lunes, 26 de marzo de 2007

Xavier Abreu hace la diferencia en Yucatán

No es nada nuevo, Xavier Abreu siempre fue diferente. Concluye. Integra. Asimila. Escucha hasta el momento en que considera que es necesario. Después deja de escuchar. Para tomar una decisión, tiene en mente todos los factores. No deja un solo elemento fuera de la decisión. Sus propuestas son concisas, prácticas, útiles, evidentes (pero que no se habían visto antes).

Abreu no goza del reconocimiento que debería de tener. Algo pasa en nuestra sociedad que contribuye a oscurecer los méritos de los que sí los tienen. ¿Por qué a Xavier Abreu se le ha hecho tanto ruido de sugerencia difamatoria y maledicente? ¿Quién es su enemigo? ¿Quién no quiere que la sociedad yucateca confíe en él? ¿Por qué el intento de oscurecer esa confianza?

Yucatán tiene el beneficio de un candidato a gobernador cuyo único interés es lograr resultados en su trabajo. No hay una sola propuesta de Xavier que sea repetitiva (de la que todos dicen). Todas son, no sólo originales, sino intensivamente útiles, prácticas, factibles y realísticamente diseñadas. Menciono algunas:

  1. Educación. Veamos que las carreras que se ofrezcan sean las que efectivamente tienen utilidad en la sociedad.
  2. Caminos. Hasta el nombre de la idea sugiere algo diferente: caminos “saca cosechas”. ¡Cómo no lo pensamos antes!
  3. Educación con calidad, equidad y pertenencia. Parece evidente, pero ¿se planteó así antes?
  4. Reordenamiento del transporte público. Claro, en combinación con los permisionarios. ¿Nuevo? ¡Qué va! Lo posible será, a final de cuentas, lo que la sociedad permita. Hagamos, pues, que todos participen desde su nivel.
  5. ¿Quién les hace caso a los emprendedores solitarios? ¡Nadie! Pero ellos generan el 80% del empleo. Fondo de 100 millones para apoyarlos a generar esos empleos. Tiene sentido, ¿no?
  6. Construyen las viviendas de todos, pero ellos no tienen las suyas… ¡hagamos que esto sea posible! ¿Cuándo se tocó este tema antes?
  7. El henequén no es cadáver a menos que se insista en que sea. ¡Vamos a darle vigor para solidificar una fuente de ingreso en donde siempre lo fue!
  8. Si queremos más empleos mejor pagados, tenemos que facilitar la inversión. Está dentro del contexto lógico para elevar el nivel de vida sin dádiva o repartición mágica.
  9. La política pública por definición debe de ser transversal y garantizar condiciones de equidad. Obvio, ahora es parte de la agenda de Abreu.
  10. Redefinición de trámites para facilitarles las cosas a la industria de los restauranteros.
  11. Integrar a las mujeres al mercado laboral es aumentar la posibilidad de ingresos para ellas, pero, ¿cómo si no les damos horarios más amplios en las guarderías?
  12. El turismo es natural por nuestra ubicación y nuestras particularidades. Cancún jamás debió de haber sido divorciado de Yucatán: la carretera de paga debería de tener 10 carriles llenos. Tenemos que comenzar a cambiar la historia.
  13. ¿Por qué los pescadores no pueden tener seguridad médica? ¡Ya era hora! Es un gran compromiso, pero también algo que no puede ser postergado.
  14. Nuevamente: los pequeños negocios, los que generan el 80% de los empleos. Se planificará financiamiento, asesoría para usarlo bien y liberación de trámites inútiles.
  15. Se dice fácil, pero representa la diferencia entre ser un coordinador real y ser un político más: conectividad logística, mejora regulatoria, vinculación con la educación, seguridad como ventaja competitiva, apoyo integral a las pequeñas y medianas empresas y regionalización de la economía. ¿Cuándo estuvo tan siquiera en el vocabulario del político?

El señor Abreu tiene congruencia entre lo que dice y lo que hace a lo largo de toda su vida. Además, hoy ningún político quedará impune si falla. Se le aplicarán responsabilidades. Y es que, como se sabe que sí se les aplican, han dejado de fallar. Los que hoy están fuera del poder, ansán regresar. El PRI llama a grupos de la sociedad para tratar de convencerlos de por qué deben de regresar ellos al poder.

Patrón Laviada creó un sistema de gobierno en Yucatán. Sencillamente, ¡no existía! Esto es tan evidente que sólo no lo ve el negligente. Lo que encuentra el grupo de Patrón al llegar es algo así como el pódium del entronado en turno, con toda la información del pasado enterrada para que efectivamente nadie pueda descubrirla.

La obra supuestamente hecha por los gobiernos estatales anteriores, deja de serlo efectivamente cuando vemos que es el gobierno de Patrón el que paga la deuda del costo de dichas obras. Ningún yucateco en su sano juicio puede negar la realidad. Hay 2 maneras de hacerse bolas: queriendo o ignorando. Ninguna es válida para el ciudadano que vota.

No hay comentarios: