martes, 5 de febrero de 2008

Por qué es necesario resaltar la obra del PAN

En el foro de Infopoliyuc, "Juan" escribió este comentario:
Blogger juan dijo...

No puedo ver con buenos ojos un apasionamiento tal en artículos recibidos. Usted es un panista totalmente apasionado y ciego por esa ideología aunque sus conocimientos (al menos así parece en su manera de escribir) sean vastos.
Estos apasionamientos que no tienen nada de objetivos son los que dañan a nuestra sociedad si hablamos en un microcosmos y a nuestro país en un término macro. Defender a un gobierno anterior a ultranza es tan malo como atacar a un nuevo gobierno con la misma rabia.
Todos, absolutamente todos los gobiernos han tenido y tienen sus puntos buenos y sus puntos malos. ¿Qué es un buen gobierno? Pues simplemente aquel que sus aciertos son mucho más que sus fracasos. Pero cuidado, los gobiernos no están concebidos para tener superávits como una empresa privada, sino que el bienestar social debe ser de mayor importancia que tener unas finanzas superavitarias.
Los exhorto a evitar polarización de opiniones (todo lo que hizo Patricio es una maravilla y todo lo que hace o está haciendo Ivonne es malo). Somos mucho más inteligentes que esos raciocinios. No creen?

Sí es necesario defender lo que no se defendió ni se informó a la comunidad. La comunidad debe de conocer esa información que le fue vedada y en la cual debió de haber basado su decisión de sentido de voto. Por no conocer eso que "Juan" llama "defensa a ultranza" (del régimen anterior), la sociedad tomó una decisión que a todos nos está perjudicando como SOCIEDAD, como nación, como comunidad. También ese necesario establecer una información comparativa entre lo que antes se hizo, cómo se hacía, la mecánica que se usaba y cómo se hacen hoy las cosas.

Ésos que son muy eficientes para colocar en la opinión pública conceptos incompletos o de plano falsos, hablaron por mucho tiempo solos, de su lado y sólo su voz se escuchó. Por otra parte, es necesario reconocer que hubo ineficiencia e incompetencia en la campaña panista: fue una pésima campaña en imagen, en lenguaje, en comparaciones. El partido, además, fue dolorosamente dividido por razones muy diferentes a las que el "chisme" social dejó entrever.

Sentí muy obvia la necesidad de aclarar el tema y los elementos involucrados. Para ello escribí lo que a continuación expongo:

México, "Juan", sería una maravilla si así se pudieran hacer las cosas. La desgracia es que México no es una maravilla en cuanto a medios de comunicación se refiere. Trataré de explicar mi punto de vista en este tema.

Durante los 71 años de Era PRI ininterrumpida, todos los medios sin excepción publicaban o sacaban al aire sólo aquello que ya había sido expresamente aprobado por la Secretaría de Gobernación. Ésta vigilaba segundo a segundo, letra a letra, todo lo que los medios transmitían a los ciudadanos mexicanos.

Y, claro está, durante esos 71 años, todo sonaba "bonito" ¿para quién? ¡Lo adivinaste: para el PRI!

Cuando se dio la Revolución Fox en el 2000, los medios, de pronto, se quedaron SIN LÍNEA desde Los Pinos, y Gobernación dejó de vigilar y de permitir o no permitir las cosas según el color que éstas tuvieran para el nuevo régimen.

Entonces se dio algo muy especial: de pronto los mediáticos (reporteros, editorialistas, comentaristas) se vieron TOTALMENTE LIBRES de decir lo que se les viniera en gana. A partir del 1 de diciembre del 2000, NADIE les diría qué podrían y qué no podrían decir.

Fox habló de la necesidad de absoluta libertad de expresión y total transparencia desde el día 1. No hay nada que los mexicanos no podamos saber con respecto a lo que hizo, compró, vendió, pensó, dijo, comentó u opinó Fox durante su sexenio. Y así estaba bien. Y así está bien, porque así siguen hoy las cosas.

Y Fox, al igual que los demás en la nación, hizo uso de esa misma libertad: habló lo que le dio la gana, declaró lo que le pareció, dijo lo que pensaba sobre todas las cosas y los medios publicaron lo que Fox hizo o dijo dándole el "tono de color" que cada medio escogiera.

El resultado fue una imagen mediocre de Fox porque los medios eran, casi en su totalidad, todos ellos deudores del régimen que había quedado en segundo lugar.

Pero sucedió algo "curioso" también: esos medios, los deudores del PRI anterior, comenzaron a formar figuras en sus comunicados, artículos, programas, reportajes. Esas "figuras" tenían un colorido que comenzó a parecer "obligado" aún para los demás medios.

Y como no había "línea" desde Los Pinos o desde Gobernación, se convirtió en un "deporte periodístico nacional" el burlarse de Fox. Así, burlarse y nada más. El resultado fue una imagen de Fox mediocre, totalmente distanciada de los números sólidos del sexenio de Fox, primero en 200 años en que el gobierno federal PAGA DEUDA EXTERNA (disminuyendo la carga de 70 mil millones de dólares a 40 mil millones). Ése fue sólo el más importante de todos los temas, porque todos los regímenes priístas dejaban, al salir, un país endeudado y empobrecido, un país que tendría que construirse desde cero al comenzar cada sexenio.

En Yucatán la cosa fue muy parecida, pero con una muy seria agravante: aquí sí había habido un medio, el Diario de Yucatán, que tradicionalmente había apoyado las causas del PAN y había informado objetivamente los logros de los gobiernos municipales panistas desde 1990, cuando se instaló el primero.

Pero sucedió algo, en Yucatán, bien extraño e inesperado: ese mismo Diario que tradicionalmente fue objetivo en sus informes hacia todos los partidos políticos (y crítico cuando así consideraron que las cosas lo ameritaban) escoge convertirse en 100% crítico del régimen de Patricio Patrón, ignorando lo positivo casi en forma constante y sólo rebuscando cualquier señal negativa, aunque ésta fuera falsa a final de cuentas.

¿Así se venderían más ejemplares? No sabemos qué fue lo que los inspiró a convertirse en lo que ahora son: generadores de notas de las que te dejan la idea a la mitad, para que tú decidas.

Pero no son así los otros medios. No, claro que no, los otros medios son abiertamente pro-PRI y rabiosamente machacan sus contratos de comunicación con los colores de sus contratantes.

El PAN no contrató a nadie. Y ojalá que jamás lo haga.

Por eso necesita que los que nos damos cuenta de los detalles que he mencionado aquí, los coloquemos en la mente de la gente.

Y la balanza, en cuanto a obras definitivamente convenientes, orden administrativo A FAVOR DE LA GENTE EN GENERAL, está por más del 75% a favor de la obra de los gobiernos emanados del panismo, a todos los niveles (con muy contadas excepciones, vistas con LUPA DE AMPLIFICACIÓN a nivel nacional).

¿Superávit "en contra del pueblo"? Eso es muy delicado y no puede tratarse a la ligera. Lo que sí se puede mencionar de paso es que la dádiva asistencialista, que puede provocar lo contrario de un superávit, se convierte en DEUDA y ésta se convierte en QUITA anti-asistencialista cuando las cosas llegan al límite. Ya el país entero vivió grandes crisis por el asistencialismo endeudador.

Así es que, "mucho cuidado" con creer que es bueno endeudarse HOY para que paguen los de MAÑANA (pero hoy "sigan votando" por el endeudador).

No hay comentarios: