sábado, 2 de septiembre de 2006

La tribuna tomada en el congreso

Y finalmente está sucediendo lo que todos nos temíamos y en el fondo deseábamos con todas nuestras fuerzas que NO SUCEDIERA:

El PRD continúa con la misma calumnia: que Calderón sería un usurpador. Y basado en la mentira y en la falsedad de los hechos legales, lanza mantas y busca impedir que la toma de protesta sea en donde por decenas de años ha sido.

El PAN ahora mantendrá una sana cercanía con el presidente Calderón. Esto define a México como el principio de un régimen parlamentario, en el cual los gobernantes lo hacen con la fuerza que sus partidos les proporcionan.

Como hoy México no es una república de un partido único, que con pantomimas y faramallas se mantiene en el poder, sino una república de múltiples partidos políticos que sólo pueden llegar al poder por la vía de los votos reales, el presidente Calderón ha definido que habrá una "sana cercanía" con su partido. Y esta sana cercanía ha comenzado definiendo con claridad que la toma de protesta no tiene por qué ser en ningún otro lugar que no sea el de siempre, además de legalmente ordenado, porque Calderón es un presidente legítimo, legal, sancionado por todos los órganos encargados de estudiar el sentido de ese veredicto.

Muchos mexicanos que ahora saben que desperdiciaron su voto al haberlo colocado por la gente que se enterca en no obedecer el mandato de la ley, están arrepentidos de haberlo hecho. Esta discusión insana no tendría lugar si el margen de la victoria electoral hubiera sido mayor. Y no fue mayor porque los mentirosos mintieron también en su campaña cuando pretendieron adjudicarle a Calderón delitos inexistentes en supuesto contubernio con su cuñado Zavala; mentira, calumnia y difamación de la cual hoy nadie habla. Sólo se habla de la casi "reventada" de la elección de Fox, como si algo de lo que Fox dijo públicamente hubiera provocado un cambio de voto de un solo mexicano.

Las mantas de los perredistas en el congreso emiten mentiras, falsedades, calumnias, difamaciones, porque Calderón no es ningún usurpador, sino el presidente electo legalmente según todos los mecanismos de que constan nuestras instituciones para llegar a tal conclusión: un millón de mexicanos contaron los votos, luego otros miles de mexicanos volvieron a contar las casillas impugnadas, decenas de encuestas de salida y conteos rápidos mostraron la misma tendencia. Todo eso se les olvida o bien, si no se les olvida, hacen el berrinche y le echan la culpa a Vicente Fox, un ciudadano cualquiera, cuando habla, y por ley, hasta el 30 de noviembre a las 24 horas con 59 minutos y 60 segundos, el presidente de México.

Perredistas: el presidente de México YA NO ES el "Gran Tlatoani". Eso ya pasó a la historia. Hoy el presidente puede y debe de emitir sus opiniones con claridad y transparencia. No queremos a un taciturno hipócrita con intenciones escondidas y falta de claridad en sus convicciones. Fox es un demócrata y apoya al sistema económico que funciona en base a la democracia. Esperamos que Calderón siempre hable claro. Ni un paso atrás en la transparencia democrática.

No es posible que los perredistas puedan, IMPÚNEMENTE, levantar mantas con sentencias mentirosas, difamatorias y calumniadoras (haciendo uso de su "libertad de expresión") pero pretendan hacerle creer a los mexicanos que Fox es culpable de que no hayan ganado porque "usó su liberta de expresión".

Por desgracia los culpables primarios de esto son los medios de comunicación que en forma estúpida creyeron que hacer mediocre o negativo todo lo que haga el que está en el poder, es la mejor manera de cooperar para el bienestar de la nación. Como antes, con el PRI, los medios eran fantoches, títeres y cuando se atrevían a no serlo, se les negaba el papel o la frecuencia de transmisión, hoy se vengan echando a perder la necesidad que tienen los mexicanos de estar informados con veracidad, no con tendenciosidad. Si antes se hizo en forma tendenciosa (cosa malísima) hoy también se está haciendo en forma tendenciosa (cosa peor). ¿Por qué peor? Porque se pierde la oportunidad de que el mexicano sienta que su nación está prosperando, de que hoy las cosas son realmente mejores que ayer. Tal parece que se trata de vender noticia, no de realmente informar.

Lo que procede ahora es usar el cerebro para descartar a los medios tendenciosos y nihilistas. Queremos que denuncien con fundamento, no que especulen para provocarles obstáculos a sus adversarios políticos.

¿Quién violenta la ley?

La gente que miente con tal grado de sistematización no merece ya tener libertad de expresión.

Como no se puede hacer nada en este sentido, sólo cabe decir con fuerza:

ESTÁN EQUIVOCADOS o son MENTIROSOS INTENCIONALES los del PRD cuando dicen que "ellos (los del PAN) violentaron la ley antes imponiendo a Calderón..."

Es la mentira más grave y asquerosa de los últimos tiempos. A veces se pregunta uno por qué no puede uno escoger en dónde aparecer para no tener que compartir la nación con gentes que tienen ese grado de suciedad.

Son incapaces de entender lo que significa "democracia" en términos prácticos, en la vida de todos los días.

"Costo político": si el PRD no muere totalmente, es poruqe en México falta materia gris, falta educación, falta información, y son los MEDIOS masivos de información en gran parte los culpables de esas deficiencias.