martes, 2 de octubre de 2007

La reportera más poderosa que el ejército

De pronto uno tiene la oportunidad de leer una larga historia que se antoja completamente un invento, una fábula. El artículo se refiere a lo que logra una reportera. ¿Cómo es posible? ¿Tendrá sus días contados esa reportera?

Estuvo en la mera fiesta del zar fugitivo. La reportera ya lo ubicó. Llegó exactamente a la fiesta del triunfante empresario de lo prohibido. En la fiesta había mucha gente. Toda la gente que estaba en la fiesta tenía que saber por quién se hacía la fiesta, qué se celebraba. Una unión matrimonial más del prohombre fugitivo por la naturaleza de su empresa, con una nueva mujer como compañera de vida.

La reportera narra los medios de transporte usados para arribar al lugar, los puntos cardinales de la procedencia. Habla del "triángulo dorado" formado en la confluencia de Durango, Chihuahua y Sinaloa. La descripción también incluye las armas portadas por los asistentes. Desde luego, no habría faltado jamás la sugerencia de que "puede ser" que allá también se haya encontrado un político, quizás dos. Claro, era absolutamente necesario mencionar que uno de ellos (cuya seguridad de presencia aún no se dio) es de extracción panista. No importa cuál sea la extracción de todos los demás: había uno de extracción panista.

¿Por qué este aparente ensañamiento en denostar a cualquier que tenga la procedencia albiazul? Sencillo: son los que "parecen" pregonar la búsqueda de la ética, la honestidad, la honradez y la verdad. Hay que demostrar hasta el cansancio que no son tales, aunque para ello haya que especular. La demostración no persigue la distribución de un hecho real hacia la mente del ser regular. No, para nada. La demostración persigue sembrar la duda. Eso es todo. Apoyarlos es "políticamente incorrecto". Son "la derecha".

La cuestión es, ¿por qué si la reportera puede llegar a la fiesta, ver cómo llega el fugitivo y sus periféricos, qué vehículos usa (por mar y tierra), el ejército, a su vez, no puede, vía centrales de inteligencia, conocer esa misma información e intervenir de una vez por todas para terminar con ese imperio escondido y cobijado en las entrañas de nuestro país? Parece ser que más de 3 toneladas de cocaína, que eran transportadas en un avión que cayó muy cerca de la ciudad de Mérida, tenían como destinatario a ese mismo fugitivo. Se sabe todo acerca del prohombre, excepto la forma de capturarlo, encerrarlo y confiscar todas sus propiedades.

Decirlo es fácil, pero hacerlo es otra cosa. ¿Se imaginan la sangre que se derramará? Habrá decenas, si es que no centenas de muertos.

Por otra parte, la amenaza del EPR se está convirtiendo para algunos ciudadanos mexicanos que pretenden estar alerta con respecto a los sucesos relevantes, en una verdadera pesadilla. La labor del EPR es a tal grado inútil para la vida positiva de la nación mexicana, que calienta el conocer los hechos y estar en condiciones de total impotencia para acabar con ellos de una vez por todas.

"Demandas" es una palabra que debería de quedar cancelada cuando quien las hace usa un fusil para obligarte a cumplirlas. El primer nombre correcto es el de delincuentes. El siguiente nombre es el de terroristas. No existe un solo aspecto en la actividad de esas personas que pueda tener un solo punto de posibilidad de negociación. Los llaman "los grupos armados". Lo están para destruir lo que consideran que puede "beneficiar su causa". Y ¿cuál es su causa? ¿Tan cortos de mente estarán que no pueden medir que los ataques a Pémex son destrucción de producto no renovable? ¿No entenderán que todo lo que se pierde, a la larga, se convierte en mayor pobreza?

Las historia, desde luego, no termina allí. Hay mucho más. En el país se vive un mar de confusión. Y la confusión no es aminorada, ni siquiera se intenta tal cosa, por los medios. Éstos en forma brutal arremeten con todo lo que su imaginación les dicta para no sonar que están a favor de Calderón o del PAN, como si estarlo fuera algo pecaminoso o algo ofensivo a los dioses del universo. Y lo peor es que, ni siquiera se trata de eso. Se trata de que entre ellos se autoprometen en forma tácita que el panismo es "yunque", es "derecha" y ¡mucho cuidado con que te identifiquen con "la derecha"! ¡Mucho cuidado! Puedes parecer de un menor IQ.

Es una verdadera estupidez la que estamos sufriendo. Porque los gobiernos panistas sólo tienen una falta: poca o nula (y además, mala) metodología para publicar sus logros o el sentido de sus gobiernos. Pueden tener los costos/beneficio más productivos para las ciudades, estados o el país, pero como suenan a "la derecha", sería pecado insinuar que las cosas estén bien. Por ello los que escriben grandes toneladas de palabras todos los días, esconden detrás de sus esforzados párrafos para no sonar en alabanza a una sola acción del gobierno federal, palabras rebuscadas para mostrar exactamente lo contrario de lo que realmente se está logrando.

Cae un Jet con 30 toneladas de cocaína, pero no es posible ni remotamente insinuar la verdadera razón por la que el avión se queda sin combustible. Claro, pasa por Tulum y no se le responde al "Santo y Seña" acordado. No puede bajar. No puede reabastecerse de combustible y tiene que seguir, a ver qué hace, a ver en dónde cae. Y sucede en Tixcocob, cerca de Mérida... Pero no se pueda ni mencionar que es parte del cerco que se está logrando. Está dando resultado y lo dará más y más cada día.

En vez de ellos se resaltan los hechos aislados que pueden insinuar palabras que hasta podrían sonar inteligentes para negar cualquier viso de éxito en los objetivos.

La reportera bailó con los narcos y vivió para contarnos la historia y hacer referencia al triángulo. Todos están re tranquilos. Seguro. Aquí nada ha pasado.


Technorati Tags: ,

No hay comentarios: