miércoles, 19 de marzo de 2008

El disfraz detrás de la nota con entrelineado

La nota de "El Universal" no tardó con comenzar a surtir los efectos de desdén buscados por el periodista o sus jefes. De nombre "Angélica Patricia", de inmediatio me envió el comentario que se traga íntegra (tristemente) la dosis de desinformación generada por el manejador de letras para, según ella, "informar".

Analicemos con cuidado la nota.

"Cargo que niega se le haya otorgado por un pago de factura política". Detrás de la publicación de la declaración, se le deja al lector de "libertad" de pensar que "puede ser que" después de todo, el individuo sólo está en el cargo como resultado de una "obligación" de pago de "factura política". Patrón Laviada no podría ser capaz de saber nada después de 6 años como gobernador, 3 años como alcalde, 3 años como diputado local y otras tantas campañas políticas. ¿No será que está allá porque había que encontrar alguien en quien se pudiera confiar sin que tuviera que estar vigilado? ¿No podría ser esta la verdadera razón?

"Reconoce que estudió hasta la preparatoria." Ya, con esto, la periodista borra de un plumazo 30 años de actividad intensa que Patricio Patrón lleva activo en la política, siempre en posiciones de triunfo y en gestiones con éxito, números sustentados y logros concretos. Para la periodista sólo cuenta el título que tenga. ¿Así es México realmente? La periodista no sabe cómo Patricio, sin otra meta que el bien común, se compromete sin esperar recibir recompensa alguna, a una batalla sinfín para sanear su medio ambiente político.

"Asegura que no es necesario ser especialista". Esto es obvio y es algo que todo mexicano ya entendería: ¿se imaginan la cantidad de especialidades que tendrían que tener los políticos? ¿Las tienen? Patricio Patrón está allá porque se sabe que es honesto, se sabe que no transará y se sabe que no actuará para aparentar. Para eso sí se necesita ser especialista, y él lo es.

"Se niega a hablar de la conveniencia de la inversión privada en Pémex". Aquí la reportera trató de meterle una zancadilla y Patrón la saltó sin caerse. Sin embargo, la respuesta de Patrón es bien clara, es contundente, es honesta, es sincera y tiene todo el sentido que tendría cualquier respuesta dada por alguien con ese sentido común que tanto le hace falta al politiquero medio: "cualquier inversión le facilitaría a Pémex cumplir mejor con el medio ambiente". Esto es un acierto como respuesta.

"No un título pero sí 50 licenciaturas". La cuestión es que la reportera cree que al igual que la media de los políticos tradicionales de México, Patrón se la pasó vegetando los 30 años en la política. En efecto, Patrón se ha pasado los años en la política aprendiendo lo que hoy sabe y aplica con un sólo objetivo: el bien colectivo, el bien para el mayor número posible de personas.

"Fue acusado de beneficiar ... y de atentar contra la reserva ecológica..." Esto fue lo que la reportera no podía dejar de escribir en el contenido de la entrevista. Había que enterar a todos acerca de un rumor totalmente infundado y con la burda agilidad de la reportera que tiene que darle gusto a su jefe, incluye una vez más el rumor falso, la calumnia, la mentira, por si alguien no se había enterado aún de la pieza de información que la detracción desea se conozca en contra del hombre honesto, con quien la transa está fuera de toda posibilidad.

Patricio Patrón asegura y muchos de nosotros sabemos y podemos atestiguar, que ambas acusaciones (rumores calumniosos) son totalmente falsas. No sólo es falso lo que se dice de la Reserva Ecológica de Cuxtal, sino que es Patricio Patrón Laviada el que IMPULSA, empuja, promueve y logra la multa al intocable comité de la feria de Xmatkuil, bastión y refugio de negocios a la usanza de la transa más tradicional mexicana.

Siempre ha sido Patrón Laviada un estricto aplicador de las leyes a favor del medio ambiente.

Los méritos que Patricio Patrón enumera en su entrevista no son lanzadas gratis, sino realidades comprobables por cientos de personas que han sido testigos de su método de actuar. ¿Por qué estas personas no salen hoy a la defensa de Patricio? Sencillo: porque no hubo repartición de favores, sino única y exclusivamente recordatorio de obedecer, ante todo, la ley. Eso, claro está, es demasiado elevado para el mexicano medio, acostumbrado a las historias de corrupción, robo y transa de sus "políticos".

Eso, claro está, se encuentra muy lejos de lo que la reportera puede entender.

El relleno sanitario de Mérida es el resultado de la casi terquedad de Patricio Patrón Laviada por lograr las cosas, a pesar de la oposición del gobernador cacique priísta, Víctor Cervera Pacheco, a quien seguramente le valía madres el asunto y sí le perjudicaría que el joven presidente municipal ganara mérito reales.

Ordenamiento territorial ecológico en la zona costera. Se dice muy fácil, pero detrás del logro se encuentran cientos de horas de intensa labor para lograr que los buscadores de impedimento de méritos panistas lo dejaran actuar. No es fácil gobernar a favor de los intereses realmente comunes cuando la oposición sólo busca que las cosas no se hagan, sin importar que al no hacerlas pierda el ciudadano.

Drenaje y tratamiento de aguas OBLIGATORIO en Mérida. De nuevo, alcanzar este objetivo significa tocar intereses fuertes, significa tocar cuentas bancarias que tendrán que verse disminuidas cuando las inversiones tendrán que ser mayores para lograr asentamientos urbanos habitacionales y comerciales ecológicamente correctos. Por eso nadie lo está aplaudiendo, y el que se benefició de su gestión, sólo siente que los beneficios de que hoy goza, eran "obligación de alguien". Pero ese alguien, después de varios que debieron haberlo hecho, no lo hicieron: fue Patricio Patrón el que lo hizo.

Aceptación de la ley del mangle. Mientras otros colegas gobernadores le dieron vueltas al asunto y evadieron la aceptación de la ley del mangle, Patricio Patrón, contra los "consejos" de ciertos elementos "influyentes" de la "sociedad", actúa según la conciencia del ser honesto lo dictaría. ¿Por qué será que no hay una secuela de defensores de Patricio?

Mouriño. ¿Acaso ser parte del gobierno implica vender todas las acciones que uno tuvo antes en la  iniciativa privada? ¿Es ése el tipo de político que debemos de tener en México: un dependiente total del "puesto"? Mouriño ha sido un hombre de carrera económica privada exitosa, con afición por la política de lo limpio. Mouriño NO ES, (y esto se verá con toda claridad conforme las  aguas tomen su nivel) un ser deshonesto o que necesite de puestos del gobierno para mantener sus negocios o los negocios de su familia a flote. Campeche, por otra parte, es un estado en donde tradicionalmente la presencia de la inversión y el gasto federales han sido determinantes para su economía. Cualquier persona que provenga de Campeche tendrá o habrá tenido o tiene directamente o indirectamente algún negocio relacionado con alguna dependencia federal. Claro, al traidor de la democracia nacional, AMLO, le convenía levantar la mentira para perjudicar a Calderón, sin importar que al hacerlo, perjudique también a México y a los mexicanos.

Patricio Patrón Laviada es un ser humano transparente en cuanto a su honorabilidad, manera de actuar y manera de sustentar sus acciones.

A las Patricias Angélicas les digo: sí existen políticos honestos en México, y ahora los tienen más cerca que nunca. Cuando el PAN gana en Mérida, en Yucatán, en México, pierde el PRI. Pierde el PRI que venía mejorando (con Zedillo), pero ya tenía un desgaste natural que no podía soportar por mucho más tiempo. Cuando eso sucede, esos mismos medios que solaparon, guardaron, maquillaron y sobaron las gestiones priístas a cambio de favores y componendas, cuando se quedan sin "patrón", utilizan la crítica destructiva, difamatoria y calumniosa para tratar de hacerle creer al mexicano que "al fin y al cabo, todos los políticos son iguales".

Y esto no es cierto: no todos los políticos son iguales a los del pasado mexicano. Hay hoy,  muchos políticos nuevos que sí entienden lo que es actuar sin condiciones a favor de México.

No hay comentarios: