sábado, 29 de enero de 2011

La calumnia del Por Esto! galopa sin cesar

Rabiosos como siempre —quizás un poco más, por no haber podido lograr sus objetivos— los calumniadores oficiales que se ensañan con la familia Patrón Laviada han regresado a la carga.

Sustancia: CERO. No hay nada, nada, nada. Pero lo siguen escribiendo como si se tratara de una tarea sagrada, algo que, de no hacerlo, les puede traer grandes catástrofes. ¿Qué les podría suceder si dejaran de hacerlo?

El Por Esto! es un medio que existe gracias a que nació sobre la faz de la tierra yucateca un extraño personaje de nombre Mario Renato Menéndez Rodríguez. Este personaje nace en el seno de una sociedad profundamente conservadora y sufre —por razones desconocidas— ese conservadurismo en alguna forma que le deja profundas heridas.

Se nombra a sí mismo revolucionario y habla como tal. Pero no actúa en forma integral como tal. De hecho, existen innumerables recuentos de historias que lo colocan como el "periodista con el privilegio" de haber entrevistado a determinada personalidad perseguida por la ley, pero bien escondida, principalmente de la izquierda de Latinoamérica, y luego, no mucho tiempo después, se escucha que esa "personalidad" entrevistada por Don Mario Renato, es ubicada por la CIA de USA o alguna otra entidad encargada de reforzar la ley en cualquier país, conociéndose que sólo Mario Renato pudo saber del escondite.

Uno se preguntaría por qué ese ensañamiento con la familia Patrón Laviada. Es tan alto el grado de odio —que no desprecio, sino odio puro— que le tiene Mario Renato a los Patrón Laviada, que tuvo a bien redactar —él o alguno de sus vástagos o seguidores incondicionales— la más atroz composición de lenguaje en un apócrifo del semanario Articulo 7 —que obra en poder de la PGR— tratando de hacerle creer a alguien un proceso traumático global en la historia de los Patrón Laviada.

Las conjeturas del tal Menéndez Cámara son falsas. Los hermanos Patrón Laviada —7 varones y 1 mujer— son, como diría algún personaje de la política nacional, "pecadores comunes". Es decir, no son ni santos ni demonios, "sino todo lo contrario". Sin embargo, los 8 han tenido su grado de éxito en lo que han desarrollado. No se conocen demandas por parte de personas que en alguna forma hayan sido perjudicadas por acciones incuestionablemente ordenadas o ejecutadas por alguno de los 8 hermanos.

Los que venden autos usados, ¡es lo que hacen! Compran a buen precio, los "maquillan" para la venta, y los venden con "suaves" planes de pagos. Mucha gente de todo el estado de Yucatán les compra y continúa haciéndolo, esté o no alguno de ellos colocado en algún puesto importante de la política local o nacional.

Otros han sido —o podrían seguir siendo— amigos o socios de negocios de grandes capitales de envergadura mundial. Algunas veces les ha ido muy bien, otras no tanto. Se sabe que están en el negocio de capitales: generalmente requieren efectivo de urgencia. No se sabe de alguien que no haya sido respetado en tratos.

Si venden seguros, eso hacen exactamente: vender seguros. Entre los 8 hay 2 con títulos universitarios. No son los que mejores niveles financieros han logrado ni fueron sus notas académicas las más altas en la historia educativa mexicana.

Alejandro Patrón Laviada es el más mencionado en las páginas del Por Esto!. Se preguntaría uno por qué. La respuesta es muy, pero muy sencilla y todo ha quedado documentado por el semanario Artículo 7. El modus operandi de don Mario Menéndez es vía la extorsión a veces elegantemente presentada por su guapísima hija Ileana, cariñosamente llamada "Polote" por algunas de sus amistades.

¿Por qué el ensañamiento contra Alejandro Patrón Laviada? En muy primer lugar porque saben perfectamente que Alejandro —esposo de una hija del legendario Víctor Cervera Pacheco— definitivamente ni es un hampón ni tiene relación alguna con hampones.

Todos en México sabemos lo que sucede con los periódicos o sus directores cuando se meten con verdaderos hampones: más temprano que tarde son victimados por sicarios expresamente contratados para silenciarlos. El que esto escribe sabe que Mario Renato Menéndez y sus hijos no son hampones sino periodistas tratando de establecer una relación de amor con una señora que ya está casada: Mérida, Yucatán. El marido de esta señora se llama "Diario de Yucatán".

La gente de Mérida le tiene pavor a ver las letras de sus nombres y apellidos impresas en un contexto negativo en el rotativo "marido" de la sociedad yucateca de todos los niveles financieros. Esas negritas usadas tradicionalmente por el "Diario de Yucatán" para mencionar los "líos" en que cualquier persona haya caído son el pavor del yucateco medio.

Don Mario Renato y su prole lo saben. Probaron suerte con un millonario de categoría internacional. Es precisamente la respuesta legal de este millonario lo que nos asegura que no se trata de un hampón —como a don Mario le fascinaría que fuera— sino de un empresario que ni con su gran poder económico pudo evitar que un juez en USA sentenciara a favor de un medio en Internet que lo había acusado de acciones ilegales relacionadas con el narcotráfico en Holbox. Obvio: el juez no implica acciones ilegales del magnate mexicano, sino "el derecho del medio" a decir lo que le venga en gana.

Don Mario Villanueva Madrid, ex gobernador de Quintana Roo y actualmente enredado en asuntos relacionados con el narcotráfico a nivel internacional, tuvo a bien hablar con el amigo ofendido por Don Mario Renato y "aconsejarle" le pagara. "Tres millones de pesos habrían sido suficientes..." Esto ha quedado documentado mediante escrito que con su puño y letra elaboró don Mario Villanueva, siendo gobernador de Quintana Roo.

Alejandro Patrón Laviada se negó consistentemente a pagar cuota alguna al Por Esto!. Esta negativa a pagar se repitió con Patricio cuando éste fue gobernador de Yucatán. El rotativo impreso de don Mario Renato se las vio negras: ni el federal ni el estatal querían pagarle. Incluso intentó algo increíble: reclamar sus "derechos" porque había sido creado con el compromiso del gobierno federal priista, en 1991-92, "para combatir a la reacción en Yucatán", misma que según don Mario y la propia gobernadora del estado en ese momento, doña Dulce Sauri Riancho (de Sierra Villarreal), estaba representada y abanicada por el "temible" (marido de la entidad) Diario de Yucatán.

No le demos vueltas estúpidas a las cosas. Sabemos perfectamente todos los mexicanos cómo reaccionan los hampones de las mafias de narcotraficantes. Los Patrón Laviada jamás han levantado un dedo o cerrado un puño para darle lo que algunos podrían considerar una merecida madriza física al "periodista" don Mario Renato.

El gobierno de Ivonne Ortega intentó en varias ocasiones sembrar pruebas en contra de los Patrón Laviada. Alejandro se encargó de enfrentar los intentos y éstos fracasaron uno tras otro. Alejandro ha colocado varias denuncias en contra del Por Esto!. Allá están en la PGR y en la PGJY: nadie ha movido un dedo para investigar lo que en ellas se asienta. No hay duda que la corrupción está incrustada a todos los niveles, en todos los gobiernos.

Sería muy interesante abrir una página para que acudan a ella y escriban sus nombres todas las personas que han sido en alguna forma beneficiadas por apoyos concretos de alguno de los hermanos Patrón Laviada. No son santos ni hay alguien que esté buscando su canonización, pero son lo que en lenguaje cotidiano se califica como "gente decente", que gusta tratar con gente de esa misma clasificación.

Es lamentable que mucha de la "gente decente" le tiene tanto pánico a las "letritas negras" de cualquier medio impreso, que prefiere "agacharse" antes de poner su nombre y con honradez abierta afirmar lo que ellos saben de estos vilipendiados —por el Por Esto! y los medios tontos idiotas que lo replican— hermanos Patrón Laviada.

En el fondo el feroz ataque en contra de los Patrón Laviada es bien visto por las jerarquías de los partidos políticos diferentes del PAN en todo el país. Patricio en especial representa a esa cepa de panistas que salían a la calle a reclutar adeptos a las causas de democracia y transparencia política. Hizo un gobierno en el que se probó lo que es posible cuando se administra con transparencia y honestidad: estricto apego a la ley. ¿Perfecto? Nada es así: hubo fallas de mucha gente que nació y creció en la cultura "pri", de componenda, transa y oportunismo.

Cervera Pacheco hizo varios actos reñidos con la ley para tratar de amedrentar a su "independiente" yerno, Alejandro. Amenazó con perjudicarlo en la propiedad Poxilá. Quizás dejó de hacerlo porque su propia hija estaba de por medio. En una cena, cuando ya Patricio era candidato, le espetó el Cacique Cervera a su yerno, Alejandro: "que ni crea tu querido hermano que yo me prestaré a pasarle el gobierno de Yucatán".

El resto de la historia es ya conocido de todos. Uno de los más fuertemente "perjudicados" fue el Por Esto!...

Cada día, cada hora, cada minuto, cada segundo que la calumnia difamatoria del "Por Esto!" continúa siendo impresa, algunos cientos de humildes lectores de todo el territorio por el cual el asqueroso periódico circula, absorben un trozo de la mentira que, a final de cuentas, acaba perjudicándolos. En Yucatán parece abundar la gente sin vergüenza, que deja fluir libremente al crimen de la difamación calumniosa de "gente decente". ¿Es porque les gustaría creerlo?

La verdad es una y única. O estás con ella o eres un idiota.

No hay comentarios: