sábado, 6 de agosto de 2011

La "Federación Nacional de Municipios de México" solicita atención a la pobreza

Agrupa a unos 1500 municipios de México y la presidenta de la agrupación es Angélica Araujo Lara, sí, exacto, la misma que ideó el ataque a los manifestantes en contra de una obra que ella creyó que sería lo máximo para los habitantes de Mérida —por lo menos, de la zona norte.

Y hemos de oírla hablar pidiendo que la atención a la pobreza deje de guardarse detrás de "escudos", como, por ejemplo, eso de que hay problemas internacionales o eso de que la macroeconomía tiene tal o cual situación.

Si el presidente fuera del PRI, el discurso de la FENAMM sería para agradecerle al gobierno los esfuerzos monumentales que habría hecho, gracias a lo cual la pobreza solo aumentó un poco. Pero como el presidente es del PAN entonces hay que echarle el lodo completo: no combaten la pobreza y en vez de hacerlo, se escudan en pretextos como "la economía internacional" o "la macroeconomía".

Pero, a todas estas, ¿cual es realmente la situación?

Para empezar, la única forma de combatir la pobreza —no es un ejército, sino una situación que se da como resultado de las relaciones de la producción entre sí— es generando riqueza. Y la riqueza solo se puede generar con mayor facilidad si se dan las condiciones apropiadas para que florezcan los negocios, lo cual en México podría suceder con mayor facilidad si las camisas de fuerza como las leyes laboral, fiscal, energética, educativa y política se hubiesen modificado —para lo cual hicieron falta los votos de los priistas del congreso— permitiendo así condiciones generadoras de mayor productividad.

La realidad es que es maravilloso que solo haya aumentado la pobreza en los términos que lo ha hecho, dado que las condiciones mundiales son como para que estemos mucho peor de lo que estuvimos durante la crisis de 1995, en la que el país tuvo la necesidad de casi volverse a fundar. Es obvio que este tema es complejo, pero, sin embargo, ¡muy fácil de ser utilizado como caldo para la demagogia! Y eso es exactamente lo que está haciendo en la FENAMM la Araujo, prófuga de un proceso penal que, en una sociedad gobernada por gente más decente, ya hubiese comenzado a darse.

No, señora Araujo: usted, para empezar, debe abstenerse de continuar siendo presidenta de la FENAMM, a menos que esa agrupación tenga la misma calidad moral que usted demostró enviando porristas madreadores a golpear a manifestantes ciudadanos en contra de una obra que usted y solo usted se entercó en llevar a cabo precisamente en ese lugar. Pero allí demostró su calidad como ser humano. ¿Ya saben eso los miembros de la FENAMM? ¿No tiene la FENAMM algún reglamento que impida el que personas bajo sospecha social generalizada, como el caso suyo, continúen ejerciendo la función de "presidente" de la federación?

Esa es solo una pequeña parte del problema. La otra gran parte es la acción demagógica y engañosa que a nivel nacional usted lanza con reflectores. ¡Mentira! Lo que se ha dado por llamar combate a la pobreza es algo integrado en forma sólida a todas las acciones de cualquier gobierno que logre funcionar sin déficit fiscal pero contando, siempre, con todo lo que un Estado Responsable debe tener disponible para que su nación sea atendida a tiempo bajo el suceso de cualquier percance. Y este sentido de Responsabilidad de Estado es precisamente lo que el régimen ha demostrado día tras día.

Aquí, al decir lo anterior, me meto en el problema del territorio resbaladizo de las mentiras mediáticas constantes —pero mentiras, a final de cuentas— razón real por la cual se duda de lo positivo de los resultados y la actuación de este régimen. Lo positivo es muy fácil de sustentar: disciplina fiscal, pagos puntuales, transparencia, acciones reales en vez de simulación, crecimiento más grande de lo esperado de las reservas, combate frontal a la criminalidad y demás detalles.

Si Angélica Araujo tuviera un ápice de vergüenza se abstendría —sobre todo por la nula autoridad moral de que ahora dispone— de participar en el sentido que lo ha hecho. ¿Quiere Araujo hacerle un favor a México? Explique la realidad en vez de acudir a la misma demagogia que reparten en grandes dosis los nihilistas del país. Claro: esto es como "pedirle peras al olmo". Imposible que, con la "naturaleza" que ha demostrado, surja algo aunque sea medianamente decente.

Nos preguntamos una y otra vez por qué se convierte en algo tan complicado eso de explicar con sencillez que la pobreza solo se combate con riqueza, que esta solo se logra con trabajo, que este solo florece en la libertad y la libre competencia, que estas solo se dan en democracias con leyes claras. Tenemos 10 años demostrando que con solo obedecer las leyes se logran grandes objetivos. Un ejemplo indiscutible, contundente, es el respeto que se le aplicó al Infonavit a partir del 1 de diciembre de 2000: de esa fecha al día de hoy se lograron construir 1 de cada 4 viviendas que existen en el país. Se pudieron levantar con la mecánica legal del Infonavit, 7 de cada 10 casas habitación construidas por ese organismo en 35 años de existir.

No hay comentarios: