miércoles, 19 de marzo de 2008

López, PEMEX y los mexicanos tanto informados como no informados

Es realmente increíble la forma en que los medios adoran a López Obrador. Es algo así como su vaca sagrada o su becerro de oro. Una muy insignificante, numéricamente hablando, victoria interna ha provocado el lanzamiento de la "noticia" a todos los medios del mundo, de la "resurrección" del AMLO. La realidad es que jamás murió; pero también que esta mínima victoria interna no significa ningún cambio significativo para la "popularidad" del López.

Elecciones internas del PRD, en las que el grupo de López puede alcanzar un 43%, aunque gane la presidencia del PRD, en el mejor de los casos sólo significa que cabalga, porque ladran los perros. ¿Regreso a la escena de la política mexicana? ¡No ha dejado de estar en ella un solo instante desde que los reporteros se babeaban todas las mañanas para oír a su "mesías" en sus conferencias de prensa mañaneras!

Jamás se fue de la escena. El triunfo del grupo de Encinas y de López dentro del PRD, para el país puede ser altamente positivo, porque provocará los votos de ese partido a niveles inferiores a su fijo 16% nacional. Hay estados en donde tiene menos del .5% de la votación en sus mejores días.

Las encuestas más serias a nivel nacional nos indican que los mexicanos de todas las preferencias electorales que están enterados (que "cuentan con información") apoyan la participación de la iniciativa privada o capital privado en labores clave de PEMEX, para facilitar la explotación de ese petróleo que está a niveles muy profundos y que puede ser succionado, si no actúa PEMEX con eficiencia, por otras empresas perforadoras que ya están sacando el petróleo de los niveles más profundos.

Nadie en México piensa ya en la privatización de PEMEX. La realidad es que ha funcionado bien la empresa. No es el ejemplo de productividad mundial a seguir, pero sí ha provocado una cierta situación de certidumbre en el país mexicano con respecto a los energéticos. En efecto, en México hemos sufrido todos los sabores de crisis, excepto la energética (hasta el día de hoy, marzo de 2008).

Entonces, pues, ¿qué pitos pita el López? ¡Estar presente y hacer ruido! Ya está mencionando violencia y derramamiento de sangre en un tono velado, amenazante, si "el pueblo" es traicionado y PEMEX es privatizado. En todo caso, lo que se hará es lo que los ciudadanos (tanto los informados como los no informados) están de acuerdo en que se haga. Cabe implorar a los trasnochados de la izquierda socialista el llamamiento ése de que "no se hagan bolas", los ciudadanos mexicanos, en general, saben y entienden, afortunadamente, lo que es conveniente y lo que no en materia de asuntos energéticos.

Lo que el gobierno tarde o temprano tendrá que hacer es liberar a PEMEX totalmente de la carga fiscal que esta empresa sufre. Al ser la fuente de más del 37% de los ingresos del gobierno federal, PEMEX no puede crecer porque no puede capitalizar sus utilidades como lo haría cualquier empresa privada. O sea que, vía el uso de ese dinero en el gobierno federal, PEMEX está pagando impuestos por el resto de los mexicanos, además de proveernos de los energéticos necesarios para que el país funcione.

Y a todas éstas, ¿cuál es la opinión de los mexicanos? Abajo tenemos el reporte de una pregunta hecha a mexicanos en una muestra controlada (hecha por GEA-ISA y publicada para que todos los que lo deseen lo puedan ver). Vemos algo "muy curioso": resulta que los que simpatizan por el PAN consideran MUY IMPORTANTE que PEMEX no sea privatizado en proporciones mayores a los que simpatizan con el PRI o con el PRD (64% contra 58% (PRI) y 60% (PRD)). Sólo el 3% de los panistas consideran "nada importante" que PEMEX sea una empresa pública, contra el 6% de los priístas y el 4% de los perredistas. Ésta es la primera sorpresa de la encuesta. Pero hay más:


Te recomendamos descargar completo el PDF que contiene todos los datos de la encuesta de febrero de 2008. Para que el señor López Obrador sepa un poco más objetivamente qué es lo que los mexicanos piensan con respecto a que PEMEX tenga participación privada, este resultado le debe de ser a él y a usted muy útil, dado que nos indica que hasta entre los perredistas el 46% contra el 39% piensa que sí se debe de permitir la inversión o participación privada en PEMEX:



López debe de aprender a hablar con fundamento en lo que dice. No parece estarlo haciendo.

No hay comentarios: