sábado, 20 de agosto de 2011

Tú, ayuda contra la desinformación de tu vecino

Entra a nuestra página de Internet en http://goo.gl/DMGoN y lee ese reportaje que tenemos para ti. Dentro del reportaje está el vínculo a un documento que tiene los resultados de una encuesta nacional levantada por una prestigiada empresa, especializada en estudios de este tipo.

Entonces, cuando lo estés viendo, puede ser que llores de tristeza, sobre todo si eres una persona consciente y con memoria histórica.

Así de grave es la calidad de percepción que tiene el ciudadano mexicano medio acerca de la realidad del país.

Es peligroso decir estas cosas porque alguien por allá puede pensar que quien esto escribe está exaltando el que ahora nos encontremos en El México del Paraíso. Estoy seguro —como se puede ver por todos lados— que hay cientos de aspectos de la vida de todos nosotros, de todos los niveles sociales, que están esperando ser mejorados. Ni qué decir, por ejemplo, del asunto educación, ese que no pudo ser controlado por el poder ejecutivo, como sí pudieron mejorarse muchas cosas en los aspectos salud y vivienda.

¿Estamos en "El Paraíso"? ¡No se haga! Nadie está diciendo eso. Lo que sí estamos diciendo y lo afirmaremos hasta el cansancio, es que la profundamente negativa percepción —reflejada en los resultados de las encuestas que le invitamos a examinar en http://goo.gl/DMGoN— no coincide con los hechos concretos logrados durante los últimos 11 años.

Lo que preocupa es que, estando la percepción tan desfasada de la realidad, los ciudadanos mexicanos, en forma totalmente equivocada pueden errar radicalmente su decisión en la elección de julio de 2012. Ese error, a nivel nacional, provocará los contrastes que Yucatán y Mérida han vivido cuando los cambios se dieron.

El voto en manos de ciudadanos mal informados es la peor arma en contra de ellos mismos que cualquier enemigo les puede proveer.

¿Cuál es el enemigo en este caso? Tiene que ser un enemigo de México. ¿Quién más sino un enemigo, podría desear que los mexicanos elijan para que los gobierne gente que solo conoce de autoritarismo, arrogancia, mala administración, corrupción y quiebra económica?

Algo ha provocado esta falsa percepción generalizada. ¿Los medios? ¿Los chismes? ¿Los políticos cínicos? ¿Los periodistas mercenarios? ¿Los maestros incumplidos y mentirosos? ¿Los religiosos con intereses de grupo?

Si tú estás consciente, ¡ayuda a tu vecino! Nadie puede querer regresar a ese ignominioso pasado de quiebras de un México que fue el payaso internacional en todos los foros...

No hay comentarios: