jueves, 22 de mayo de 2008

El secuestro de un hospital del estado mexicano

El gobierno de México recibe a cada minuto millones de unidades monetarias que provienen de todos los ciudadanos que viven en el país.

A veces se deciden objetivos loables. El Hospital de Alta Especialidad, erigido en Mérida, Yucatán, a un costo de 120 millones de dólares, terminado al 95% cuando Patricio Patrón Laviada le entregó el gobierno de Yucatán a Ivonne Ortega Pacheco, hoy, a 10 meses de que la señora Ortega ocupa la silla del gobierno de ese estado, una obra que debió haber sido puesta en operación para beneficio de seres humanos de toda la península, e incluso de Belice, hoy se encuentra secuestrada por un sindicato.

El cartel dice algo de la Sección 67 de algún sindicato. Creo que eso es irrelevante cuando de lo que se trata es de un hospital. Como dice Patrón Juanes en su escrito para anunciar su plantón de hambre, ni ejércitos enfrentados tocan los hospitales del enemigo.

Estamos viendo con esta toma del hospital que la politiquería partidista puede llegar, con ciertas posturas aún presentes en ciudadanos mexicanos, a extremos francamente intolerables para el ciudadano decente, que se precie de vivir en un país que no sea de canallas.

Aquí tenemos al ciudadano Patrón Juanes en el vídeo al comenzar su acción:

Por veoh:


Online Videos by Veoh.com

(Acción comenzada a las 7 AM del día jueves 22 de mayo de 2008, en Mérida, Yucatán, México).

(El Sr. José Patrón Juanes ya no está en la huelga. Fue hospitalizado. Estuvo a punto de sufrir un paro cardíaco. Está en terapia intensiva. Ha sido sustituido por el ciudadano Dr. Luis Jorge Montalvo Duarte)

Tomemos en cuenta el hecho de que Patrón Juanes comienza su plantón de hambre en espera de recolectar firmas que soliciten que la señora Ortega intervenga para evitar que un hospital, que contiene invertido un fuerte esfuerzo financiero de los mexicanos, se mantenga inútil porque la sección de un sindicato decide usarlo como centro de operaciones o sede.

Los guardias de seguridad formales del hospital, que podemos ver al fondo, también fueron desalojados de sus puestos de trabajo. Ellos nos dijeron que serían los primeros en firmar la petición. También, no para nuestra sorpresa, nos preguntaron: "Y ustedes, ¿qué interés tienen en que el hospital funcione?" La pregunta por sí sola es elocuente de lo que pasa a lo largo y ancho de todo nuestro país: nadie cree que alguien haga algo sin algún interés velado.

El interés de Patrón Juanes es el mismo de los que estuvimos allá: que las cosas en México funcionen sin juegos políticos. Los ciudadanos deben de enterarse de la estructura de los problemas que en modo superficial se informan. Un modo que siempre tiene el color del medio que produce la nota. Tenemos que contar con informantes objetivos. No los hay en el país.

Desde hoy y hasta que este asunto termine, si vives en Yucatán, pasa a firmar. Si no, deja tus comentarios aquí. Si sabes algo más del asunto que nosotros, te agradeceremos nos informes.

Mérida, Yucatán, México, Mayo 22 de 2008.