lunes, 6 de agosto de 2007

Baja California Norte toma su decisión 2007

Baja California Norte: el PAN gana con 7 puntos porcentuales arriba del PRI. El PAN gobierna ese estado desde 1989.

En 2001 el PAN ganó en Yucatán.

El estado SE VE DIFERENTE. Esperamos que dentro de 5 años por lo menos podamos decir: "se ve igual que hace 5 años". Claro, la competencia política podría provocar que dentro de 5 años se vea totalmente diferente con empresas creadas por inversionistas a los que se les convenció venir a Yucatán en vez de ir a China; con un tren magnético que transporte gente y carga de decenas de ciudades yucatecas a los principales centros consumidores de la península. Claro, eso es lo que nos gustaría ver.

Y puede ser que lo veamos. La competencia política dicta que eso sea lo que suceda.

Patricio Patrón "daba la cara" (lástima que no se dijo antes de las elecciones, lástima que no se recalcó como un dato positivo, cuando sí se recalcaron datos negativos de escaso sustento real.)

La alternancia es saludable. Nadie lo duda. La competencia política es la aliada más importante del ciudadano. Ni duda. Pero a Yucatán le faltó consolidación antes de alternar. Eso quedará claro; esperemos que ni se note.

El escaso electorado de Baja California Norte tomó una decisión congruente con lo que ellos saben que sucedió durante este tiempo transcurrido desde 1989.

El abundante electorado yucateco le soltó su poder a los (dicen por ahí) "altaneros, presumidos, apretados, perfumados, coludidos entre sí, pesados, estrictos, incongruentes". También les aplicaron el adjetivo "corruptos", porque no hay nada que más agrade a la gente que tratar de encajonar a los demás en el defecto que cada uno tiene. Y en este caso, esa "gente" se llama los que fueron oposición hasta 2007. A ellos los calificaron de corruptos muchas veces, miles de veces. De allí que se hayan esforzado en hacer que los del 2001-2007 lo parezcan también. Soltaron por doquier la dicencia malévola, las verdades a medias, las mentiras completas.

Escribir esto provoca el alud de quejas individuales de detalles que uno conoce por aquí y otro por allá. Pero, a nivel estado, a nivel región, ¿se ve o no diferente Yucatán?

Mientras en la política, el ciudadano mexicano crea que cuando un grupo llega al poder con nuestro voto, ese grupo está obligado a servir a cada uno en lo individual, estamos perjudicados en forma crónica. Uno vota por un grupo porque le confía una tarea. Desde el gobierno es imposible servir individualmente a cada uno. La tarea del gobierno es servir colectivamente con obras y acciones que produzcan el beneficio máximo posible al máximo número de personas. Esa tarea fue hecha correctamente desde 2001 y hasta el 2007 en Yucatán.

Que hablen los que en alguna forma neutral pueden dar su opinión. Es decir, que hablen esos que comparando a Yucatán con otras regiones o estados que conocen, saben que "se ve y se siente diferente".

No hay comentarios: