condición humana y el balance de fuerzas políticas— ha aumentado, los costos necesarios para impedir que los aviones sean usados como símbolos para ejecutar chantajes políticos nacionales o internacionales, ha hecho que volar en ellos sea engorroso y molesto aún dentro de un mismo territorio nacional.

La mayor parte del combustible que usan los aviones es para vencer la resistencia del aire. El consumo de combustible es mayor cuando deben tomar altura para llegar al nivel en el que el aire ofrecerá la mínima resistencia. Un descenso correctamente planeado debe significar un gran ahorro de combustible: se usará la combinación de aire más gravedad, para avanzar hacia su meta final.

Sin embargo, cualquier eficiencia que el avión pueda ofrecer como transporte, queda terriblemente anulada por la inacabable cantidad de obstáculos que deben vencerse antes de llegar a la puerta de un avión que está próximo a comenzar el trayecto que uno requiere recorrer. Solo es necesario imaginarse la cantidad de servicios funcionando —y consumiendo más energía— en torno a los aeropuertos.

Alimentos

Comer pasó de ser una necesidad para convertirse en un acto social o una ceremonia privada o pública de placer al paladar. Las personas comen cantidades de comida mucho mayores de las que necesitan y lo hacen para disfrutar el placer del sabor.

El resultado promedio de esta costumbre ha sido la proliferación de las personas obesas. Eso ha hecho que, además de la gran cantidad de energía que se requiere para producir la comida, se deba invertir otra importante cantidad de energía y de recursos sociales, para atender los problemas de salud que el exceso de comida está provocando en la gente.

La solución: racionalidad en la organización de la vida

Si la humanidad en forma conjunta razonara cuidadosamente sus procesos de vida cotidiana, el panorama podría cambiar en forma radical —totalmente a favor de una mejor calidad de vida— para todos.

Sin libertad no se habría podido lograr el alto nivel de tecnología disponible hoy. Una gran cantidad de esta tecnología es innecesaria para la vida gracias a las más nuevas tecnologías. Por ejemplo, el caos del transporte podría evitarse si los centros de trabajo hicieran uso de la conectividad que ahora tienen a su disposición para que las personas, en vez de acudir a los centros de trabajo —con el consecuente consumo de energía al transportarse, además del acondiconamiento del ambiente de trabajo— hagan una buena parte de su trabajo (la mayoría en muchos más casos que los imaginables) en sus casas en los lugares desde los cuales deseen hacerlo para trabajar con más eficiencia.

Un ejemplo claro son los medios de información. Para que estos funcionen, los reporteros y los editorialistas deben trabajar en donde esté la noticia o los hechos que habrán de informar. El transporte hacia algún centro de trabajo es completamente obsoleto, inútil, improductivo, irracional y causante de elevación de costos solo de desperdicio. Dicen que el ser humano es un animal de costumbres, y el dicho es exacto. Los animales alejados del humano en la escala evolutiva se caracterizarán porque, en tanto más alejados están, responden más a los instintos que a las costumbres. Es la costumbre de aglomerar a todos en los centros de trabajo la que se siente difícil de romper, a pesar de que todos los indicadores apuntan a que eso no solo ya es posible, sino que incrementaría la cantidad y calidad de aquello para lo que existe un medio informativo: reportar sucesos de todos los días en su localidad o región.

Ahorro = aumento de calidad de vida

Usando menos recursos energéticos de los que hoy consumimos, bajaríamos el costo que ahora tiene nuestro "estilo de vida". La calidad de este estaría basada más en la paz y tranquilidad cotidiana que en la capacidad de consumo de grandes cantidades de cosas que, finalmente, se convierten en objetos obsoletos, subutilizados, almacenados en lugares en los que envejecerán hasta ser totalmente inservibles.

Consumiendo menor cantidad de comida —mucha menos comida— podríamos tener ahorros sustanciales en muchos renglones. Quizás nuestros refrigeradores podrían ser más pequeños y, por lo tanto, consumirían menores cantidades de energía eléctrica, además de que dejaríamos de guardar alimentos que solo se echarán a perder antes de que dejen de ocupar un espacio consumidor de enfriamiento.

Comer menos haría que mejore nuestra salud y nuestra figura física. El costo en salud sería menor. Por lo tanto, el costo de atención médica universal sería más bajo.

Posibilidades en nuestras manos

Para mejorar nuestra condición de vida como especie, los humanos no le tenemos que pedir permiso a ningún dios. De estar allí ellos, nos premiarán seguramente por haber aprendido, finalmente, a hacer bien las cosas. Es obvio que, como colofón, la mejora de nuestra condición de vida llegaría a más tiempo libre: ¡el trabajo podría distribuirse en forma más racional! Entonces a cada uno le quedaría más tiempo libre al día —muchas más horas que las entregadas. O bien, aún mejor, cada quien tendría más días libres a la semana.

El asunto está aún comenzando a ser planteado. Pero es algo que está en nuestras manos. Cambiar la forma de vivir es un asunto que solo nos incumbe a nosotros como especie. En tanto más tardemos en hacerlo, más tiempo de calidad nos estamos negando a nosotros mismos y a nuestros descendientes.

domingo, 16 de octubre de 2011

Lloriqueo del PRI: falsedad en información de México

Cada vez que algún ciudadano —de cualquier nivel— expresa alguna verdad acerca del pasado del gobierno de México, la gente del PRI de inmediato se lanza al ataque y pretende, en todo momento, convertir cualquier remembranza expresa de la forma en que se gobernó México en la era PRI como un ataque que viola la ley electoral.

Si a un presidente de cualquier país le preguntan su opinión con respecto a por qué las cosas son como son en su país, él tiene la obligación de responder con su verdad personal. Estas verdades personales de Calderón son verdades colectivas, compartidas por una gran cantidad de mexicanos. Sin embargo, él, según el PRI, no puede expresarla, que porque es "el presidente" y gobierna para todos los mexicanos.

No me cabe en la cabeza que un ciudadano mexicano con el encargo que tiene el presidente de la república, tenga que cuidar las palabras que dirá cuando se trate de emitir alguna opinión. ¿Acaso los priistas han dejado de emitir opiniones completamente sesgadas acerca del gobierno federal mexicano? ¡Para nada! Han dicho lo que se les ha pegado la gana.

Cansa, fastidia, molesta, afecta la personalidad de uno, el oír que nada se puede decir en contra del PRI. Todo lo que se dice en contra del PRI se convierte en propaganda electoral. Entonces, un libro de historia en los colegios, ¿se va a tener que escribir de tal manera que los alumnos no puedan conocer los resultados financieros obtenidos durante los gobiernos del PRI?

Es seguro que van a decir que no se podrá mencionar en los libros escolares qué partido político estaba gobernando México cuando cada 6 años el país quedaba en la más absoluta y vergonzosa bancarrota. ¿Hasta dónde se va a llegar con esta actitud del PRI de tratar de esconder a como dé lugar, las verdades que ocurrieron durante el tiempo que ellos fueron los gobernantes? ¡No se puede decir nada! ¡Se encabronan y comienzan a lloriquear!

Durante los tiempos electorales, decir algo negativo en contra del PRI —o sea, sencillamente contar los resultados que se obtuvieron durante el tiempo gobernó México— es hacer guerra sucia. ¿Hasta cuándo vamos a tolerar esto los ciudadanos comunes y corrientes?

Por ello sugiero que esta forma de gobierno sea modificada en forma radical. Dependemos demasiado de que el que sube al poder no tenga compromisos que le hagan actuar más a favor de esos compromisos que a favor de hacer las cosas que manda la ley para lograr éxito en la gestión.

Efectivamente, los demonios andan sueltos y están, en todo momento, envenenando la mente de la gente cuando se esconde lo positivo que se ha logrado en los gobiernos del PAN desde 2000, no solo a nivel nacional, sino muy en especial a nivel de muchos estados de la república.

Las derrotas que ha tenido el PAN se han debido a 2 factores: 1) la falsedad con que se han tratado los hechos durante el tiempo que son gobierno y 2) la falta total de equilibrio en la comunicación al público de lo que realmente tiene valor en los gobiernos que no quiebran las finanzas de los estados y ciudades que administran.

Al ciudadano medio —el público de los medios masivos— se le dosifica en todo momento información que no concuerda con la realidad de los hechos. Esta falta de concordancia hace que el ciudadano medio se quede, en la hora de la elección —pero sobre todo al contestar encuestas— en la situación de falta de información con valor real para tomar una decisión que esté de acuerdo con lo deseable para sus sociedades.

sábado, 15 de octubre de 2011

Cambio radical de sistema de gobierno en México

La teoría detrás de un sistema democrático es muy sencilla:

1) Se hace un acuerdo de representatividad. Es decir, cuál será la forma en que todos tendrán posibilidad de participación. El caso nuestro es a) el voto, b) los foros, c) la prensa, d) Internet. Así participamos todos. Es obvio que son conceptos fundados en la libetad de expresión. Sin esta libertad, no hay democracia.

2) Se definen las áreas de acción. Municipio, estado, país, poder judicial, poder legislativo: estos son los pilares de la democracia mexicana. Sí, es cierto, salta a la vista el hecho de que el poder judicial es el menos democrático, pero supuestamente están proceso de serlo.

3) Y durante cada encargo —que dura una cantidad limitada de años— los mismos mecanismos del inciso (1) están vigentes: foros, Internet, prensa. Falta más uso del plebiscito.

¿Qué es lo que vemos en todos esos pasos de la democracia? En primer lugar, el tipo de encargo es representativo. Los ciudadanos solo en forma indirecta pueden ejercer influencia en las decisiones que se tomarán. Los representantes, tanto políticos ejecutivos como legislativos, no tienen obligación legal de hacerles caso a los ciudadanos. Finalmente ellos harán —legalmente— lo que les venga en gana. Un ejemplo claro es el del gobierno de Mérida: el grupo mayoritario impone una obra que a un grupo de la sociedad —el grupo afectado por la obra— no le parece, no aprueba. Usando métodos trogloditas, la imponen. ¿Es legal? De no haberse dado los acontecimiento del 4 de julio, sería legal. ¿Es una obra democrática? No lo es. Y este es el problema.

Este servidor hoy propone que comencemos, todos los ciudadanos, un cambio radical en el sistema de gobierno de nuestro país. Debemos crear, diseñar, entre todos los que tengan ganas de participar, una forma de gobernarnos que permita posibilidad de participación constante. Participarán, ya lo sabemos, aquellos ciudadanos que más directamente se vean afectados por los temas. Y entre ellos se llegará a un consenso. Y ese consenso y solo ese consenso será el que servirá de respaldo legal para cualquier obra, ley o acción que se realice con los recursos colectivos.

El día de hoy los ciudadanos en su gran mayoría, jamás llegarán a un puesto de poder directo o de representatividad. Y sin embargo, todos serán afectados por las decisiones que se les delegan a minorías de políticos que acaban haciendo lo que a ellos les conviene.

Sí, los hay que actúan midiendo la conveniencia colectiva. Pero, ¿cuántos son? ¿Cómo podemos reconocerlos? Entra al sitio articulo7.mx y busca el banner de "Cambio". Participa en el foro que hemos creado.

jueves, 13 de octubre de 2011

Honesty in the Mexican Federal Government and the Netflix service

Some of us believe in the honesty of the government officials of today's (2011) Mexican Federal Administration.

They wanted to become government—after decades of being opposition—mainly to fight corruption. Have they been able to do anything valuable over this?

Netflix should be a good informer concerning their experience in Mexico. Have they been able to get through easily? If they haven't, what are the main obstacles they have encountered?

As you enter the Netflix page with your Mexican account, you will find way less titles than in the USA page. Why is that?

And if you have a tablet or smartphone, forget the application in Mexico! It is not available, yet. "Yet", at least that's what they say—the Netflix Mexican personnel.

The service in Mexico is excellent. If you have a connection that actually provides 5 megabits per second or above, you will be able to watch lots of movies in HD! And if your tablet or smartphone, or your PC or MAC have an HDMI cable, you will be able to watch it all on your LED or LCD flat screen!

The streaming system used by Netflix is simply excellent. The application is simple but does everything you might have ever wanted in a movie watching application. Start a movie or documentary, a TV series or what-have-you. Then stop it and go away from your computer or turn it off. Then, later on, go back to your computer, connect to your Netflix account and, voila! It's all there again, ready to start streaming exactly where you left it.

You never need to get aggravated by interruptions! Simply stop it, take care of "urgent" stuff and then continue watching where you left off. And you don't need to worry about space in your computer. Why would you need any storage for pieces of information that are securely stored for anybody at the Netflix servers?

The drawback: you need to be within an active, live, Internet connection. No downloading available. But for $99 Mexican pesos monthly and an Internet connection—about $500 monthly—of 5 megabits per second or more the entire humankind history in movies and documentaries is there at your absolute service.

Maybe the Mexicans need to be aware of certain facts that might become obstacles to a better life experience in their country: the monopolies. Showing movies is a business. Whoever becomes a distributor of movies is after the money in it. We pay to watch movies at the large theaters. That's where most movie productions recover their investment and generate their main profits. After that, the DVD's and BD's (Blue Ray Disk) bring in the second profit stage. Netflix means the 3rd stage, and probably the one with the most solid future.

The business monopolies in Mexico are extremely aggressive and very difficult to deal with. They don't see business as a service, but simply as way to generate income. The customer—you, the guy who pays—is the least concern for the Mexican mean business person. And this is like this simply because there isn't enough consumer consciousness; instead, there is a tendency to blame the government for all the private businesses deficiencies.

And in a way, some government officials accept bribes to issue permits to entities that might not mean a real good service to the consumer. And the other way around is sadly true, too. Business concepts that are of great value for the consumers are punished with red tape simply because such businesses consider that the law should favor them. And it does. It's the middle person—empowered government officials—that make things difficult, ultimately in detriment of the consumers' experience.

Hopefully, Netflix will be able to find the right way to do things and become a service with the full capabilities of its concept. It would be regretful if it settled for a lower class business service, as if the Mexicans were a second or third class consumers.

viernes, 7 de octubre de 2011

Octubre 6: paso deprimido, Julio 4, ciudadanía deprimida

El 6 de octubre de 2011 la nota le dio la vuelta a todos los medios de México: Angélica Araujo Lara, alcaldesa de Mérida, había declarado que sí estaba aspirando a convertirse en la próxima gobernadora de Yucatán y que lo merecía "pues los políticos que hacen bien su trabajo, merecen continuar..."

Así dijo Araujo Lara, así lo publicaron los medios. La nota no acarreó mención alguna del 4 de julio de 2011. Tiene suerte la Araujo. De tratarse de algún personaje de otro partido, cada nota vería acomodado un párrafo para recordar algún dato inventado o verdadero pero totalmente negativo en contra del político.

Los del partido de la Araujo tienen suerte... (¿$uerte?) Lo saben hacer bien. Saben dejar contentos a todos. Aquel ilustre panista, Castillo Peraza, cometió el mismo pecado que ahora ha cometido Sicilia —el poeta que pide la paz evitando combatir a los criminales—: quedó mal con la prensa. Seguramente le preguntaron algo que no tenía nada qué ver con la realidad, pero que se venía mencionando como si fuera un hecho. Eso ¡no le pasa a los Araujos! ¿Cómo le hacen?

En Artículo 7 hemos aprendido muchas lecciones. Todos los días vamos "a clase" de vida periodística en Yucatán y en México. Nuestro periodismo ha tratado, por todos los medios, de limitarse a mencionar lo que es un hecho consumado. Claro, también hay espacios para editoriales. Esto que lees, por ejemplo, es la opinión que probablemente compartimos todos los que hacemos el trabajo en A7. Y digo probablemente, porque ni aquí hay obligación para todos de estar de acuerdo.

Pero tú, que estás leyendo esto, sabes perfectamente bien que hay lugares en los que las personas deben olvidar cualquier átomo de libertad de expresión. Deben expresar, no lo que piensan, sino lo que les indican que está permitido. Lo demás se lo deben guardar, tan resguardado que hasta ellos mismos olviden que lo piensan.

El paso a desnivel será inaugurado y abierto al uso de los ciudadanos el sábado 8 de octubre de 2011. Quedó bien, muy bien. Habría que felicitar a los profesionales de la construcción que tuvieron bajo su responsabilidad la obra. La fisonomía del lugar es otra, es diferente: a algunos no les gusta, a otros sí. A este servidor, en lo personal, le gustan los cambios. Probablemente ayude al flujo del tráfico: eso lo veremos si notamos mayor facilidad al transitar por la zona y usar el paso.

Lo que nadie debe olvidar o perdonar, es el evento del 4 de julio de 2011.

domingo, 2 de octubre de 2011

Sexo seguro, ¿lo ideal para evitar embarazos no deseados?

Se oye por todos lados la afirmación de que "todo es relativo". Creo que la ética no es relativa. Se trata de algo totalmente absoluto. No nos vamos a detener en las nimiedades culturales: que si en China debes comer con la boca abierta, que en occidente, no ¿cuál es lo bueno? Obvio: son nimiedades relativas a cada lugar.

Hay cosas más serias que hacer o no hacer ruido con la boca al comer. Esa es la ética a la que me refiero como algo que no puede ser relativo. Necesariamente tiene que ser absoluto.

La tendencia en nuestra especie —la llamamos la humanidad— es a encontrar algo que llama derechos humanos universales. Son los que no son relativos al lugar y el tiempo, sino que deben ser vigentes siempre y los países del mundo, uno por uno, van firmando su acuerdo.

No existe uno solo de esos principio universales que diga si los matrimonios deben ser monógamos o polígamos o poliándricos (une mujer con varios hombres). Esto no se ha regulado. Lo que sí se dice por allí, en algún lado, es que todo humano tiene derecho a formar una familia —es decir, a reproducirse. El punto en este principio o derecho universal quizás sea el hecho de que nadie podrá dictaminar que alguien no se podrá reproducir por tener genes defectuosos —fisiológica o psicológicamente.

Entonces surgen las discusiones que no tienen fin. Y una de ellas es el asunto de los derechos de las mujeres —las hembras de la especie humana a diferencia de los machos— sobre sus cuerpos. Resulta que el cuerpo de una mujer es una fábrica de hacer gente. Algunas personas sostienen —en un extremo— que esa "fábrica" no les pertenece, sino que deben dejar que se forme en ellas lo que el destino dicte. Otras personas, en el otro "bando", afirman que la "fábrica" es totalmente propiedad exclusiva de quien la porta. Por lo tanto, esa esa "propietaria" de la fábrica la única que tiene derecho a determinar qué es lo que habrá de hacer con un ser que se esté formando dentro de ella.

Incluso el extremo que considera la fábrica "propiedad" de quien la lleva con sus fuerzas, está de acuerdo en que en el interior de dicha fábrica lo que se forma es un ser humano. También han decidido, por ejemplo, en el Distrito Federal de México, que solo podrá decidir —la dueña de la fábrica— deshacerse del humano en formación si este no ha llegado a 12 semanas. Pero antes de las 12 semanas, tiene libertad de expulsarlo, es decir, de negarse a continuar formándolo.

Aún así se trata de algo que no es universal.

En realidad un ser humano en formación puede verse desde 2 puntos de vista muy diferentes: 1) una persona en potencia —porque no lo es aún— o 2) una persona formada pero la cual solo no ha sido socializada. Algunos dirán que una "persona" solo lo es cuando es parte de un grupo, se identifica bajo un nombre, tiene amigos y conocidos, recibe información del mundo exterior y la asimila y combina. Los que están a favor de que las mujeres son dueñas exclusivas de sus fábricas de gente dirán que un feto a las 12 semanas aún no es ni siquiera una persona definida.

La realidad es que el DNA ya está formado pero no a la semana 12 u 11, sino al día 1, unos cuantos segundos después de que se comienzan a dividir la células que formarán la mórula y después el embrión, ya hay un programa que contiene todo lo necesario para dictar cuál es el camino que seguirán las células que se irán formando.

Entonces surge el argumento de la "persona social". No vales si solo eres un programa. Vales si ya eres un ser conocido, capaz de conocer, de actuar con los demás: de oírlos y de hablar con ellos. Es obvio que un humano en gestación no está aún capacitado para vivir afuera de la "fábrica". Algunos logran sobrevivir abandonando el ambiente de gestación mucho antes de los 270 días que se calcula debe durar una "gestación normal".

Realmente, la discusión no tiene fin. Se trata de un asunto de opinión. De que el ser es una vida, lo es. Solo en potencia, cierto. Pero está vivo y se convertirá en un ser humano.

Evitar embarazo si no hay plan de reproducción

La cuestión parece ser muy sencilla. Es una forma en la que no se le ofende a nadie, empezando por la mujer potencial portadora de un ser en gestación: que no se embarace.

Pero, ¿y el sexo? Aquí está el problema. En alguna forma los humanos hemos hecho de esto del embarazo un asunto de Estado. No es ni siquiera de la sociedad, sino del gobierno nacional, cualquiera que sea.

La forma perfecta de no embarazarse es jamás arriesgarse a que el peligroso líquido —el arrojado por el varón de la especie— se acerque a la zona en la cual se gestan los principios de la vida de un nuevo ser. El sexo —actividad llena de placer y de emociones muy delicadas— se convierte en un asunto casi necesario para que el ser humano viva en forma balanceada. ¿Se puede disfrutar del placer sexual sin el peligro del embarazo?

Todo parece indicar que sí. Por lo tanto, una mujer o un hombre, jóvenes —adolescentes— que se encuentran ya en plena producción hormonal —de la que estimula para que el sexo surja— deben estar, al mismo tiempo, totalmente preparados para el acto sexual sin peligro de embarazo.

Los embarazos no deseados son el resultado de actos sexuales espontáneos. Muchas más veces de las que uno puede imaginarse, son producto de momentos de pasión o de desesperación momentánea; se trata de instantes de la vida entre dos seres sexuados durante los cuales el programa normal de la biología humana se desarrolla y cumple su función.

El problema es que el cumplimiento espontáneo del programa natural de la biología humana no es compatible con el programa cultural de la vida humana.. Las sociedades humanas en las que se desarrolla la vida hoy —2011— prácticamente en todo el planeta Tierra, tienen mecanismos muy complejos para resolver el asunto de la reproducción. Si es así la cosa, ¿por qué no hemos decidido preparar a hombres y mujeres con la información exacta de que el líquido socialmente más peligroso es el que expulsa el macho de la especie durante el sexo?

Probablemente ya se haya hecho. La promoción del uso del condón sería precisamente parte de ese esfuerzo. Pero todos comentan —ambos géneros— que no es lo mejor... Es decir, el sexo sin condón es, "mucho mejor". ¿No es esa la opinión generalizada en ambos géneros?

Son precisamente las personas que dicen que los embarazos no deben interrumpirse las que proclaman que no debe promoverse el uso del condón. Es decir, de nuevo nos encontramos con 2 tendencias francamente encontradas, opuestas una a la otra, aparentemente, ¡irreconciliables!

Por un lado están los que dicen que el sexo es un derecho y, por el otro lado, se encuentran los que dicen que el sexo no es un derecho sino un asunto que debe reservarse para cuando exista un control absoluto de las personas que participarán en él: que hayan sido sancionados por la sociedad, mediante un compromiso —el que los hace responsables de la prole que engendren.

Para evitar el asunto de la polémica de los abortos, es absolutamente necesario terminar con la necesidad de ellos. Si todos estamos de acuerdo en que no deben darse embarazos no deseados, entonces todos debemos estar de acuerdo en que es necesario evitarlos y que esto solo puede hacerse con seguridad si los jóvenes en edad de tener sexo están siempre preparados para que cuando llegue el momento, el acto sea seguro.

¡Ah, pero aún no se ha terminado aquí el problema! Porque hay también dos bandos con respecto al tema: 1) los que sí creen en el derecho general del ser humano a disfrutar del placer sexual y 2) los que creen que es mejor educar al ser humano para que pueda abstenerse de tener sexo el mayor tiempo posible —incluso para siempre en la vida: votos de castidad, celibato, etc.

En este caso habría que se congruentes: si no nos gusta que los embarazos sean interrumpidos, debemos crear las condiciones —desde el principio de la vida hormonal activa— para que el sexo que se dé —la sociedad no puede controlar a los jóvenes 24 horas del día— sea siempre sexo seguro.

Pero a veces la lógica de los hechos compatibles con la biología no tiene nada qué ver con la lógica de la magia que el ser humano desarrolla —complicando todo— con ese gran cerebro que porta.

La des-información en México, atentado a la libertad de expresión

El gobierno de Irán, lo mismo que el de China, Venezuela y Cuba hacen exactamente lo que el PRI y sus tentáculos hacen en México: reprimen la libertad de expresión. Excepto que los métodos para hacerlo son sutilmente diferentes con respecto al PRI de México. Este usa formas veladas de represión o bien, usa la desinformación como forma de evitar que la información correcta llegue a oídos del ciudadano, pueblo o electorado.

Aquí tenemos el ejemplo de lo que sucede en Irán, en donde la libertad de expresión está seriamente castigada.

¿Es justo que gane el PRI en 2012?

Este no es un asunto de afiliación política o tendencia política. Es un asunto de análisis de los hechos.

No es posible, no tiene lógica alguna, que un partido cuyos gobernantes en forma sistemática —¿o sistémica?— llevaron al país mexicano a la bancarrota sexenio tras sexenio esté por encima —en las preferencias electorales— de un partido cuyos gobernantes han logrado, finalmente, mantener a México con una economía firme, sólida, capaz de sortear las peores crisis mundiales de los últimos años. Eso, no es justo. Puede ser legal, pero no es justo.

Lo justo sería que se reconozcan los méritos de los gobernantes y en base a esos méritos, en base a los resultados reales, la gente vote.

Las encuestas están mostrando algo que solo indica, con toda claridad, que la gente en general no entiende nada de lo que sucede o ha sucedido en México.

Los peligros de la mala información

Una derrota del partido cuyos gobernantes sí han sido buenos —y transparentes administradores— solo perjudicaría a la nación y el perjuicio provendría de la tergiversada información que fluye constantemente por todos lados en el país.

¿Es un exceso de libertad de expresión? No creemos que pueda existir un exceso en este renglón. Un ligero intento de censura sería ya coartar la libertad. Por lo tanto, aquí tenemos que hablar de otro delito, de otra forma de perjudicar a la sociedad en general.

¿Por qué los medios pueden informar poniendo el énfasis que ellos deseen en lo que ellos deseen? Porque México, hasta hoy, no es Venezuela, no es Cuba, no es China, no es Irán: aquí sí existe verdadera libertad de expresión. La libertad de expresión solo está coartada por los criminales: ellos son los que matan periodistas que dicen algo que no les conviene o, más bien, que no les gusta.

Entonces, ¿qué nos queda? Nos queda ser analíticos.

Elementos de información tergiversada

Es importante reconocer y hablar sobre los elementos de información que están provocando una tergiversación total en la visión media de la sociedad acerca de lo que está sucediendo en México.

Tema Realidad Vs. Ficción
Guerra de Calderón Ni es guerra ni es "de Calderón". Es un combate basado en la legalidad que el país requiere. La propaganda negativa es producto de la necesidad de las oposiciones de dejar mal la acción del gobierno, en vez de provocar que la gente se una en torno al sentimiento que se debe generar de respetar la ley.
50 mil muerto Se oye espantoso. ¿Qué tal si hablamos de los 63,000 abortados en el D.F. desde que se despenalizó el proceso? En cierta forma, no sabemos si los 63,000 iban a ser malos; de hecho, no tenemos razón alguna para pensar que uno solo lo iba a ser. En cambio, sí sabemos que más de 97% de los que han muerto y que se incluyen en la cuenta de la guerra contra el crimen, son efectivamente, gente que ha decidido vivir por la vía criminal. Una gran cantidad de los incluidos en la cuenta de la "Guerra de Calderón" no tienen nada qué ver con el combate a la delincuencia, pero son incluidos para satisfacer la demanda mediática de perjudicar a como dé lugar la posición política de Calderón.
50 mil muertos La cifra es un arma mediática: las armas de los cuerpos legales de la nación no han sido las que han dado muerte sino a unos 1000 en enfrentamientos. La mayor parte de esos 50,000 no fueron muertos con balas legales. Pero si ese hubiese sido el caso, ¿no para eso son las fuerzas armadas legales de nuestra sociedad?
Educación: "La Maestra" En forma tendenciosa se trata de establecer como negativo el nexo que el gobierno federal logra con la maestra Gordillo. Fue un acercamiento positivo. Prometía encontrar la manera de que la visión panista de la educación y de la claridad en el proceso de impartirla, se fuera distribuyendo entre el SNTE. No fue posible: descubrieron la "maniobra". Descubrieron que se intentaba convertir al equipo de maestros de México en lo que los mexicanos nuevos merecen. El resultado fue el rompimiento con Josefina Vázquez Mota. "Así no se puede", dijeron ambas. Pero una lo dijo por una razón muy diferente de la otra. Se logró algo, muy poco.
Tarifas de CFE "Ya no más alzas", gritan los políticos demagogos y evidentemente cínicos. ¿Cómo es posible que un político del PRI pueda levantar bandera alguna contra "alzas" de la CFE cuando fueron las políticas de ese partido, el PRI, las que dejaron como resultado la estructura laboral que hoy encontramos en la CFE? Son las "conquistas" laborales logradas por los sindicatos de ese ente estatal las que hacen que la producción de la energía eléctrica tenga un costo muy por encima del que se esperaría. El gobierno federal, al controlar la CFE solo tiene la posibilidad de llegar hasta donde el sindicato lo permita. Observe en su recibo cuál fue el costo de producción y cuánto es lo que usted pagará. La diferencia, que es escandalosamente alta, la paga el gobierno federal con impuestos que probablemente deberían invertirse en otros rubros que serían más productivos.
México: país peligroso para periodistas Las notas que informan este tema, en forma viciosa esconden lo que está detrás del asunto. El Gobierno Federal de México hoy tendría el primer lugar mundial en materia de respeto a la libertad de expresión. Pero no se juzga eso, se juzga, en cambio, el número de periodistas que ha sido asesinado en manos de los grupos criminales que está combatiendo, precisamente ese gobierno federal que sí defiende como es debido la libertad de expresión. En cambio, veamos lo que sucede en estado en los que gobierna el PRI, como Yucatán, en los cuales se siembran billetes falsos en vendedores ambulantes de camisas y estas dicen algo en contra la señora gobernadora. Comparen, pues; no se hagan tontos.
Alza del costo de la vida Durante los 11 años que lleva el PAN a la cabeza del gobierno federal, México ha tenido las tazas de inflación general más bajas en toda su historia. Además, esto ha sido posible dentro de un mundo global que ha sufrido las crisis más profundas monetarias en toda la historia del capitalismo. El dólar ha flotado con el realismo que hace posible que invariablemente, sin intervención de la reserva federal, regrese a los niveles en que antes de la turbulencia financiera se encontraba.
La economía no ha crecido Dentro de las condiciones que tiene México y considerando sus leyes laborales, fiscales, energéticas y judiciales, cualquier crecimiento que haya tenido es casi milagroso. El crecimiento que se ha dado ha sido casi por la sola inercia del orden administrativo y financiero que mantiene el gobierno en las finanzas públicas. Los que se han opuesto —el PRI a la cabeza— a la realización de las reformas necesarias para que México sea un país más atractivo para la inversión directa —la que crea empleos y genera demanda interna— han sido los enemigos del gobierno federal, por ende, en este caso, enemigos del progreso de México.
"Todos los políticos son iguales de malos" La llamada parálisis legislativa mexicana de los último 10 años ha hecho que todos los políticos sean acusados de ineptos e incapaces de ponerse de acuerdo. Pero si le rascamos un poquito a esto, pero así, de verdad, tantito nada más, nos vamos a encontrar con que los políticos del PAN han actuado en forma muy diferente a como lo han hecho los del PRI. Los del PAN han buscado por todos los medios la forma de que los del PRI "jalen" a favor de las reformas. Incluso han tratado de usar los mismos trucos priistas: la transa ("el que no transa, no avanza"). El resultado ha sido que ni los acuerdos han sido respetados.

La lista de temas es bien larga. Esto es solo una pequeña muestra de lo que está pululando por allá en forma falseada, provocando que sea el PAN el que se vea mal cuando la razón por la cual las cosas no han funcionado correctamente está muy lejos del PAN y muy cerca del cinismo de otros partidos.

No hay un solo político que no diga, cuando le preguntan por qué se lanza a la política, que "busca servir a México". ¿Cómo pueden "servir a México" los políticos que para beneficiar sus causas electorales niegan las reformas a fondo que el país necesita?

El presidente Calderón, en su momento solo en forma tímida calificó lo que se logró en reforma energética de "la reforma de lo posible". El presidente ahora tiene miedo de utilizar su tribuna, esa que le permite dirigirse a los ciudadanos en forma directa, porque la respuesta mediática del priismo es fatal, destructiva además de muy astuta para lograr que las cosas parezcan lo que ellos quieran.

Por las razones indicadas aquí y otras muchas, es injusto para los mexicanos, que ellos mismos crean que lo "correcto" es que gane el PRI. Aunque sea legal, será injusto y solo perjudicará al país.

sábado, 1 de octubre de 2011

Soledad en un mundo de miles de millones

¿Por qué la gente en general vive hoy tan sola? ¿Qué ha pasado con el mundo que cuando más somos, más solos se sienten más personas —de ambos sexos— al mismo tiempo? Es seguro que cuando los grupos humanos constaban de unos cuantos individuos —entre y 50 y 100, o algo por allí— nadie se sentía solo. Esa soledad del hombre moderno es algo totalmente contradictorio. Los humanos deberíamos estar siempre de fiesta porque ahora podemos estar siempre acompañados. ¿Por qué no es así?

Obvio: en primer lugar, porque no estamos acompañados, sino totalmente solos, aunque estemos rodeados de semejantes por todos lados.

¿Por qué ha sucedido que en tanto más somos, más solos nos sentimos? ¿No es una contradicción total?

Todos los días surgen nuevos sitios en Internet invitando a la gente a unirse para encontrar personas que aminoren la soledad: amigos, pareja, conocidos que se reencuentran. En fin, allá están todas las combinaciones. Muchos de estos sitios están organizados para facilitar el encuentro de personas que quieren sexo con facilidad. Nuestra especie ha generado estructuras sociales muy complejas para regular el asunto de la sexualidad. En los últimos años, la tendencia hacia la libertad ha ganado. Pero, a final de cuentas, vigilados o no por Big Brother, las personas continúan obedeciendo un reglamento intrínseco a toda la cultura: muchos hombres solo están buscando sexo casual, algunas mujeres —muy pocas— también buscan sexo casual. Pero la regla estadística nos muestra que el caso al revés es el más común en las mujeres: están buscando una pareja que se comprometa.

Patrones de belleza

La cultura en general ha definido en forma intrínseca los patrones de belleza para mujeres y para hombres. Son descripciones teóricas en las que solo concuerdan minorías de la población, tanto de hombres como de mujeres. La gran mayoría es de tipo promedio. Lo saben y más o menos son los que se buscan entre sí. El varón que no lo hace así —es decir, el que tiene aspiraciones más allá de sus características dentro de la definición cultural de "atractivo"— acaba quedándose solo, con las consecuencias de frustración que el resultado acarrea.

Lo mismo sucede con las mujeres. Normalmente ellas se sentirán a gusto con alguien de su mismo nivel de clasificación de belleza, es decir, se tenderán a contentar con personas de su misma categoría.

El papel del dinero

El dinero en poder de un individuo cambia todo. Hoy el dinero es poder, libertad. Poder de compra, de adquisición de bienes, de seguridad; es libertad de forma de vida, de uso del tiempo. Son alternativas disponibles para quien está ocupado en ganarlo todos los días. Puede o no escogerlas. Los individuos de ambos géneros que llegan al punto de disfrutar de un gran margen de libertad financiera, también se encuentran con la alternativa de dejar de ocuparse de hacer que sus fortunas crezcan más y pasan al punto de comenzar a disfrutarlas.

Esto puede llegar más tarde o más temprano. La madurez del individuo debe dictarle cómo hacer las cosas de tal manera que no se dañe su capacidad de continuar creciendo. "Ojo de amo, engorda al caballo", dice el ancestral refrán. ¿Es eso cierto hasta hoy? Puede ser, al principio de la creación de las empresas, pero es un asunto que ha cambiado conforme el mundo también ha cambiado su manera de resolver las cosas y de organizar a las empresas.

¿Qué pasa con un individuo —hombre o mujer— que ha logrado amasar una gran fortuna? ¡En forma automática queda fuera de la carrera regular de encontrar pareja! Su físico ya no es tan importante —es un asunto que le compete a él o ella, en forma personal— porque puede compensar cualquier deficiencia —exceso de gordura o falta de musculatura, figura poco atractiva— con la promesa de una vida de libertad financiera con quien, siendo mucho más perfecto(a), lo acepte a él (ella), así, tal cual es.

Selección "natural" y dinero

No es lo mismo generar personas que sean capaces de dedicarse con éxito a la generación de actividades que se convertirán en grandes acumulaciones de dinero, que generar personas atractivas, fuertes o inteligentes integralmente. La generación de dinero por sí misma, es una actividad que requiere dedicación personal, concentración o enfoque en un solo objetivo: descubrir en todo momento cómo conseguir por el mínimo costo, aquello que puede ser parte de una combinación por la cual sabe que le pagarán mucho más de lo que fue el costo. Es la carrera a la ganancia, la utilidad, los beneficios del capital.

Realmente hoy aparecemos en un mundo en el que los procesos de selección natural han sido totalmente cancelados al instaurar como norma universal —casi totalmente— la monogamia. Entendemos por esta el proceso mediante el cual la reproducción de la especie se hará en forma sancionada, combinando un macho con una hembra que adquieren el compromiso de solo tener relaciones sexuales entre ellos.

Las estadísticas muestran que el compromiso no se guarda. Investigaciones hechas en diferentes estratos sociales muestran que 21% de los críos no son del padre que supuestamente los engendró. Investigaciones como esas indican claramente que la especie nuestra no está programada naturalmente para la monogamia. Eso es un problema indiscutible. Esas estadísticas nos dicen que cuando un varón se casa y tiene hijos, existe en todo momento una probabilidad entre 5 de que quienes se dicen que son hijos engendrados por él, ¡no lo sean!

Si esa tendencia es correcta, la estadística respalda la forma tan salvaje y repugnante con que los grandes señores polígamos trataban a las esposas que eran encontradas teniendo relaciones sexuales con hombres que no eran el marido. El proceso de la civilización requiere el dominio absoluto —cosa que no se ha logrado jamás— de la voluntad de la hembra de la especie a obedecer ciegamente los reglamentos creados por el macho y, de estos, principalmente los poderosos.

¿Se acuerdan del tribunal llamado La Inquisición?

No hay un recuento exacto, pero se estima que durante los 400 años que duró la costumbre de hacer uso de las prerrogativas del tribunal de La Inquisición, tres millones de mujeres fueron encarceladas o quemadas vivas en hogueras como castigo por haber infringido los reglamentos de exclusividad sexual o, incluso, sin romperlo aún, pero solo por mostrar conductas que indicaban incapacidad de nacimiento de aceptar las normas y sujetarse a la ley de exclusividad: un varón durante toda la vida.

En un proceso biológico de selección natural ¿qué significa para nuestra especie el haber cancelado la posibilidad de que se reprodujeran las mujeres que mostraban señales de rebeldía hacia la monogamia o hacia el compromiso a un solo hombre? ¡Es obvio! ¿No? Las mujeres que no fueron impedidas de procrear prole son aquellas con signos psicológicos de mayor capacidad o disposición a aceptar las leyes masculinas para que siempre se sepa quién es el padre de cada ser humano.

El proceso es algo que debería llamarse selección cultural del más apto. En este caso, el más apto para sobrevivir (?) dentro de su propio grupo humano, dentro de una cultura específica: una que reprime el carácter libre si este se da en una mujer con ciertas tendencias.

¿Hemos vivido mejor gracias a la disciplina de la monogamia?

Los indicadores van hacia una respuesta negativa a esa pregunta. No, no hemos vivido mejor.

Muchas de las grandes tragedias o dramas existenciales que se presentan en obras de teatro, en novelas y en películas —todo ello extraído precisamente de la vida real y no de la imaginación de los que escriben— son producto del rompimiento de las reglas de la monogamia.

El destino de Europa cambió cuando a un monarca inglés se le ocurrió que no soportaba la monogamia estática y exigió poder vivir en la monogamia serial —varias esposas, una después de la otra. A la que ya no soportó más —por el afán que esa mujer tuvo en manipular las cosas— la envió a que le cortaran la cabeza. Se le acusó de traición. La lógica de la monarquía absoluta hizo fácil acusar de traición a quien intentara engañar al monarca.

El mundo actual nos muestra que conforme más somos, más solos nos sentimos. No se sienten solas las personas que encuentran una pareja. Y para encontrarla, los que pretenden formarla deben aceptar una serie de estándares de los cuales, si intentan salirse ¡serán condenados a permanecer en soledad constante!

Matrimonio monógamo perfecto: ¿cárcel práctica?

Para que un matrimonio monógamo estático continúe en forma indefinida, se requiere una actitud de estoicismo, disciplina y aceptación de la vida en constante recorte de los deseos de cada uno de los participantes. Es hipócrita o quiere que lo coloquemos en "pose" de especial quien intente hacernos creer lo contrario. En todos los casos, sin excepción, se trata de renuncia, sacrificio, entrega, disciplina estoica. Es falso que un matrimonio monógamo exitoso se pueda dar sin un grado mayor o menor de estos ingredientes.

Sin embargo, hay una serie de razones prácticas por las cuales la monogamia constante es la forma más adecuada para que las cosas funcionen bien dentro del tipo de sociedad que los humanos hemos ido diseñando conforme nos adentramos más y más al mundo de la interdependencia de especialidades.

Persiguiendo que la forma de existir monógama (o polígama) se acepte como la más deseable, se han creado instituciones cuyas reglas y ordenanzas, en más de 80%, están dirigidas a hacer que la monogamia o la poligamia funcionen. Estas instituciones emanan de enseñanzas de algún humano que proclama una doctrina. Invariablemente, las enseñanzas de estos —llamados iluminados— se convierten en dogmas institucionales muy alejados de la esencia de la enseñanza del maestro inicial.

La regulación de la reproducción no es un ingrediente para aumentar la felicidad. Cuando en tu especie te "enseñan" que no puedes hacer libremente lo que tu biología te dicta y tratan de convencerte a ti y a todos los demás que el gran valor del humano radica en la capacidad de no serlo, el círculo de la ignominia se ha cerrado. O rechazas totalmente el intento de manipulación que se hace —sucumbiendo a una vida mediocre, llena de soledad— o te resignas a vivir como inadaptado por no aceptar las ordenanzas para solidificar la obediencia de la monogamia o de la poligamia.

Libertad, valor no regulable

Si se sigue la línea del razonamiento iniciado, llegamos al punto en que la mejor manera de vivir es una dentro de la cual las personas tengan absoluta libertad de actuar. El límite lógico a sus actuaciones estaría marcado por los intereses válidos de los demás, no existiendo ya más, dentro de estos derechos, el de la exclusividad sexual. En otras palabras, la exclusividad sexual no sería algo que podría convertirse en tema de juramento o compromiso: el que así lo desee, habría de permanecer en el otro territorio.

Por eso estamos hablando de un territorio específico en donde vivirían humanos que hayan aceptado la libertad total, solo limitada por los derechos de los demás, repito, en donde no existiría la exclusividad sexual.

Estamos hablando de un territorio habitado por humanos que no planificarían su vida en torno a la procreación de una pareja, sino en torno a la vida abierta; un entorno en el cual el sexo será una actividad totalmente libre entre personas que lo acepten gustosas y no una mercancía más del sistema económico, capaz de ser disfrazada bajo los adornos del matrimonio monógamo: "tú renuncias a esto, y yo te doy esto y aquello".

El sexo es algo que solo se libera de producir sufrimiento cuando se convierte en casual, deja de ser un elemento sujeto a la escasez —como los demás productos de la economía regular— y se convierte en algo factual.

Para que eso suceda en forma natural, el ser humano, desde que aparece en el mundo, habrá de verse rodeado de personas, no de padres y madres o hermanos y hermanas diferenciados del resto. El parentesco se cancela como elemento de identificación. El individuo es parte de la sociedad. Se espera que coopere, que dé de sí mismo lo que mejor pueda: es lo mismo que verá de todos los demás. El amor se convierte en un concepto que deja de existir, porque la condición existencial misma está inmersa en el contenido de ese concepto tal y como hoy se entiende.

En ese ambiente, el ser humano no nace para competir sino para aportar. El grupo tiene grandes esperanzas en todos y los trata a todos como potenciales grandes personas capaces de hacer grandes e importantes aportaciones a la vida en general. El sexo puede conducir a que la mujer que participa, quede embarazada. La mujer lo sabe. También sabe que de quedar embarazada, no habrá problema ni en la comunidad ni con el pequeño humano que ella contribuirá a traer a la vida: serán solidarios en colocar a ese nuevo ser humano todos los amigos de la mujer que lo trajo. ¿Y el padre, quién fue? Eso a nadie le importa: es de todos y de nadie. Es un ser humano, eso es lo importante.

Muchas mujeres tendrán el deseo de disfrutar el sexo por sí mismo, sin perseguir ulteriores "beneficios" de compromisos. Lo harán y tomarán, ellas y sus parejas, las precauciones —producto de conocimientos impartidos desde pequeños por el grupo humano en el que surgen— para no embarazarse si no lo desean. ¿Cuántas se embarazarán? Las que así lo deseen.

Es obvio que el párrafo anterior genera inmediatamente las reacciones que se esperarían de quienes han sido "programados" por décadas para creer que "así son las cosas" cuando en realidad, ¡no tienen por qué ser necesariamente solo así! En primera instancia somos nosotros, los humanos mismos, los que podemos cambiar las cosas si así nos lo proponemos. Vivimos en sistemas que escogemos; por desgracia, no sabemos que es así y creemos que el sistema es algo ajeno a nuestra voluntad. Y lo es, en la medida en que el sistema es impuesto desde que aparecemos en la vida.

Todo ello puede cambiar, solo necesita de nuestra decisión.