viernes, 25 de marzo de 2011

"Unidad" Vs. Democracia de verdad

Las relaciones entre humanos pueden regirse por: a) cuestiones totalmente pragmáticas o b) principios. Cuando las relaciones no se rigen por principios, se corre el peligro de vivir en el conflicto constante. Y cuando existe el peligro latente de conflictos, únicamente el autoritarismo y la represión —forzamiento a la sumisión— podrán mantener una paz aparente.

En México vivimos en esa paz aparente durante las décadas en que las relaciones se rigieron por intereses y arreglos privados.

Dentro de la amalgama de sucesos del siglo 20 surgió por lo menos una institución —el partido político llamado de "Acción Nacional"— que buscó provocar un viraje hacia una forma de hacer política basada en principios: transparencia, democracia, apertura, inclusión, libertad de expresión, economía de mercado, contribuciones equitativas, educación de calidad para todos, salud pública generalizada y otros valores como el respeto a las diferencias individuales y la libertad de cultos.

Le tocó a ese partido vivir una etapa en la que realmente no tenía ninguna razón de existir. Se mantuvo haciendo el papel que a veces pareció de palero político, digamos, para hacer legítimo ese sistema pragmático, basado en "la unidad" —que no era otra cosa que "bajar la cabeza si no te tocó"— que gobernó México hasta el año 2000 a nivel federal y continúa gobernando la gran mayoría de los estados.

En Yucatán parecíamos haber logrado colocar al sistema de gobierno basado en principios —democracia, transparencia, libertades, honestidad, respeto a la ley— como sustituto del sistema basado en el autoritarismo, ese que requiere de "la unidad", que es una forma de acallar a los disidentes para que "no molesten". Pero no fue lo que parecía: la gente del partido de "Acción Nacional" adoptó —y medios importantes le sugieren que consolide esa adopción— el sistema del pragmatismo que requiere de la "unidad".

Esa adopción de facto que se ha dado en Yucatán es lamentable y representa un retroceso cívico. O bien, una demostración de que "el priista que todo mexicano lleva dentro" es un hecho real.

La "unidad" política es sinónimo de disciplina, de cancelación de imaginación para convencer, de incapacidad de aceptar derrotas electorales internas o externas. La "unidad" es una forma de pragmatismo que tendrá que aplicarse en la medida en que en vez de ciudadanos continuemos creciendo en una cultura que prefiere hacernos sentir súbditos del que "pragmáticamente" y por el último acto de "unidad", queda en el poder político.

Esto es inaceptable. ¿Por dónde empezamos?

sábado, 19 de marzo de 2011

Usemos la "Sobernaía Nacional" con inteligencia y sin xenofobias

La soberanía nacional

Es un concepto delicado. En su nombre se hacen y se dicen con gran frecuencia cosas que nos estrangulan. Últimamente, en nombre de la "soberanía nacional", resulta que es necesario dejarles fáciles las cosas a los criminales, organizados o no, porque aún no contamos entre nuestros cuerpos (de seguridad) con equipo —que no es problema, se compra y ya— o con personas —que sí es problema, porque es gente que requiere entrenamiento— y no se puede contratar el servicio de alguna potencia extranjera —realmente, de los Estados Unidos— porque hacerlo va contra la soberanía nacional.

Se argumenta que la forma de combatir a los criminales es haciendo legal eso que criminalmente intentan hacer. Siguiendo esa manera de hacer las cosas, muchas cosas deberían ser legales: ¿quieres eso que está en esa tienda? ¡tómalo! Si muchos lo toman, hacemos legal que se pueda robar. ¿Eres hombre o mujer y te gusta un niño o niña menor? ¡Viólalo(a)! Pero asegúrate de que lo hagan muchos, para que así sea legal lo que tú haces. ¿Te gusta el esposo de tu vecina? ¡Llámalo y sedúcelo! Y cuando te digan que "estás mal", diles que lo que está mal es que lo que haces se considere "mal".

Es factible que tolerar el uso de sustancias como la cocaína —algo que realmente es dañino para la salud del usuario— haga que los que ahora son criminales (porque insisten en empujar droga y si no te gusta, algo te intentarán hacer para que, a fin de cuentas, ¡te guste pagarles por joderte el cuerpo y la vida!) dejen de serlo ante la ley por ese concepto, pero pronto lo serían por otros conceptos —los que se les ocurran— porque, a fin de cuentas, el que recurre a la violencia y a la fuerza para hacer lo que se le pegue la gana, lo hará con lo que sea que en turno le parezca que le da la gana de hacer.

Nuestro pacto social hoy, nuestra ley, la que está aceptada por todos, dice que debemos combatir a los cabrones que deciden buscar armas de grueso calibre y andar con ellas por las calles para matar a todo aquel que se les oponga. Y si lo que quieren hacer es vender droga prohibida, ¡pues a legalizarla! Y así, los criminales, serán "legales".

Pero, ¡cuidadito con traer tecnología "de fuera" para tratar de resolver el problema conmenos violencia!.

Es obvio que la marihuana, hoy también llamada "droga", no debería estar prohibida —de eso muchos estamos convencidos. Y sí, más de 80% de los operativos que generan violencia son para detener algo relacionado con esta yerba. De acuerdo: hagamos legal el uso de la marihuana. Sería un producto más para meter a nuestra economía. A ver en qué lugar encontramos mercado legal, porque en los Estados Unidos, en California, acaba de rechazarse —cierto, por un margen muy estrecho— su uso legal. Pero tendrán otra oportunidad y volverán a votar y probablemente la próxima vez el asunto se entienda mejor y comience la revolución de la mota. Para nosotros será la oportunidad de promover un producto más con mercado que tenderá a crecer. Si la producimos bien, de buena calidad, será otro renglón que generará empleos.

Pero aún siendo así las cosas, los crímenes de quienes deciden burlarse de los pactos sociales llamados "leyes" continuarán siendo crímenes y, es obligación de todo gobierno el combatirlos.

Y, hoy por hoy, no contamos con los elementos necesarios y suficientes para detectar con seguridad las guaridas de los criminales y urge combatirlos, tanto que no se puede esperar a que se hagan procedimientos para "pedir permiso". Es un asunto de criterio y habrá 2 posturas: las que estén en contra del grupo político y en esa acción encontrarán pretexto para denostarlo, y los que tendrán confianza en el grupo político que lo hará, apoyando la acción.

Esto no es conciliable: o estamos de un lado o estamos del otro. Ya después se verá cómo se pone orden en las cosas vía procedimientos jurídicos.

viernes, 18 de marzo de 2011

Crimen organizado oficial en torno a la libertad de expresión en Yucatán

Si funcionarios de los que cobran sueldos del gobierno estatal lanzan impresos y los distribuyen entre el público para tratar de hacerle creer a la gente que los que dicen verdades contundentes acerca de ese gobierno al que "sirven" son "gente mala", estamos ante una forma más de franca represión anti constitucional a la libertad de expresión. No existe otra manera de llamarle a esa acción.

La libertad de expresión se viola también cuando se usa dinero público para que se le haga creer al público que las cosas que hace un gobierno están "bien" cuando en realidad se está dando todo lo contrario. Esto es exactamente lo que estamos viviendo en Yucatán.

La existencia de un periódico que contiene notas cuyo sentido solamente responde a un pago hecho o no hecho por parte de quien en esa nota se escribe bien o mal, pero no responde a la realidad relevante para el juicio fundado del ciudadano al momento de tomar una decisión colectiva, significa una afrenta al derecho a la información veraz y sustentada que tiene todo ciudadano mexicano. Esta violación es aún peor cuando se trata de que es dinero público el que se usa para engañar al ciudadano.

¿Por qué tenemos tantos años con algo en este sentido sucediendo en forma ininterrumpida en Yucatán? Respuesta: porque muchos empresarios yucatecos no han tenido el valor civil de no pagar la extorsión solicitada por los directivos de ese periódico subvencionado con dinero público desde su inicio.

La imagen pública del ex gobernador Patrón Laviada fue destruida, día a día, a través de las notas de las páginas del periódico que publica solamente según tratos previos y pagos realizados. Los asuntos locales —de gran importancia para el progreso cívico de cualquier sociedad— no son tratados de acuerdo a lo que objetivamente sucede, sino siguiendo los intereses de "contrato" con quienes pagan el sentido de las notas.

Estamos ante delincuentes informativos —en el caso de los que publican notas pagadas— y ante delincuentes oficiales —en el caso de los que pagan la producción y distribución de pasquines que usurpan nombres de periódicos debidamente registrados ante todas las instancias legales.

Y son cómplices de esa delincuencia los empresarios que continúan pagando a pesar de tener pleno conocimiento de la dimensión del mal que esa forma de actuar le genera a Yucatán.

Los delitos están públicamente conformados y son obvios. Toca a las entidades judiciales investigar, detener y juzgar a los participantes. El pasquín es idea y negocio de los mercenarios de la prensa en contubernio con "autoridades" incapaces de debatir con argumentos inteligentes.

martes, 15 de marzo de 2011

El cinismo de los que dicen que "sí saben gobernar"

Hablar en contra de las acciones del gobierno federal para combatir el crimen organizado es básicamente propaganda política de la oposición. La crítica no tiene sugerencia alguna para cuál debería ser esa estrategia que insisten en llamar equivoada. ¿Cuál no sería equivocada?

Supongamos que el gobierno federal no hubiera decidido emprender esta lucha frontal. El asunto estaría en manos de las policías locales. La policía federal, tal como está hoy, es el resultado de lo que se va aprendiendo conforme la lucha frontal avanza. Si esta lucha frontal no hubiese existido la situación sería totalmente favorable a las pandillas de criminales de todo tipo.

No se trata, para nada, solo de los que tienen que ver con el tráfico de sustancias prohibidas por la ley para su producción, distribución, venta y compra en México. Se trata del tipo de criminales que trabajan en forma coordinada, como los extorsionadores en base a secuestro o acciones semejantes. Estos se mezclan con los criminales del tráfico de narcóticos. Entre ellos hacen una amalgama que constantemente recibe armamento de donde sea que lo pueda conseguir.

La falta de esa lucha frontal no habría mostrado a nivel internacional —como ahora se ha hecho en Estados Unidos— la seriedad que tiene para la seguridad de la vida de los mexicanos el que en forma obligada se tengan que atener al respeto a la llamada "Segunda Enmienda" en ese país —la que les da el "derecho" a tener las armas que les dé la gana.

Calderón no podría haber dejado las cosas como estaban sin haber recibido de esos mismos que hoy hablan de los 35,000 muertos, críticas porque "no actuó" como se esperaba que lo hiciera —no olvidemos que en 2006 había un grito al unísono de todo México pidiendo seguridad. Es obvio que Calderón tenía que tomar el poder y actuar por ese canal que no requería permiso del congreso.

¿Hay alguien que aún no se haya dado cuenta de que el congreso, opositor en su mayoría a Calderón, no le ha concedido una sola ley que efectivamente y en forma contundente permita que México crezca? El papel de la oposición ha sido apostar a la "incapacidad" de Calderón de gobernar. Pocos mexicanos se dan cuenta con claridad del juego que se lleva a cabo todos los días. Y ahora, con el comienzo abierto de las acciones de campaña, los discursos están llenos de verdades a medias o mentiras cínicas.

Los diputados emanados del PAN aseguran que la vida parlamentaria es difícil. Lo cotidiano oscila entre abstenerse, de plano, hasta participar cediendo para permitir "lo posible". Esta expresión, "lo posible" no tiene nada qué ver con lo que es factible para México, sino lo que la oposición acepta. Y lo que aceptan es precisamente lo que no significa cambios contundentes e importantes para que el país crezca.

Uno se pregunta cómo es posible que gente que sale a sus campañas políticas para pedir votos "porque ellos lucharán por los derechos y el bien de México", cuando llega la hora de realmente comprobar que van a cumplir eso que prometieron, ¡se echan para atrás porque lo que buscan, no es el bienestar de México sino que parezca que el político en el poder —de un partido opositor— "no sabe gobernar".

La apuesta de este tipo de "oposición" es a que el país se estanque y deje de crecer en tanto ellos no estén en el poder. Se trata de probar —con mentiras y falsedades— que "ellos sí saben gobernar". De hecho, es la afirmación favorita en los tiempos recientes.

Cuando ellos fueron gobierno, en forma férrea impidieron que el congreso tuviera miembros que no estuvieran totalmente controlados por la "disciplina" de su partido, o sea, las órdenes del presidente en turno. Cuando cayó esa forma de gobernar, pasaron su "disciplina" partidista a impedir que México crezca.

Las leyes importantes que no se han podido aprobar porque la oposición lo ha impedido son: 1) la ley laboral, 2) la reforma educativa, 3) la reforma del estado, 4) la reforma energética, 5) la reforma fiscal y 6) La reforma jurídica. Han permitido "pequeñas" dosis de "adelanto" para que parezca en forma cínica que "le entregan leyes al presidente para que este haga bien su trabajo", cuando la realidad es exactamente lo contrario.

La película "Presunto culpable" ha causado interés en toda la nación. Los mexicanos que vivimos en la era de la dictadura del PRI, sabemos que en esos tiempos esa película jamás habría sido posible. El poder judicial está totalmente controlado por los políticos del PRI en los estados de la república en que ellos son gobierno. Es muy diferente lo que sucedió con los políticos emanados de otros partidos. El caso de Yucatán, con el PAN y Patricio Patrón como gobernador, es una muestra evidente de que el poder judicial jamás pudor ser tocado, ni con el "pétalo de una rosa", hasta hoy, con Presunto culpable.

Han hecho todo lo posible por detener la proliferación del filme. Ha sido en balde: parece que México es hoy una sociedad que en forma más madura puede reconocer cuáles son los derechos de que los ciudadanos deben gozar sin excepción. Es necesario estar alerta, como ciudadanos, ante los acontecimientos que se van desarrollando y las declaraciones que unos y otros políticos van diciendo. Es necesario estar alerta en todo momento para captar lo falso, lo mentiroso, lo cínico que muchos políticos, conforme avanzamos al momento electoral de 2012, van a dejar ver.

domingo, 13 de marzo de 2011

El engaño del priismo al mexicano

"Entrevista a fondo a Patricio Patrón Laviada", ese fue el título dado a esa entrevista. Todo lo dicho por el personaje en esa entrevista podría haberse visto y leído en los videos y en los artículos sobre las entrevistas publicadas por el semanario Artículo 7. Son notas que fueron hechas entre enero y febrero de 2011.

Pero, ¡magnífico que ahora podamos leer exactamente lo mismo en el Diario de Yucatán. El semanario Artículo 7 puede imprimir, cada semana, alrededor de 13,500 ejemplares. Es un semanario muy sencillo, de 16 páginas, que se puede encontrar, a partir del sábado en la noche, en todas las farmacias YZA de la ciudad de Mérida, además de todas las farmacias Canto. También se logra colocar en algunos lugares que no lo han rechazado: Italiani's Coffe, Smoking Chico, etc. También se puede encontrar en el camellón central frente al súper "San Francisco", en el Paseo Montejo, de domingo a viernes.

En cambio, el Diario de Yucatán tiene una circulación de alrededor de 35,000 ejemplares diarios. Como 15,000 más se van a los pueblos del interior del estado de Yucatán.

Todos los demás periódicos que se imprimen en Yucatán emiten notas de dudosa confiabilidad. Se trata de escritos encargados por políticos, gobiernos o particulares expresamente contratados para decir lo que dicen. Las historias podrían ser eventualmente verdaderas, sin embargo, con respecto a la actitud de la mayor parte de esos periódicos sobre el gobierno de Patrón Laviada entre 2001 y 2007, quedó muy claro que se trató de una campaña mediática para sobajar la imagen de Patrón Laviada.

El triunfo de este individuo significaba algo más que lo que tenga que ver con el individuo mismo. El PAN había logrado ganar electoralmente el gobierno del estado de Yucatán con todo y que el gobernador Víctor Cervera Pacheco —quien mantenía un control férreo sobre todas las fuerzas políticas del estado vinculadas al PRI— hizo todo lo posible para evitar que se diera nitidez y transparencia en la elección, moviendo cielos y tierra para imponer un consejo ante el órgano que organizaría las elecciones que estaría sujeto a sus personales órdenes.

No lo logró. Cervera entró en desacato judicial al negarse a obedecer órdenes de magistrados. Finalmente tuvo que aceptar, rogándole a Vicente Fox que "no lo metiera a la cárcel". De hecho, todos estos priistas estaban seguros de que serían examinados en sus acciones y que pronto irían a la cárcel. Cervera tuvo a bien decirle a Patricio Patrón que él, en lo personal "no había sido el responsable del mal juicio a... " un acusado de matar a su esposa, cuyas pruebas para evitar ser inculpado jamás fueron aceptadas por la jueza encargada de llevar el caso.

¿A quiénes "culpó" Cervera? Podríamos colocar aquí mismo el nombre de la familia que se encargó de corromper jueces, periódicos locales y nacionales, políticos, congresos, diputados, reporteros, cadenas de televisión local y nacional y demás similares... pero no vamos a colocar el nombre por 2 razones: 1) porque no hay un solo yucateco que no sepa de qué familia se trata y 2) porque yo, en lo personal, les tengo miedo: no quisiera que me hicieran actuar de tal forma que mi vida —o la de algún ser querido o amigo mío— quedaría truncada para siempre. El mal que esa familia provocó es algo que aún le debe a la sociedad yucateca. "¿Consejo de seguridad nacional?" Y luego preguntan que por qué existe tanta desconfianza de la sociedad en general, en todo México, hacia esos órganos "especiales" nacionales. ¿Lo sabrá Martí?

Es tanto lo que Patrón Laviada tendría que "limpiar" de la mente de la gente —yucatecos y mexicanos en general— que se antoja una labor muy pesada, con muy pocos augurios de éxito. Sin embargo, es algo que este personaje no puede dejar de intentar. Está obligado a no pasar un solo día del resto de su vida tratando de aclarar la realidad de esos años.

El PRI se levanta de la nada, del polvo en que se había convertido en 2000, al ganar Vicente Fox, porque con gran agilidad —y una profunda perversidad, que debería ser tipificada como delito— arranca una maquinaria monstruosa entre los comunicadores para que estos hicieran, durante todo el régimen de Vicente Fox, exactamente lo contrario de lo que habían hecho durante los regímenes priistas: hablar mal, pintar mal, dibujar mal todo cuanto hacía el régimen de Vicente Fox. En forma sistemática se mancharon calumniosamente las obras correctas —buenas y bien logradas— de adjetivos negativos, en tanto que se inventaron por doquier actos inexistentes. El fin se logró: la ciudadanía mexicana se sintió idiota por haber decidido, por sí misma, provocar el cambio. Eso es exactamente lo que la campaña mediática perseguía.

El sistema PRI tiene una premisa escondida de acuerdo a la cual se autonombra, en forma tácita, el orientador oficial de la ciudadanía ignorante. Los fraudes electorales son convertidos en "fraudes patrióticos". Para el PRI el mexicano es un ser incapaz de gestionar por sí mismo los asuntos de sus comunidades, ciudades, estados y nación. El PRI se considerá a sí mismo el heredero histórico de la verdad del mestizaje mexicano; busca en toda forma evitar que la gente crea que puede gobernarse a sí misma, sin las siglas del PRI en alguna forma involucradas.

Y es exactamente eso lo que le hace sentir al mexicano cuando lo engaña, durante todo el régimen de Vicente Fox, haciéndole creer que todo estaba mal. Hoy, en 2011, es ya famosa la afirmación de la ex presidenta del PRI, Beatriz Paredes Rangel, declarando que "El PRI sí sabe gobernar". Esa frase, colocada en un momento en que en forma falseante y calumniadora se denostan todos los actos de gobierno de Felipe Calderón y de gobernadores panistas, cae exacta en el rompecabezas del "gobierno de la simulación" que ese partido promovió durante 71 años, continúo durante los 10 años de presidentes panistas y continuará en la medida en que los mexicanos no entiendan la realidad de las cosas.

Al momento de escribir estas líneas, México cuenta con una reserva en divisas de más de 120 mil millones de dólares. Hace 10 años y 3 meses, Vicente Fox recibió una resereva de menos de 20 mil millones. 10 años de gobiernos panistas lograron elevar la reserva en más de 600%. Cada sexenio los gobiernos priistas le obsequiaban a la ciudadanía mexicana una nueva crisis. Los que hoy leen y ven la realidad mexicana pero no tiene como punto de comparación las crisis recurrentes de 1982, 1988, 1994-95, no pueden tener los elementos suficientes para hacer comparaciones justas entre esas realidades y las que hoy tenemos. Son dos Méxicos completamente diferentes.

Patricio Patrón, en Yucatán, representa el triunfo de la sociedad para instalar gobiernos administrativamente decentes, confiables, transparentes, democráticos y seguidores estrictos de la ley. Solo no aplicaron la ley cuando esta habría caído con demasiada fuerza sobre los priistas. Les dieron una especie de "perdón histórico", creyendo que así se los sacudirían —ellos y la nación— y, sin embargo, la realidad nos muestra que les salió mal esa omisión. Los priistas han seguido ejerciendo el poder que ellos mismos contribuyeron a crear.

El sistema mexicano diseñado por los priistas dejaba al presidente prácticamente incapacitado para gobernar. Los presidentes priistas tenían una relación de autoridad real sobre los miembros del congreso, de ambas cámaras. No se les presentaban las leyes para que las estudiaran, sino para que las aprobaran —como paso de cajón— y el presidente, de inmediato, las aplicara.

Las cosas son muy diferentes hoy. El presidente ha enviado algunas leyes al congreso —las mas importantes y trascendentales, como la reforma fiscal que realmente se necesitaba, lo mismo que la reforma energética— que los legisladores del PRI, que aún son mayoría por extraña decisión del "sabio" electorado mexicano, se encargaron de rechazar, una tras otra. El combate a la delincuencia que tiene que ver con producción y distribución de sustancias prohibidas por la ley es un asunto en el que Calderón se enfrascó precisamente por ser de los pocos para los cuales no necesitaba permiso del congreso. De haber necesitado permiso, hoy los grupos encargados de producir y distribuir sustancias prohibidas, lo estarían haciendo libremente, a lo largo y ancho de todo el territorio nacional, secuestrando y extorsionando a todos los que significaran obstáculos para hacer su trabajo.

Claro: era necesario exaltar las "bajas", sobre todo repetir todos los días que "están muriendo mexicanos por culpa del presidente". Y muchos pendejos se lo creen, porque no saber leer entre líneas, no saben ver la realidad: se entercan en ver lo que sus pasiones políticas del momento, levantadas por la información falsa originada entre priistas y priismo, les inspiran. Y así México, avanzando, tiene las peores anclas que podría una nación tener: la mala información en la visión de la realidad de sus ciudadanos. "Todo está mal", dicen. "Son peores que los anteriores", dicen algunos verdaderos idiotas útiles (para el priismo), con el cerebro lleno de pacotilla, esa basura que medios irresponsables, calumniadores, mentirosos y arrogantes se han encargado de inyectar en la mente del mexicano.

El que esto escribe creyó que Carlos Salinas de Gortari le había "dado al clavo". Pero no fue así. El régimen de Salinas mintió sistemáticamente con respecto a la base o sustento de sus cambios y omitió, en todo momento, renunciar al "placer" de ordenar la impresión de billete según lo requiriera la caja chica de presidencia.

Ernesto Zedillo sí tiene el valor —es necesario reconocérselo— de decidir dejar un Banco de México totalmente autónomo. Y Vicente Fox, dentro de su rancherismo e ignorancia —pero con un gran sentido de la ética, lo correcto y lo que convenía a la nación— lo mantiene en su lugar, comenzando así esa línea hacia la fortaleza económica de México que el PRI le había negado por décadas —y lo continuará haciendo si los mexicanos se lo permiten.

Buen 2011, partir de hoy, marzo 13.


jueves, 3 de marzo de 2011

¿Cabalga la mentira?

Parece imparable. De hecho, lo es: una vez que una mentira se lanza, cabalga, vuela y se disgrega.

¿Por qué el afán de destruir mediáticamente a Patricio Patrón Laviada? Es algo así como una necesidad periodística yucateca o a nivel nacional. "Hay que darle duro", parece rezar la consigna generalizada.

Algunos tenemos la circunstancia de conocerlo y estamos viendo con gran claridad la forma cínica y desvergonzada en que se lanzan las mentiras. Ya sabemos que las mentiras no le han hecho bien a Yucatán. De hecho, no le podrían hacer bien, las mentiras, a ninguna sociedad. Es imposible basar las decisiones colectivas en hechos falsos y pretender que las cosas "irán mejor".

A las 10 AM del día 3 de marzo de 2011, una búsqueda en Internet en torno al "Abucheo de Conkal" del día 1 de marzo de 2011 en la noche nos muestra estos vínculos —todos ellos repitiendo la misma mentira, para que al ser dicha miles de veces, ellos mismos se la crean:

http://www.mipuntodevista.com/index.php?option=com_content&view=article&id=4911:abuchean-a-patricio-patron-en-concierto-de-la-osy&catid=35:locales&Itemid=71
http://www.progresohoy.com/2011/02/abuchean-al-ex-gobernador-patricio.html
http://www.reporteroshoy.mx/wp/abucheos-al-exgobernador-patricio-patron-en-la-iglesia.html
http://www.yucatanahora.com.mx/noticias/abuchean-patricio-conkal-durante-concierto-sinfonica-yucatan-11930/
http://noticiasdeyucatan.blogspot.com/2011/03/han-perdido-respeto-todas-las.html
http://notisureste.com.mx/noticias/yucatan_3/abuchean-gobernador-patron-laviada-conkal_20634
http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=2&idTitulo=74416
http://www.yucatan.com.mx/20110301/nota-10/84013-respaldo-al-parroco-de-tecoh.htm
http://www.paginanoticias.mx/noticias/Mexico/20110302/4994562/M%C3%A1s-versiones-del-abucheo-en-Conkal.htm
http://www.radiomayabtv.com/noticias/sonora-rechifla-gobernador-patricio-patron-laviada-5403/

La realidad es otra, como se puede ver en este video:

El video...

El valor político de la persona de Patrón Laviada debe ser de mucho peso como para que el personaje sea en forma tan insistente motivo de atención negativa de una gran cantidad de medios. El 3 de marzo, Patricio Patrón Laviada se ocupa en contestar un artículo periodístico escrito por alguien que alguna vez estuvo, de tiempo completo, en el Diario de Yucatán. Hoy ya no está, pero de vez en cuando envía artículos de opinión.

A uno que envió, le respondió Patricio en estos términos. Claro, ni tardo ni perezoso, el "periodista" le respondió en estos otros términos. Las respuestas continuarán, una tras otra. Realmente, las acusaciones que hace Patrón Laviada, mismas que dice que están en "todos los medios" son asuntos de los cuales se habla porque alguien suelta una pieza de información.

¿Complot? Desde que López Obrador lo usó para explicar su esquizofrenia...

Pero, ¿qué pasa, pues? ¿Por qué el ensañamiento en contra de Patricio Patrón Laviada? ¿Qué hay detrás?